Dos viernes han transcurrido desde que el Presidente Gabriel Boric asumió el poder, y en ambos hubo manifestaciones en Plaza Italia. Hoy, Día del Joven Combatiente, la prueba del gobierno en materia de orden público no será poca. Esto ocurre a la luz de los más recientes resultados de la encuesta Cadem, según los cuales el nuevo Mandatario ha «ganado» en sus primeros 15 días en La Moneda 10 puntos de rechazo. Su desaprobación se ubica ya en 30%.

«Si Boric no resuelve pronto la violencia va a regresar a su 25,8% de apoyo inicial», aseveró al respecto el exdiputado y experto electoral Pepe Auth, en el Podcast Electoral de El Líbero.

El porcentaje al que se refiere Auth es el correspondiente al de los votos que obtuvo el ahora Jefe de Estado en la primera vuelta electoral, en la que alcanzó un total de 1.814.809 sufragios, los de sus electores duros. En el balotaje, frente a José Antonio Kast, llegó a 4.620.671 votos.

Esos 2.805.862 votantes que apostaron por Boric en la segunda vuelta, pero que no lo hicieron en la primera, son los que, en criterio de Auth, podrían quitarle más rápidamente su aprobación si no controla las calles.

«Esos son votos prestados por el rival, porque muchos no querían votar por Kast, y por los segundos aliados, los que tenían otra candidatura y luego votaron por Boric porque fue el que pasó frente a Kast (…) Parte no menor de aquellos que se sumaron en segunda vuelta a Boric lo hicieron pensando que era mejor garantía de paz social que su oponente», explicó el exdiputado.

Otro dato importante que arrojó la encuesta en cuestión, advirtió Auth, es que 64% de los consultados se mostró en desacuerdo con el proyecto de Amnistía que favorecería a los detenidos en las manifestaciones de octubre de 2019 y que es impulsado desde el Gobierno.

En la «radiografía interna de ese rechazo» Auth destaca que 37% viene de los que se definen de izquierda. Esa es, asegura, «la novedad», que la desaprobación del Presidente viene «de su propio sector, del más duro».

Sobre este asunto también se pronunció Darío Paya: «No son muchos los temas en los que un 60 y tanto porciento está de acuerdo con tanta claridad como en este».

«Libertad dominical para dos personas condenadas por quemar vivos a un par de ancianos (los primos Tralcal, sentenciados por el homicidio del matrimonio Luchsinger-Mackay) y no perseverar en querellas respecto de alguien que tiró una bomba molotov al interior de un vehículo policial son cuestiones que quedan de otro lado del sentido común», ejemplificó Paya.

El «problema» de Boric: Una coalición y dos posturas frente a la violencia de calle

«El problema de Boric es que tiene una coalición a la que le hace asco encarar el tema de la necesidad de orden y que ha cultivado una tolerancia a la violencia política como expresión, así como al uso de la fuerza, aún cuando esta sea proporcional», aseveró Auth respecto a la situación que se le presenta al actual Mandatario para tomar medidas de control de orden público.

«Ya se observa el discurso del subsecretario de Interior, Manuel Monsalve, y el de Prevención del Delito, Eduardo Vergara, en materia de seguridad, y el reflejo de la ministra de Bienes Nacionales, Javiera Toro, o la ministra de la Mujer, Antonia Orellana, que siguen actuando como cuando el responsable del orden era otro. El problema es que ya no hay otro al cual exigirle represión con respeto a los derechos humanos», agregó.

Precisamente la pronta aparición de fisuras en la coalición de gobierno es uno de los principales riesgos que debe afrontar el Mandatario.

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Da esperanza que empiecen a hablar las personas sensatas que quieren el bien de todo Chile y no de los que mas gritan, la CC está sembrando odio entre los chilenos y eso nos puede costar muy caro, basta recordar lis años 60 y 70 cuando se quiso imponer un modelo a la fuerza y caimos en un golpe militar que fue la única salida, con su secuela que todos conocemos, basta ya de imponer un Constitucion que nos dividirá

Deja un comentario
Cancelar la respuesta