COLUMNAS DE OPINIÓN

Jorge Martínez

Académico UC

La arrogancia exhibida por la Señora K mientras se le leían los gravísimos cargos, muestra su seguridad de que, muy probablemente, no pasará nada. (…) Pero lo que ella no prevé, lo que podría terminar de una vez por todas con este modo ominoso de entender la política, posiblemente sean las redes que, a la manera en que lo hacían los gladiadores romanos, los argentinos terminen arrojándole para inmovilizarla.

Seguir leyendo