Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 18 de octubre, 2017

Reconstrucción de Atacama, la última batalla política del senador Prokurica, que se retira del Congreso tras 28 años

Autor:

Uziel Gomez

Critica la lenta reconstrucción de las comunas afectadas; dice que las obras de mitigación y estudios de riesgo aún no se hacen, que la Presidenta anunció inversiones por US$1.500 millones pero que sólo llegaron US$500 millones y que se depositó dinero para los damnificados en bancos en EEUU. "Tremendo engaño y enorme ineficiencia", acusa el parlamentario RN.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

31 personas fallecidas, 49 desaparecidos y 8 mil viviendas destruidas dejó en marzo de 2015 el peor temporal en décadas en la zona norte del país (Antofagasta, Atacama y Coquimbo), y que generó los mayores daños en las comunas de Copiapó, Chañaral, Alto del Carmen, Tierra Amarilla y Diego de Almagro, en la Región de Atacama.

La Presidenta Michelle Bachelet debió decretar estado de excepción constitucional de catástrofe para dicha región, lo que significó que las Fuerzas Armadas tomaran el control del orden público y se declarara toque de queda, a causa del riesgo de saqueos y robos.​

A 60 meses de dicha catástrofe, que se repitió en mayo pasado pero con menor intensidad, el histórico senador de la zona, Baldo Prokurica (RN), hace un crítico diagnóstico del proceso de reconstrucción que aún no concluye, y en el que hay familias viviendo en casas de emergencia y con baños químicos.

Esta será la última gran batalla política del parlamentario, nacido y criado en la región, quien se retirará del Congreso en marzo próximo tras 28 años de labor, luego de que fuera electo diputado entre 1990 y 2002 y senador desde entonces.

Es extensa la lista de temas que critica Prokurica de la reconstrucción, lo que lo llevó, incluso, a presentar un recurso de protección en contra de diversas autoridades de Gobierno por la no entrega de bonos de enseres a los damnificados.

Los US$500 millones de la reconstrucción que se fueron a un banco en Nueva York

Un reciente informe de la Contraloría dejó en evidencia que los US$1.500 millones que prometió la Presidenta Bachelet para la reconstrucción se redujeron a US$508 millones, pero que durante todo 2015 no se gastó un solo peso en los damnificados, sino que ese dinero se depositó en una cuenta de la Tesorería General de la República a través de Banco Estado NY como parte de inversiones en dólares.

“Aquí estamos ante una actitud indolente, de falta de transparencia y de incumplimiento de la ley”, reclama el parlamentario, ya que la propia Contraloría informó que los recursos utilizados en la emergencia y reconstrucción se obtuvieron por reasignaciones de otros servicios públicos.

El parlamentario aclara que no puede afirmar que haya “delito” en la desviación de los recursos hacia el extranjero, porque no tiene evidencia al respecto, pero lo que “sí puedo probar es que hay una total falta de afecto y desconsideración total por la gente, porque esas platas en vez de ir en su beneficio se fueron a EEUU”.

El Congreso aprobó una ley especial que permitía transferir US$508 millones de la ley reservada del cobre, y que el Ejecutivo debía rendir informes semestrales a la Contraloría, los que no se habrían entregado, según el senador, por lo que se desconoce la real situación de la reconstrucción.

“Hasta el día de hoy, dos años y siete meses después, la gente sigue viviendo en casas de emergencia y usando baños químicos. Ni siquiera el Ministerio de Obras Públicas ha hecho los estudios de inundabilidad sin los cuales no se puede reconstruir, y la mayoría de las obras importantes están programadas para 2018, cuando ya no estará este gobierno. Todo ha sido una gran mentira y los que han pagado las consecuencias son las familias damnificadas”, denuncia Baldo Prokurica.

Entre las obras que menciona está la construcción de viviendas, puentes y de acueductos que permitan encausar futuras inundaciones. De hecho, acusa que en las últimas lluvias de mayo colapsaron unas tuberías instaladas por el gobierno, ya que eran muy pequeñas y estaban tapadas.

“En dos años no han sido capaces de retirar un puente ferroviario que fue el que inundó el centro de Copiapó. Es una muestra más del abandono en que está la región. Ha habido un tremendo engaño y una enorme ineficiencia”, señala Prokurica y asegura que la deficiente reconstrucción le costó el puesto al anterior intendente, Miguel Varas.

Aportes privados en la mira del senador

Otro tema nebuloso y respecto del que pide total transparencia es sobre los aportes que privados han realizado a la fase de emergencia y reconstrucción de las comunas dañadas, ya que las autoridades “nunca han rendido un arqueo claro”.

Prokurica recuerda que la Cámara Chilena de la Construcción traspasó US$5 millones, empresas mineras entregaron $1.200 millones al entonces alcalde de Chañaral, Héctor Volta, y otra empresa entregó un cheque de $800 millones, en una ceremonia pública, pero que después las autoridades afirmaron que el dinero era “simbólico”.

“Queremos saber en qué se gastaron esos dineros, no vemos obras por esos montos, queremos saber cómo calzan con las platas del Estado”, concluye.

El positivo balance de las autoridades

Pero contrario a las críticas del senador opositor, el gobierno saca cuentas alegres en la reconstrucción, y a marzo estimaba un avance del 41%.

Según el balance realizado por la Intendencia, se han invertido $200 mil millones y los servicios de agua potable, alcantarillados y conectividad terrestre funcionan con normalidad.

Los esfuerzos han estado centrados en la construcción de piscinas decantadoras y barreras de contención. “Ha habido un esfuerzo grande en materia de obras de mitigación, pero todavía preliminares. Estamos avanzando en los diseños de las obras definitivas, en esto no podemos cometer errores porque son construcciones de envergadura”, prometió el entonces intendente, quien dijo que las obras de mitigación comenzarán a construirse en 2018.

Respecto de las viviendas, a septiembre, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo informó que de las 7.976 familias damnificadas 6.421 han recibido una solución habitacional, lo que equivale al 84%. Hay otras 980 casas en construcción y falta por iniciar las obras de 193.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: