“He instruido decretar Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe para contar con todas las herramientas necesarias para combatir los incendios que afectan a Viña del Mar. No los dejaremos solos”. Con estas palabras en las redes sociales, el Presidente Boric se refirió anoche a la tragedia que se desató en esa comuna de la V Región. Los primeros números hablaban de más de 500 casas afectadas y, preliminarmente, dos fallecidos. La situación movilizó al Gobierno –con un rol clave de la ministra del Interior, Carolina Tohá y el subsecretario Manuel Monsalve– que desde La Moneda y la Onemi monitorearon el trabajo de civiles y uniformados que toda la noche combatieron el fuego y ayudaron a la población para poder ser evacuada.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta