COLUMNAS DE OPINIÓN

Pablo Valderrama

Director Ejecutivo Idea País.
Las tensiones que ambos extremos -el populismo nacionalista y el progresismo liberal- generan, nos obligarán a barajar nuevamente el eje de la discusión política. No se tratará, en consecuencia, de un debate entre derechas e izquierdas, sino entre extremos y posiciones moderadas, pues, aunque equivocadamente se crea desaparecida, dicha polarización ha dejado a la deriva a un inmenso espacio moderado y razonable que todo político debiese apreciar.
Seguir leyendo