Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 15 de marzo, 2020

Sergio Merino: Finanzas bajo la lupa: entre la ética y la regulación

Presidente de USEC Sergio Merino

No se puede ser un país desarrollado sin una industria financiera dinámica, profunda e innovadora, que apoye y posibilite el progreso de las familias y el emprendimiento.

Sergio Merino Presidente de USEC

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Es una buena señal que exista consenso en que la empresa no debe buscar solamente la maximización de las utilidades, sino que debe poner en el centro de su preocupación a la persona e impactar positivamente en todos los stakeholders, que cumplir la ley es el punto de partida, que toda actividad empresarial es eminentemente ética y que hay que asumir un rol social y proteger el medioambiente, anticipándose a las regulaciones.

Desde esta tribuna, USEC, Unión Social de Empresarios, Ejecutivos y Emprendedores Cristianos, ha buscado promover este paradigma y, a menudo, la mirada se centra en aquellas empresas de perfil más productivo o del comercio cotidiano.

En esta oportunidad nos hemos propuesto poner el foco en la industria financiera, que tiene un rol central en toda actividad económica y está detrás de los bienes y servicios, hasta los más elementales y que a veces damos por supuestos. No se puede ser un país desarrollado sin una industria financiera dinámica, profunda e innovadora, que apoye y posibilite el progreso de las familias y el emprendimiento. Pero no ponemos suficiente acento en el gigantesco aporte al bien común de un sector financiero sano y competitivo, que contribuya decisivamente al bienestar de las personas y sus familias.

En USEC, hemos decidido poner las finanzas bajo la lupa en el seminario que realizaremos el próximo 19 de marzo, para observar el importante rol del sector financiero para nuestra vida económica, laboral, productiva y familiar. Hemos invitado a representantes de la academia, la industria y del Estado, y debatiremos sobre un nuevo humanismo del trabajo, un capitalismo 2.0 que ponga en el centro a la persona y el bien común.

Por las características del sistema financiero, algunas críticas que recibe la industria parecieran a primera vista justificadas: posición dominante; asimetrías de información que permiten contratos difíciles de entender; la captura del cliente y la falta de movilidad; exceso de cargos y comisiones provenientes de productos o servicios cuya utilidad no se percibe en forma inmediata. Este malestar o desconfianza es posible atribuirlo, en parte, a un desconocimiento por parte de la ciudadanía de las características de los productos y servicios financieros; sin embargo, no podemos dejar de reconocer que hay situaciones de abuso (que no son necesariamente generalizadas), lo que requiere mayor  competencia y  la necesaria autorregulación de la propia industria, que le permita abordar nuevas materias que afectan a los consumidores y donde la norma no va a la misma velocidad que los cambios sociales y tecnológicos.

Avanzar en todos esto frentes requiere del desarrollo de una cultura corporativa y un clima ético que permita procesar estos entornos cambiantes. En USEC promovemos abordarlos a través de los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, que han mostrado ser eficaces tanto para formar la conciencia de las personas como para imbuir estos principios en la cultura empresarial, mejorando la toma de decisiones y evitando los actos contrarios a la ética o a las normas regulatorias.

Lo que vemos en el contexto actual, con alta volatilidad de los mercados, con condiciones de incertidumbre en muchas industrias, hace más necesario que nunca enfatizar la necesidad de una rigurosa ética en el mundo de las finanzas.

El cerco se ha ido corriendo, hay mayores exigencias y aunque las transgresiones sean individuales, la desconfianza es colectiva. Quienes tienen mayor influencia en este mercado tienen el deber ético de comprender el impacto económico y social de las decisiones que toman a diario. El desafío es formidable, porque la digitalización, la comunicación instantánea o la economía colaborativa son casi un imperativo para cualquier empresa que quiera relacionarse con los nuevos clientes, más empoderados, con poca paciencia, ávidos de transparencia y sostenibilidad, sin que por eso quieran renunciar a los beneficios de una economía libre, competitiva y abierta. Allí queremos poner la lupa y descubrir las experiencias de personas que viven la actividad financiera como una noble vocación.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: