Un tenso primer día laboral tras el feriado de Año Nuevo se vivió en La Moneda. En un hecho inédito, la Corte Suprema debió salir literalmente a recordarle al Presidente Boric qué dice la Constitución sobre la separación de poderes del Estado. “La facultad de conocer de las causas civiles y criminales, de resolverlas y de hacer ejecutar lo juzgado, pertenece exclusivamente a los tribunales establecidos por la ley. Ni el Presidente de la República ni el Congreso pueden, en caso alguno, ejercer funciones judiciales, avocarse a causas pendientes, revisar los fundamentos o contenido de sus resoluciones o hacer revivir procesos fenecidos”, dice la declaración pública del máximo tribunal. Todo esto, gatillado por las palabras del Mandatario tras indultar al frentista condenado Jorge Mateluna. “Tengo plena convicción de su inocencia”, o “en su juicio hubo irregularidades”, fueron algunos de los dichos de Boric. Tras el “supremazo”, el Presidente –sin retractarse de sus declaraciones– dijo que compartía lo expresado por la Suprema. En El Líbero, Pepe Auth advierte: “No se puede desafiar a otro poder del Estado sin consecuencias”

Deja un comentario

Cancelar la respuesta