Publicado el 10 marzo, 2021

Quién es el hombre que trató de cortarle las patas al caballo de Baquedano: tiene antecedentes por droga y hurto

Autor:

Emily Avendaño y Daniela Bas

Tras los disturbios que han seguido luego del 18 de octubre de 2019, hay elementos que no dejan de aparecer: las barras bravas, activistas políticos de izquierda radical y anarquistas -varios de ellos relacionados con el Caso Bombas I-. Todos estos elementos sirven de paraguas para actos vandálicos que en los últimos días se han ensañado con el Monumento al General Baquedano. Varios de los detenidos desde el viernes son reincidentes en las protestas violentas: hinchas del fútbol, un ex candidato a concejal y antisistema.

Autor:

Emily Avendaño y Daniela Bas

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La estatua del General Baquedano se ha convertido en una especie de trofeo para los más radicales que acuden a protestar en los alrededores de Plaza Italia. Durante las últimas semanas la zona cero ha estado recibiendo manifestantes todos los viernes, pero este 5 de marzo fue particularmente violento porque se intentó quemar la estatua del general Baquedano, una pieza que ya ha sido vandalizada reiteradas veces. 

Tres días después, durante las actividades convocadas por la Coordinadora Feminista 8M, para conmemorar en Día Internacional de la Mujer, un grupo de desconocidos intentó volcar el bronce. Utilizaron sierras, martillos y galletero eléctrico, y entrada la noche trataron nuevamente de prenderle fuego. Las patas del caballo Diamante quedaron a centímetros de ceder, y se teme que el próximo viernes nuevamente haya sujetos que busquen hacerlo ceder definitivamente.

Por este hecho, Carabineros detuvo a un sujeto de 38 años de edad. Fue formalizado ayer Andrés Sáez Osorio por el delito de daños a monumento nacional y si bien la Fiscalía Oriente solicitó cautelar de arresto domiciliario total para imputado, el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago decretó arraigo nacional, firma mensual y prohibición de participar en manifestaciones en el lugar de los hechos.

En la audiencia Sáez Osorio se presentó como comerciante del paseo Ahumada, dijo residir en la comuna de Santiago y tiene antecedentes por hurto y porte de marihuana. “El imputado provisto de una herramienta tipo combo realiza distintos golpes en el sector de las patas traseras del caballo que compone dicho monumento, para luego provisto de una galletera realizar cortes en el mismo sector”, detalló el persecutor Francisco Morales.

Por estos mismos hechos se querelló el Consejo de Defensa del Estado. “Más allá de la afectación material al Monumento al General Baquedano, existe una afectación al valor patrimonial y al valor cultural para la nación”, destacó la representante de esta instancia durante la formalización. La acción penal en contra de Sáez Osorio se suma a la querella presentada el 9 de marzo al mediodía en contra de quienes resulten responsables de los delitos de incendio y de daño a Monumento Nacional, perpetrados -respectivamente- durante las jornadas del viernes y lunes recién pasados.

“El Consejo de Defensa del Estado ha actuado con la mayor celeridad para perseguir con rigor a quienes dañen o destruyan nuestros Monumentos Nacionales, que pertenecen a todos los chilenos y es deber del Estado proteger. Se trata de un delito que atenta contra nuestro patrimonio cultural y no puede quedar en la impunidad”, reiteró el presidente del CDE Juan Peribonio.

Además, el Consejo de Monumentos Nacionales emitirá un informe hoy en función del peritaje hecho por representantes de esta instancia. Incluso se analiza su posible traslado, algo que ha estado ya en el debate.

La acción del CDE detalla que por el ataque incendiario cometido el viernes 5 de marzo hubo desprendimiento de mortero en muros y relieves producto de las altas temperaturas a las que fue sometido, dejando zonas con fracturas, fragilidad y fragmentos sueltos con peligro de desprendimiento. Mientras que por los hechos del 8 de marzo se indica que está en riesgo la integridad de la escultura de bronce, obra del escultor Virgilio Arias. “La placa de soportación, base donde se encuentra emplazada la escultura, fue objeto de intentos de desanclaje, mediante el amarre y tiraje de las extremidades inferiores del caballo, el cual sufrió la fisura de una de sus extremidades”, detaca la querella del CDE.

Sáez Osorio se suma a los 51 detenidos en el centro de la capital el 5 de marzo y otros 10 en regiones. Así como a los 84 detenidos a nivel nacional en la jornada del lunes. Tres de estos sujetos registran 32 detenciones y uno tiene una larga trayectoria delictual.

Los reincidentes

Si se mira la lista del medio centenar de apresados el 5 de marzo se encuentra que 19 de ellos tienen entre 18 y 29 años de edad. 14 están entre los 30 y los 39 años; 13 tienen entre 40 y 49 años y 2 están sobre los 50 años.

En el listado de detenidos aparece el nombre de Francisco Arnaldo Candia Oyarzun, quien en 2016 quiso ser concejal en la comuna de Independencia y postuló como independiente dentro del Pacto Nueva Mayoría por Chile, en el que había aspirantes del PPD y del Partido Comunista. Candia solo logró en la ocasión 150 votos.

Otra particularidad de los arrestos ocurridos ese día es que entre los apresados había un par de hermanas, una dupla de padre e hijo y una pareja de pololos. Además de un padre y sus dos hijos.

Con respecto a estos últimos, cerca de las 19:30 horas, según relata Carabineros, se detuvo a tres sujetos con iniciales M.C.S (23), D.C.S (27) y el padre de ambos, V.C.V (60), que estaban instalando clavos de gran tamaño en el asfalto, además de estar lanzando piedras a los vehículos de Carabineros que pasaban por el lugar. Estas tres personas fueron perseguidas y detenidas por personal policial. Entre sus vestimentas y mochilas se encontraron clavos, metales, hondas y tuercas. Todos tenían delitos contra la salud pública y los dos más jovenes detención por desórdenes.

Por otro lado, entre los reincidentes, en Valparaíso detuvieron a un sujeto de 27 años, que suma 15 detenciones por delitos como robo, lesiones, daños, hurto, vulneración de derechos y oponerse a la acción de Carabineros. Mientras que en Recoleta uno de los apresados (39) contaba ya con 11 detenciones por robo, amenazas, lesiones, daños, por violar la Ley de Drogas y por violencia intrafamiliar.

La pareja de pololos, con las iniciales B.S.V (45) y S.C.Q (41) también se suma a quienes acuden cada viernes a Plaza Italia. Según sus publicaciones en redes sociales son asistentes recurrentes a las movilizaciones desde el estallido del 18-O y hacen distintos llamados y convocatorias a ellas.

“Saludos a todos los que marchan, especialmente en este día, nuestro primer viernes sin marcha”, escribía S.C.Q en su Facebook el 20 de marzo del 2020, aparentemente por la llegada de la pandemia del coronavirus al país. “La lucha y la resistencia debe seguir con mas fuerza desde nuestras casas y barrios, abandonados por este gobierno inhumano y capitalista que no nos cuida, ni nos escucha”, seguía el texto de la mujer.

Otra de sus publicaciones la dedica al caso Bombas, específicamente a un documental que lo califica como un “montaje policial”. “Este documental cuenta cómo se construyó y cómo se derrumbó ese montaje”, dice la publicación que comparte en su cuenta, donde aseguran que el caso desata una “cacería por parte de las agencias del Estado contra los habitantes de casas okupa, centros culturales y contra todo un movimiento de resistencia anticapitalista que había ido cobrando fuerza en el transcurso de una década”.

Algunas de sus consignas tienen relación con el pueblo Mapuche y la liberación de los presos políticos. “Rechazamos categóricamente el terrorismo de Estado en contra de las legítimas demandas del Pueblo Nación Mapuche y el Racismo desatado en el Wallmapu. Exigimos la destitución inmedita del ministro del Interior, Víctor Pérez y la liberación de los presos políticos Mapuche”, indica en una publicación.

También con un largo prontuario, y con vínculos anarquistas, entre los detenidos el pasado viernes está Gustavo Fuentes Aliaga (40), alias “El Grillo”, y pieza clave en el “Caso Bombas I”, por el cual fue absuelto. Es un asistente recurrente a Plaza Baquedano. Fue detenido mientras lanzaba objetos contundentes al personal policial, puesto a disposición del Tribunal y formalizado el domingo. Al tener un historial de seis antecedentes penales, quedó con la medida cautelar de prohibición de acercarse a Plaza Italia, firma mensual y arraigo nacional.

Además, la Intendencia de la Región Metropolitana presentó una querella en su contra, como autor, y contra “quienes resulten responsables de los ilícitos que sean comprobados durante el curso de la investigación”. En el documento apuntan que Fuentes Aliaga tuvo responsabilidad en la interrupción del tránsito vehicular y peatonal en el sector. “Al arribar Carabineros, el imputado comenzó a lanzar objetos contundentes en contra del personal policial, siendo por estos motivos alcanzado y detenido por funcionarios policiales”, se lee en el documento.

Sus ilícitos datan del año 2003; por lesiones, porte de arma blanca, tráfico de drogas y actos violentistas, mismo año que fue detenido por incendiar un auto policial en Macul. En 2006 fue investigado por la colocación de una bomba en el Consejo de Defensa del Estado y por el atentado a una automotora en Providencia, hechos que lo relacionan con el Caso Bombas.

A fines del 2008 cometió un delito que lo privó de libertad por 3 años y 1 día. El 31 de diciembre apuñaló en 7 ocasiones a su ex pareja, Candelaria Cortés-Monroy, actual vocera de la Coordinadora 18 de octubre, en una casa “okupa” en Providencia. 

Aunque ese fue el delito que lo llevó a cumplir condena en la cárcel, Gustavo Fuentes es conocido por el caso Bombas, donde fue el principal testigo de la Fiscalía Sur para detener a otros 13 anarquistas, todos absueltos el 2012 tras la fracasada causa que llevó el ex fiscal Alejandro Peña.

El nexo anarquista

El 7 de marzo, luego de la detención de Fuentes Aliaga, la Coordinadora por la Libertad de los Prisionerxs Políticxs 18 de Octubre emitió un comunicado que comienza recordando la agresión a Cortés-Monroy. Sostienen que en esa ocasión el hombre buscaba “llegar a la cárcel haciéndose pasar como ‘preso político’ y no como ‘femicida frustrado'”.

Desde esta agrupación han continuado llamando a movilizaciones por la libertad de quienes han sido apresados en los desmanes y han sido muy activos en su respaldo a Francisco Solar y a Mónica Caballero, también absueltos por el caso Bombas I, pero actualmente en prisión por otro caso relacionado con explosivos. Respaldo que no llega a Fuentes Aliaga. “Reconocemos la amplia diversidad en lxs prisionerxs, sus distintos grados de politización o involucramiento en la lucha, y desde ahí señalamos que no podemos abandonar a quienes están encarceladxs por compartir junto a nosotrxs las calles durante la revuelta. Pero de igual forma creemos que es necesario sacudirse la idea de que cualquiera que esté en las calles o sea detenidx, es compañerx”, escriben.

Entre los apresados el viernes hay otro simpatizante de la Coordinadora 18 de octubre. Se trata de un fotógrafo de iniciales F.E.I.A. (19), que según lo que muestran sus redes sociales también ha asistido a las concentraciones desde octubre de 2018, es hincha del Colo Colo -las barras bravas han tenido un rol protagónico y fueron los primeros en “tomarse” el bronce- y también aboga por la libertad de Mónica Caballero. “El niño que no sea abrazado por su tribu, cuando sea adulto, quemará la aldea para poder sentir su calor”, escribió en noviembre de 2019.

Entre el año 2007 y 2008 grupos terroristas detonaron 32 artefactos explosivos por los cuales el subsecretario del Interior de ese entonces, Patricio Rosende, se querelló por el delito de “daños simples” y “daños a la propiedad”. Pronto se invocó la Ley Antiterrorista y con la llegada del primer gobierno del Presidente Sebastián Piñera, su ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, se comprometió a buscar a los responsables.

Esa investigación a la larga no logró resultados. Sin embargo, el 24 de julio del 2020 Francisco Solar y Mónica Caballero, ambos anarquistas, fueron formalizados y enviados a prisión preventiva. A Solar se le acusaba de haber participado en el envío y colocación de artefactos explosivos en la oficina del grupo Quiñeco, donde trabajaba el ex ministro Rodrigo Hinzpeter, en la 54° Comisaría de Huechuraba y en el edificio Tánica, ubicado en Vitacura. En este último hecho se le habría unido Mónica Caballero.

Previo a su detención, el 15 de mayo, Solar fue detenido en una protesta llevada a cabo en Mega, convocada por la Coordinadora 18 de octubre.

Una investigación realizada por El Líbero en octubre del 2019 da cuenta de que el Metro de Santiago era un blanco para los grupos anarquistas o violentos al menos desde el año 2014, pues las campañas en redes sociales para eludir el pago de la tarifa del transporte existen desde entonces. Además, destaca el bombazo en el Subcentro de la estación Escuela Militar, ocurrido el 8 de septiembre de 2014.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO