Una toma, no efectuada por estudiantes, sino una toma laboral realizada por los propios profesores, se vivió por tres días en el mejor liceo municipal del país, el Augusto D’Halmar, único establecimiento público que después de la Prueba de Transición realizada a mediados de este año figuró de octavo en la lista de las mejores 10 instituciones educativas de Chile, junto a 9 colegios particulares de élite.

«Hemos decidido hacer una toma del establecimiento, como forma de protesta ante la imposición, por parte de la Corporación, de una directora que nada tiene que ver con nuestra institución. Esta toma no implica en ningún caso el cese de nuestras labores como docentes, administrativos o funcionarios, ya que todas las actividades del liceo se seguirán desarrollando de forma regular y según cronograma».

Así lo advertía el Sindicato del Liceo Augusto D’Halmar en una carta fechada el 20 de diciembre, que figura en la página web del colegio, ubicado en Ñuñoa, comuna a cargo de la alcaldesa Emilia Ríos, de Revolución Democrática, partido que forma parte del Frente Amplio. Por tratarse de una institución pública, es ella la sostenedora del colegio.

Las razones por las cuales se abrió el sumario son motivo de polémica. Los docentes insisten en que fue por las fechas de matrícula de los repitentes. La alcaldesa, que se refirió al asunto ante el Concejo Municipal, habló de otras razones: A algunos apoderados les «habrían ofrecido pasar de curso a sus hijos que estaban en condición de repitencia», siempre que los retiraran de la institución.

«Hemos sido por seis años consecutivo el mejor colegio público de Chile y creo que la historia de este proyecto educativo y de esta dirección no merecen este trato ni menos terminar así», asevera en entrevista con El Líbero Sebastián Bravo, presidente del mencionado sindicato, quien explicó que la toma concluyó el jueves 22 de diciembre.

Matrícula de repitentes: ¿Les ofrecieron «cambiarles las notas» o son «pretextos» de la Municipalidad?

De acuerdo con un comunicado, firmado por la alcaldesa de Nuñoa, «se estableció la necesidad de establecer un proceso sumarial» en contra del director de la institución luego de que recibieron «numerosos reclamos y denuncias formales por la denegación de derechos a (…) estudiantes del Liceo D’Halmar (…), a quienes se les habría negado la matrícula por ser repitentes por primera vez».

En el documento, divulgado a la comunidad educativa del Liceo Augusto D’Halmar, que a su vez fue entregado a este medio desde la municipalidad cuando se solicitó información sobre la situación del liceo, se indica que «en las denuncias se manifestaron además otro tipo de situaciones que, de ser efectivas, son de la máxima gravedad ya que podría constituirse un delito de falsificación de instrumento público». Sin que en el documento se especificaran cuáles.

Durante su intervención en la sesión del Concejo Municipal del 21 de diciembre, la alcaldesa sí explicó cuáles habrían sido las situaciones que, de ser ciertas, podrían constituir el referido delito.

Ríos advirtió que la información previa a la apertura del sumario se recopiló en 15 denuncias recibidas entre el 9 y el 12 de diciembre por parte de «apoderados que habrían sido citados por el director» del Liceo Augusto D’Halmar, cuyos hijos estaban en condición de repitentes.

«Todos estos casos señalan que el día 9 de diciembre habrían sido citados a una reunión en el liceo, habiendo sido atendidos entre las 9:00 de la mañana y las 11:30 de la noche, indicando una serie de situaciones de carácter grave. Básicamente (…) cambiarles las notas para que no repitieran, a cambio de que se retiraran del establecimiento», dijo Ríos.

El Líbero intentó sin éxito conversar con Andrade. Personas cercanas al director actualmente suspendido indicaron que probablemente realizaría un punto de prensa después de conocerse los resultados de la prueba PAES, lo que está previsto para el 3 de enero.

«El liceo no se niega ni opone a ninguna investigación en materia administrativa, siempre y cuando se tomen en cuenta todos los antecedentes antes de tomar decisiones de forma unilateral, toda vez que los pretextos sobre no matriculas de repitentes resultan inexistentes e injustificados, dado que las fechas fijadas por Mineduc del 27 al 30 de diciembre, es un espacio que aún no se cumple».

Lo anterior lo indicó el sindicato en un comunicado fechado el 21 de diciembre, del que se desprende que según la postura de los docentes, el procedimiento contra el director se abrió, no por un ofrecimiento en el cambio de las notas de los repitentes, sino por no haberlos inscrito, como supuestamente querían algunos apoderados, en fecha previa a la fijada por el Ministerio de Educación.

El Centro General de Padres del colegio emitió un comunicado, que también está en el portal web del liceo, en el que ruegan a la las autoridades municipales de educación que reevalúen la decisión en contra del director.

En el texto aseguran que la medida fue tomada con base en denuncias de apoderados que «no comprendieron la instancia administrativa de matrículas para alumnos repitentes que se había indicado para los días 27 y 28 previa entrevista con el director para evaluar las circunstacias de repitencia y posibilidad de cupos asignados por el ministerio para estos alumnos».

En cuanto a lo supuestamente ocurrido con los repitentes indican: «Fue considerada la situación de alumnos a los que solo les faltaban décimas para aprobar, dejando abierta la posibilidad de cambiar a los alumnos o mantenerlos en el liceo permitiendo su repitencia voluntaria». 

Personas que forman parte del plantel aseguraron que la matrícula de los repitentes se efectuó con normalidad desde el lunes 26 de diciembre. El reglamento interno del liceo establece que los estudiantes que no hayan aprobado tienen derecho a repetir el curso en ese mismo establecimiento por al menos una vez.

Directora de Educación de Ñuñoa estaría ejerciendo como directora subrogante del Liceo Augusto D’Halmar

Una segunda polémica, además de la del manejo del proceso de los repitentes, se generó en el liceo una vez que el director quedó suspendido y se dio el nombramiento de uno subrogante.

Docentes de la institución le aseguraron a El Líbero que desde el 22 de diciembre asumió el rol de directora subrogante del Liceo Augusto D’Halmar, Denisse Chomalí, actual directora de Educación de la Municipalidad de Ñuñoa, cargo que también ejerce en calidad de subrogante.

«Acá estamos todos muy tensos. Hay una inestabilidad laboral y emocional en la institución», indica uno de los profesores, que pide que su nombre se mantenga en reserva.

«Ella (Chomalí) está ejerciendo dobles funciones. De hecho parte de su equipo de trabajo está acá, instalado en el colegio. Ha tenido diálogo solo con los directivos, les dijo que funcionáramos igual que siempre, pero hasta el momento no ha habido ninguna señal hacia los profesores», advierte esa misma persona.

En el liceo las clases ya culminaron y actualmente el personal docente se encarga de labores de proyección, cronogramas y planificaciones para el próximo año.

Se había nombrado a otra directora subrogante que duró un día en el cargo

Antes del supuesto nombramiento de Chomalí como directora subrogante del Liceo D’Halmar -lo que habría sido llevado a cabo el jueves 22 de diciembre por Anita Quiroga, secretaria general de la Dirección Municipal de Desarrollo Social de la Municipalidad de Ñuñoa, según relataron personas que pertenecen a la institución-, la propia directora de Educación había encargado de la dirección del colegio a alguien ajeno al establecimiento educativo.

Durante su uso de palabra en el Concejo Municipal, la alcaldesa de Ñuñoa se refirió a este nombramiento. «El martes 20 de diciembre se nombra como directora subrogante del liceo Augusto D’Halmar  a la jefa UTP del Liceo República de Siria, Marcia Bañados, la cual fue presentada a todos los funcionarios del liceo por la directora de Educación, Denisse Chomalí, informando que quedaba como directora del liceo, con todas las facultades legales y prerrogativas que le corresponden», relató.

«Lamentablemente la directora Marcia Bañados, a quien le mando un saludo y agradezco su disposición para este proceso que no es para nada sencillo, ese mismo día, martes 20 en la tarde, nos envía un informe de lo que sucedió en su día como directora y básicamente nos presenta su renuncia al cargo porque se encontró con una hostilidad activa de parte de los docentes, quienes le habrían manifestado que no iban a colaborar con ella en el proceso de instalación mientras estaba subrogando al director que está suspendido», agregó.

El sindicato del colegio, en el ya mencionado comunicado, había pedido públicamente que fuese otro el subrogante: «Solicitamos que se reconozca como director de forma temporal al funcionario que le corresponde según antigüedad y las jerarquías internas del liceo -en este caso el inspector general Luis Poblete Moreno-, mientras se investigan los hechos administrativos que correspondan». 

«La actual Corporación decidió realizar un sumario, donde de forma unilateral designa temporalmente, a una directora que no trabaja ni ha trabajado en nuestro liceo, sin considerar las jerarquías internas ni la opinión de los trabajadores del liceo», indican en el documento.

El Centro de Padres y Apoderados, en su comunicado, se pronunció en ese mismo sentido. «Rechazamos la ordenanza que suspende a nuestro director Jaime Andrade de su cargo y la designación de una directora subrogante ajena al liceo de forma injusta e innecesaria y apoyamos la moción de los profesores de dar continuidad Directiva según jerarquía interna del liceo, respetando antigüedad del estamento de profesores, apoyando la continuidad de nuestro proyecto educativo», de indica. 

Problema adicional: Reducción en el pago de un bono a los docentes del Liceo Augusto D’Halmar

El pago de un bono que según el sindicato, debía calcularse a 9.800 pesos por hora de clases, y que se canceló a 5.000 pesos por hora, es otro asunto por el que desde el Liceo Augusto D’Halmar debaten con la Municipalidad de Ñuñoa.

«Unilateralmente la actual Corporación de Desarrollo Social de Ñuñoa redujo de forma sustancial el Bono de gestión administrativa, acordado y pagado desde el año 2003, afectando nuestros ingresos, que son remunerados en un valor por hora de los más bajos del país, a pesar de que los resultados académicos han sido óptimos en la comuna y, en especial, en nuestro liceo».

Lo anterior forma parte del referido comunicado del sindicato. «Solicitamos también que se restituya el Bono de gestión administrativa de forma íntegra, retroactiva y reajustable por los años 2021 y 2022», se indica en el documento.

En cuanto a este tema también se refirió la Corporación Municipal de Salud y Educación de Ñuñoa en la comunicación que divulgaron ante la comunidad educativa: «En relación con la denuncia del no pago de ciertos Bonos de gestión mencionados por los docentes, cabe puntualizar que es prerrogativa del empleador respectivo la definición de los criterios de pago de este u otro tipo de bonos».

Deja un comentario

Cancelar la respuesta