COLUMNAS DE OPINIÓN

Enrique Subercaseaux

Director Fundación Voz Nacional

Ante la velocidad del desarrollo de la informática, es claro que las estructuras tradicionales en el mundo están o ya caducas, o en vías de ello. Esta mutación y su ritmo vertiginoso significa, directamente, que los gobiernos no dan abasto, no comprenden la nueva fenomenología y no pueden encauzar inquietudes ciudadanas ni legislar para ir hormando un proceso en recurrente evolución.

Seguir leyendo