“Celebremos el Buen Gusto” es el título con que Arcadia Films Online conmemora un año de exitoso funcionamiento e invita al público a celebrar con una selección de cuatro interesantes films de grandes creadores del cine, disponibles desde este viernes 27 de agosto en su canal www.arcadiafilms.cl.

Esta selección “boutique” incluye el estreno en Chile del largometraje turco El Árbol de Peras Silvestre (Ahlat Agaci), del laureado director Nuri Bilge Ceylan (ganador de la Palma de Oro en Cannes por “Sueño de Invierno”), parte de la selección oficial del mismo festival en 2018 y seleccionada al Oscar como mejor película extranjera. En esta nueva producción inspirada en una historia real, nos transporta a un pequeño pueblo campesino en que Sinan (Aydın Doğu Demirkol), un novato escritor, hace grandes esfuerzos para reunir el dinero que le permitirá publicar su primera novela, pero se ve atrapado por las deudas y conflictos de su padre y su propia personalidad. Ha sido catalogada por algunos como «obra maestra». Preciosa fotografía. 188 min. Tráiler aquí.

Los otros films que componen el menú son:

­-La Chica sin Nombre (La fille Inconnue), de los talentosos hermanos belgas Jean Pierre y Luc Dardenne, nominada a mejor película extranjera en los Premios César 2016. Es un drama psicológico que se desencadena en la vida de Jenny (Adèle Haenel), una joven doctora que después de cerrar su consulta escucha el timbre, pero decide no abrir. Al día siguiente se entera de una joven inmigrante muerta sin identidad que, según las cámaras de seguridad de la zona, fue quien tocó a su puerta buscando ayuda la noche anterior. 113 min. Tráiler aquí. 

Sangre de mi Sangre, película presentada en el Festival de Venecia del 2015, con que el maestro italiano Marco Bellocchio propone una osada historia que revive la eterna discusión entre la razón y lo sobrenatural. Ubicada al norte de Italia, en un monasterio en el siglo XVII, una monja acusada de brujería -Benedetta- seduce a un joven confesor quien se niega a ceder a la tentación y da paso a una historia que revive en los tiempos actuales. Muy buenas actuaciones y toques de humor. 107 min. Tráiler aquí.

Y como broche de oro, la evocadora y mágica La Dolce Vita, obra maestra del genial director italiano Federico Fellini, ahora en una copia remasterizada en 4K. El placer de volver a disfrutar la icónica escena en la Fontana di Trevi, con Sylvia (Anita Ekberg) y Marcello (Marcello Mastroianni), filmada con bastante frío, empapados hasta media cintura. Según las anécdotas del rodaje, ella en vestido strapless, aguantó bastante mejor, mientras que el galán italiano lo pasó fatal, a pesar de llevar traje de agua bajo el traje y apoyarse con una botella entera de vodka. Otro de los problemas de la Fontana era su suciedad y “la suerte” hizo que un ejecutivo de la antigua línea aérea sueca SAS visitara el rodaje y ofreciera suministrar un colorante verde que utilizaban para realizar marcas en el mar en caso de aterrizaje de emergencia. Fellini lo aplicó en el agua de la Fontana y santo remedio.

La Dolce Vita con sus tres horas de duración, se estrenó en 1960 en el Festival de Cannes donde obtuvo la Palma de Oro, y en los Premios Oscar del año siguiente ganó en mejor diseño de vestuario y nominaciones a la mejor dirección, al mejor guion original y a la mejor dirección artística. A lo largo de su vigencia, no ha dejado de recibir aplausos, pues su relato de cómo el periodista Marcello Rubini saca a la luz la cara más comprometida e inconsecuente de la alta sociedad romana, a través del disfrute de las maravillosas vistas de la Basílica de San Pedro, sus alrededores y “vida burbujeante” de la Vía Veneto, es tan seductor como sus personajes.

Su ironía y desfachatez la rodeó de un escándalo que hoy nos parece ridículo, pero la película fue prohibida en varios países luego de que el periódico del Vaticano, L’Osservatore Romano, catalogara su contenido como obsceno, e incluso en España recién se estrenó en 1981. Los políticos de la época se sumaron también a la discusión: la Democracia Cristiana la atacó, el Partido Comunista asumió su defensa, y a Fellini se lo acusó de bolchevique, ateo y ¡traidor! Los acontecimientos sociales han equilibrado aquellos juicios apresurados y destemplados y, tal como dijera el crítico Guillermo Altares, del diario El País, se trata de «Un filme de una imaginación visual memorable y una profunda e iconoclasta reflexión crítica sobre la sociedad de su tiempo.»

Pero quizás el dato más freak de esta película es que su productor original, el famoso Dino De Laurentis, propuso para encarnar a Marcello al mismísimo Paul Newman, quien se interesó, pero Fellini lo rechazó. En fin, maravillosa y evocadora película para revisitar.175 min. Tráiler aquí.