El martes en la madrugada fue detenido en Curanilahue Rodrigo Ormeño, “El Mentolato”, señalado por ser uno de los líderes de las bandas que se dedican al robo de madera en la Macrozona Sur del país. Y en el gobierno del Presidente Gabriel Boric no tardaron en destacar el hecho, haciendo referencia a que por primera vez se podrá aplicar la recientemente publicada Ley 21.488, que tipifica este delito

“Este es el primer caso que va a caer dentro de la nueva ley. Por lo tanto, el robo de madera ya no va a ser simplemente una falta, sino que va a ser un delito”, señalaba con firmeza la delegada presidencial del Biobío, Daniela Dresdner.

Subsecretario Manuel Monsalve

Horas después, desde la región de Valparaíso, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, remarcaba el mismo hecho: “Hay que recordar que en septiembre se firmó la promulgación de la ley del robo de madera, el 27 de septiembre se publicó en el Diario Oficial. Esta detención que se produce anoche, y que considero muy importante, se da en un nuevo contexto jurídico. Se da en otro marco. En otras condiciones pudo ser considerado una falta y estas personas liberadas”.

Y tuvo razón el subsecretario. Gracias a esta ley, “El Mentolato” y los otros dos individuos que lo acompañaban, fueron formalizados y quedaron con medidas cautelares de firma quincenal, arraigo nacional y prohibición de acercarse al predio y a las víctimas, tal como lo solicitó la Fiscalía. También se fijó un plazo de cinco meses para investigar.

Si bien a la Delegación Presidencial, como parte querellante, se le negó la cautelar de prisión preventiva, abogados y parlamentarios de la zona señalan que ya es un tremendo logro que se haya formalizado a Ormeño. «Sin esta ley capaz que ni lo hubieran detenido», señala el diputado Miguel Mellado (RN) a El Líbero. Una ex autoridad, en tanto, sostiene que sin esta ley «jamás lo habrían formalizado. Con suerte lo habrían detenido, hubiese quedado bajo apercibimiento y lo habrían mandado para la casa».

Pero 11 meses y 20 días antes de la detención de “El Mentolato”, el actual subsecretario Monsalve no era un entusiasta de esta nueva ley que tipifica el robo de madera. De hecho, ese 12 de octubre de 2021, cuando era diputado, rechazó en general el proyecto en la sala de la Cámara.

También lo hicieron el actual Presidente Gabriel Boric, los hoy ministros Giorgio Jackson, Camila Vallejo y Maya Fernández, y el flamante jefe del segundo piso, Miguel Crispi.

El origen del proyecto

El 19 de enero de 2021, un grupo de diputados de ChileVamos –Diego Paulsen, Gonzalo Fuenzalida, Cristhian Moreira, Miguel Mellado, Sebastián Torrealba y René Manuel García- y del Partido Radical -José Pérez y Fernando Meza- presentaron una moción para tipificar el delito de robo de madera.

El texto era bastante similar al que había ingresado el gobierno del Presidente Sebastián Piñera y que había sido rechazado por la entonces oposición meses antes en el Senado.

En su argumentación, el proyecto de los diputados señalaba que el robo de madera en troza “es evidentemente una de las formas más lucrativas de crimen organizado en la Macrozona Sur de nuestro país” y que por eso lo que se buscaba era modificar el Código Penal “con el fin de crear un título especial dedicado al robo y hurto de madera, con figuras y normas que den cuenta de las particularidades de esta clase de conductas”.

Asimismo, proponía modificar el Código Procesal Penal “con el objeto de permitir el uso de técnicas especiales de investigación”.

Vallejo le da un portazo al proyecto de robo de madera en la Comisión de Constitución: “Una criminalización total”

El primer paso que tuvo que sortear el proyecto fue la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, que en ese entonces integraba Camila Vallejo.

La ex diputada del Partido Comunista y hoy ministra de la Secretaría General de Gobierno, según consta en la historia de la ley, cuestionó que se buscara crear una figura delictiva autónoma y que el proyecto sancionara “al que sea habido en predio ajeno, en faenas destinadas a la tala de árboles”, pudiendo recaer en quien no tenga la intención de cometer este delito. A su juicio, la iniciativa era “una criminalización total”.

Asimismo, señaló que ya existían normas que permitían sancionar el robo de madera. Por esa razón, votó en contra de la iniciativa junto a otros diputados de oposición.

Sin embargo, la iniciativa igual se terminaría aprobando por mayoría en esa instancia.

El rechazo en sala del Presidente Boric y las otras figuras de su gabinete y el segundo piso

El proyecto llegó el 12 de octubre de 2021 a la sala de la Cámara de Diputados, día en que también se sometió a votación en general.

Por parte del Frente Amplio, hablaron los diputados Miguel Crispi y Gonzalo Winter.

Miguel Crispi

El actual jefe de asesores del Presidente Boric dijo que “este es un muy mal proyecto, porque no tipifica, porque eleva ligeramente las multas, pero por sobre todo porque genera un procedimiento que es bastante dudoso: determina la culpabilidad de una persona que porta madera o trozas de madera sin tener la respectiva guía de despacho. Ese es el asunto: la guía de despacho. Todos quienes trabajan en transporte entenderán qué es una guía de despacho. En este caso, si una persona no porta la guía de despacho, esto presupone su culpabilidad; o sea, es un procedimiento bastante rápido, que ataja la presunción de inocencia si una persona no tiene la guía de despacho”.

A juicio de Crispi, el proyecto cumplía “una función ideológica, pero también es evidente que tiene un fin electoralista. Hacen gárgaras con un proyecto muy malo diciéndole a la gente que así se va a resolver un problema real, como es el robo o hurto de madera”.

Sin embargo, abogados que están familiarizados con este tipo de causas señalan que de haber aplicado íntegramente la nueva ley incluso se habría podido lograr la prisión preventiva de Ormeño.

El artículo 448 octies de la ley sanciona con la pena de presidio a quien falsifique o haga uso de documentos falsos para obtener guías o formularios para trasladar o comercializar madera de manera ilícita. En el caso de los detenidos en Curanilahue se determinó que llevaban documentación falsa.

«El Ministerio Público pudo haber formalizado a Ormeño por ese delito. Así se hubiesen agravado las penas y hubiese permitido al tribunal haber optado por la prisión preventiva», aseguran.

Por su parte, el diputado Winter acusó que el proyecto se estaba tramitando de forma rápida “porque ayuda a la industria forestal, que, sin duda, genera mucho empleo, pero que, además de haber usurpado territorios, destruye el medio ambiente, aniquila el bosque nativo e intensifica la crisis hídrica que estamos viviendo. Y esto, no a vista y paciencia de un Estado permisivo, sino con la activa promoción de un Estado oligarquizado”.

“Lo que hará esta ley es reforzar el Estado policial en La Araucanía”, complementó.

Al momento de la votación, el proyecto finalmente fue aprobado por 89 votos a favor, 45 en contra y ocho abstenciones, pasando al Senado.

Sin embargo, entre los votos en contra figuraron los de Boric, Vallejo, Jackson, Fernández, Monsalve y Crispi.

En tanto, la actual ministra de Minería, Marcela Hernando, decidió abstenerse.

La reactivación del proyecto de robo de madera

Desde esa aprobación en la Cámara en octubre de 2021, el proyecto estuvo congelado en el Senado sin avanzar. Recién el 5 de julio de este año, tras el aumento desenfrenado de casos de violencia en la Macrozona Sur, el gobierno le puso suma urgencia a la iniciativa e ingresó una serie de indicaciones que apuntaban a generar diferencias entre el robo de madera aislado y pequeño en tamaño y valor, versus uno que tenga como objetivo financiar el crimen organizado. De esta forma, se logró su aprobación en el mes de agosto.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta