Black Widow (2021) se suma después de muchos contratiempos al catálogo del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU), siendo la vigésimacuarta película de la franquicia. Si bien su estreno original estaba pronosticado para el 1 de mayo de 2020, la pandemia exigió postergar su lanzamiento en salas para comienzos de este año, pero nuevamente el virus hizo que se reagendara para el pasado mes de julio bajo la modalidad de estrenarla simultáneamente en salas y en la plataforma de streaming de Disney (todo lo cual tiene envueltos a la protagonista y a la casa del ratón Mickey en una inédita trifulca legal).

La entrega viene a alimentar a los adictos del género de los superhéroes creados por Stan Lee y ahonda en la historia poco conocida de uno de los Vengadores originales, Natasha Romanoff (Scarlett Johansson), más conocida como la Viuda Negra.

Dirigida por Cate Shortland, el filme muestra algunos breves pasajes de la infancia de Romanoff, pero se centra en el enfrentamiento de la rusa con sus fantasmas del pasado, mientras es perseguida por las autoridades luego de los sucesos dramáticos ocurridos en Capitán América: Civil War (2016) y antes de Avengers: Infinity War (2018).

La Viuda Negra se embarca en la misión de desmantelar la tan perturbadora como secreta Red Room, organización de la que ella misma fue víctima y que se basa en el secuestro y formación de mujeres como armas mortales, dirigida por el temible Dreykov (Ray Winstone).

Para ello, contará con la ayuda de la que fue su familia postiza a mediados de los 90s en Ohio: su padre Alexei Shostakov (David Harbour), su madre Melina Vostokoff (Rachel Weisz) y su hermana Yelena Belova (Florence Pugh).

Los 134 minutos están dominados por la acción a la que Marvel nos tiene acostumbrados, aunque con largos espacios de reflexión y sanación de parte de los personajes, con pequeños chispazos de humor y, acorde a los tiempos, con una superheroína muchísimo menos sexualizada que en entregas anteriores, condición explícita que puso Johansson para aceptar el guion.

Las actuaciones son muy correctas, pero destaca con fuerza Florence Pugh, cuya participación ha generado muchas olas, más aún cuando una escena postcréditos deja su historia interesantemente abierta y con una promesa de más acción para la recién inaugurada Cuarta Fase del MCU.

Como toda película de Marvel, Black Widow puede ser leída por sí misma y es una interesante historia de acción; pero también puede ser navegada como una pieza más dentro de toda la historia de la casa de Ironman, Capitán América, Hulk, Thor, Hawkeye, Spiderman y otros tantos. Hay frases, señales, indicios que hacen referencia a películas pasadas como también anzuelos para entregas futuras.

Pese a todo lo anterior, hay que ser sinceros frente a un hecho que hoy ya no constituye un spoiler: Black Widow es la despedida oficial del personaje tras su trágica e inesperada muerte en Avengers: Endgame (2019) y en ese sentido, la historia no está a la altura de los más fanáticos y sus críticas se han hecho sentir. Quedaron por contestar muchas interrogantes, aunque, veamos el lado positivo, todo puede suceder tras la desatada apertura de los multiversos en Loki (2021).

En Disney+.

Trailer aquí.