Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 22 de septiembre, 2015

Quién es el nuevo fiscal del caso Caval: Condenó a machi por crimen del matrimonio Luchsinger pero no cree que haya un “conflicto mapuche”

Autor:

Uziel Gomez

Sabas Chahuán decidió sacar temporalmente a Luis Toledo de la investigación que involucra al hijo y nuera de la Mandataria por su postulación a fiscal nacional, y en su reemplazo nombró al fiscal jefe de la Araucanía, que tramita casi tres mil causas más que el organismo de O'Higgins.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El fiscal nacional, Sabas Chahuan, decidió sacar temporalmente del caso Caval al fiscal regional de O’Higgins, Luis Toledo, y nombró en su reemplazo al persecutor de la Araucanía, Cristián Paredes Valenzuela.

Chahuán tomó la decisión luego de que el propio Toledo le propusiera salir hasta noviembre de la investigación que involucra al hijo y la nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, mientras la Corte Suprema define la quina de postulantes –en la que él participa- y la propia Mandataria elija al nuevo fiscal nacional. El período actual de ocho años de Chahuán vence el 30 de noviembre próximo.

Las razones de Toledo fueron “cautelar la imagen pública de la institución, evitando interpretaciones que puedan afectarla, promoviendo la transparencia y la confianza ciudadana en las actuaciones que en la causa puedan decidirse en ese lapso”.

Y es que su postulación a fiscal nacional, entre una decena de candidatos, generó una polémica entre constitucionalistas respecto de si la Mandataria debería inhabilitarse en dicho nombramiento. Por esa razón el abogado querellante en el caso Caval, Mario Zumelzu, le solicitó a Chahuán la inhabilidad de Toledo, argumentando que ello afectaba la investigación.

Diligencias pendientes en el caso Caval

El cambio se produce, además, en el contexto de que el propio Toledo había anunciado que el próximo mes comenzarían las formalizaciones de los imputados, y de las pericias que realiza la PDI al computador que usó Sebastián Dávalos como director sociocultural de la Presidencia, para recuperar su información luego de que éste la borrara sin respetar el protocolo respectivo del Gobierno.

En la causa, además, hay importantes aristas aún por esclarecer, diligencias que realizar y declaraciones relevantes que tomar, como la del socio de Natalia Compagnon en la empresa Caval, Mauricio Valero. 

Rodrigo Lazo, ex fiscal durante 11 años, explica que el cambio de fiscal significa que Paredes deberá viajar a Rancagua para dirigir las diligencias pero que debiera mantener al equipo que ha trabajado con Toledo desde que tomó la causa en febrero pasado.

«El cambio de fiscal no tendría impacto en la causa si se mantiene el mismo equipo de Toledo, pero si Paredes nombra un fiscal adjunto de Temuco sería un error, porque afectaría la investigación. No se explicaría un cambio en el equipo que integra el fiscal adjunto Sergio Moya«, señala Lazo.

Perfil del nuevo fiscal del caso Caval: Especialista en delitos económicos

Fiscal Cristian ParedesDel abanico de fiscales regionales que tenía Chahuan para traspasarle la emblemática y mediática causa, escogió a Cristián Paredes, fiscal jefe de la Araucanía, quien asumió el cargo en agosto de 2013.

El abogado de la Universidad de Chile, de 41 años, se incorporó al Ministerio Público en 2001 como fiscal adjunto en la comuna de Nueva Imperial. Luego trabajó en Pitrufquén y a Temuco llegó a fines de 2004, donde se desempeñó como jefe de la unidad de robos y de delitos económicos y de corrupción. Fue en esa labor que Chahuán lo reconoció como “uno de los mejores fiscales del país en la especialidad de delitos económicos, crimen organizado y lavado de dinero”.

En 2012 el fiscal nacional lo volvería a distinguir como el persecutor “más destacado de la Araucanía, por su vocación profesional, cercanía con las víctimas, eficiencia en la persecución criminal, relación con la comunidad y valores institucionales”.

Pero su mayor prueba de fuego vendría al ser designado fiscal regional en agosto de 2013 y tomar el caso en pleno juicio del asesinato del matrimonio Luchsinger Mackay, ocurrido en enero de ese año. Paredes logró que la justicia condenara a 18 años al machi Celestino Córdova, el único imputado del crimen, pero no pudo llevar ante los jueces a otros seis involucrados por falta de pruebas suficientes.

Ante el fallo de confirmación de la Corte Suprema, el fiscal de Temuco dijo que esperaba “que, en parte, pueda ayudar a mitigar el dolor que ha sufrido la familia, aunque sabemos que nada ni nadie podrá devolverles a quienes perdieron”.

El fiscal Paredes también logró una condena de 15 y 10 años de cárcel en contra de Fernando Millacheo Marin y Cristián Pablo Levinao Melinao, respectivamente, por los ataques a dos pequeños parceleros en la comuna de Ercilla.

Sin embargo, en la investigación por la muerte del sargento de Carabineros Hugo Albornoz Albornoz, no pudo acreditar los cargos de asesinato en contra del werkén Daniel Melinao, quien quedó absuelto en el Tribunal Oral en lo Penal de Angol, y para quien la fiscalía había pedido 31 años de prisión.

Otra de las causas que le tocó litigar fue el ataque incendiario a un vehículo de Tur-Bus y a tres camiones en julio de 2009, pero la audiencia de preparación del juicio fue suspendida 24 veces y todos los imputados fueron absueltos.

Paredes es crítico de la investigación policial  y no cree en el “conflicto mapuche”

“Quiero dejar en claro que esta fiscalía no investigará casos asociados al denominado conflicto mapuche. Esto, porque para mí es un despropósito hablar del conflicto mapuche. Hay sí situaciones o hechos de violencia que se cometen por algunos y que se jactan de cierta representatividad que carecen, pero la realidad es que la mayoría del pueblo mapuche quiere vivir en paz”.

Así explicaba el fiscal Paredes en enero de 2014 su posición sobre el conflicto que se vive en la Región de la Araucanía, quien también desestimó acusaciones de su antecesor en el cargo, Francisco Ljubetic, respecto de que las FARC de Colombia estaban entrenando a los violentistas de la zona.

En su cuenta pública de julio del año pasado, Cristián Paredes se quejó de “ciertas falencias de una u otra policía” en las investigaciones que dificultan el trabajo de los fiscales. Ello, en el contexto de que las condenas en su región cayeron del 87,6% al 84,5% entre enero y junio de 2014, en relación con igual período de 2013.

Paredes también cuestionó la sobrecarga de los fiscales y la falta de recursos humanos y financieros para hacer frente a las más de 34 mil denuncias anuales que deben investigar con 39 fiscales (871 causa por fiscal). Esa cantidad supera las 31 mil que tramita la fiscalía de O’Higgins que dirige Luis Toledo.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: