Señor Director,

El Gobierno ha decidido remover al Vicealmirante Jorge Parga como jefe de la Defensa Nacional del Biobío. El motivo sería el respaldo público dado al cabo Leonardo Medina, funcionario de la Armada de Chile, con motivo de las infundadas acusaciones levantadas en su contra por el Ministerio Público y el INDH en su condición de conductor del camión militar que, desafortunadamente, atropelló a don Manuel Rebolledo en el contexto de un saqueo en las inmediaciones de la empresa Frigorífico Pacífico, Talcahuano. 

En sentencia dictada recientemente en la causa, confirmada por la Corte de Apelaciones de Concepción, el tribunal adquiere la convicción, más allá de toda duda razonable, que el cabo Medina no actúo dolosamente y, por consiguiente, rechaza las acusaciones en su contra como autor del delito de homicidio efectuada por el Ministerio Público y la de violación a los derechos humanos efectuada por el INDH.

Según los hechos que da por acreditado el tribunal, la víctima “resbala y cae” frente al camión militar mientras huía luego de participar en un saqueo en sector del Frigorífico Pacífico, “siendo entonces atropellado por el camión militar conducido por Medina, quien unos metros antes del atropello aplicó los frenos del camión militar sin lograr su inmediata detención y sin lograr evitar el atropello atendida la velocidad a la que se desplazaba, así como las características del camión y de la superficie por la que transitaba con dicho vehículo.”

El Vicealmirante Parga tenía razón. El cabo Medina era inocente de las acusaciones que injustamente se le formularon y, como señaló el tribunal, no existió dolo o intencionalidad en su accionar y tan sólo cabe imputarle una falta de cuidado a su conducción. 

Alejandra Cruzat, Nos Importan

Deja un comentario

Cancelar la respuesta