No son rostros nuevos en política, ni figuras alejadas de la ex Concertación -a la que muchos critican- pero de todas maneras integran el comando presidencial de Yasna Provoste (DC). Hace unos días la nueva mesa política de la abanderada presidencial de la DC se constituyó y está integrada por parlamentarios como Guido Girardi (PPD) y Francisco Huenchumilla (DC), además de su nuevo jefe de campaña, el actor Alejandro Goic (PS). 

Aunque, según su entorno, los senadores no tendrán un rol protagónico en el comando, ya que se intenta priorizar una mezcla entre renovación y experiencia, son precisamente sus vivencias las que harían que la senadora por Atacama los haya elegido para incorporarlos en su comando, a pesar de que se enfrenta a la crítica de que incluye a “los mismos de siempre”, que podría influir en su posicionamiento.

Para Víctor Maldonado, exsecretario general DC, ambos tienen sensibilidades distintas, pero experiencias en campañas anteriores que los pueden llevar a tomar buenas decisiones. Advierte que “es muy valiosa e imprescindible la vinculación del comando con los partidos y con los líderes del Senado”. Sobre Girardi, el analista asegura que aportará en “la proyección del futuro del país y la ciencia”, tema sobre el que “poca gente le puede discutir la pertinencia de sus opiniones”. En cuanto a Huenchumilla afirma que “ocurre lo mismo en términos de la pacificación de la zona mapuche”. 

Estas serían las áreas claves en la que ambos parlamentarios aportarían dentro de la mesa política del comando de Provoste, además de generar una cercanía con los partidos que respaldan su candidatura. De acuerdo con el analista político Marco Moreno, “las figuras políticas de la ex Concertación como Girardi y Huenchumilla evidentemente representan a los partidos políticos en el espacio de la toma de decisiones del comando”. 

El senador Guido Girardi es médico cirujano y se ha involucrado en temas científicos y medioambientales desde sus inicios en política. Desde 2014 preside la Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación en la Cámara Alta e integra desde 2018 la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales. En 2011 fue presidente del Senado, rol desde el cual fundó, junto a universidades chilenas y la academia de ciencias, el Congreso Futuro, un evento de ciencia, filosofía y pensamiento relevante a nivel mundial, que este año realizó su décima versión en la que participaron medio millón de personas a través de sus plataformas online. Girardi, parlamentario desde 1994, también ha sido reconocido por impulsar la Ley de Etiquetado de Alimentos en Chile.

Por otro lado, el nombramiento de Francisco Huenchumilla como Intendente de La Araucanía en 2014, durante el gobierno de Michelle Bachelet, generó expectativas, debido a que por primera vez un político de origen mapuche asumía el liderazgo regional, pero fue removido del cargo en agosto de 2015. A su salida, el ahora senador lanzó duras críticas al gobierno, asegurando que iba por “mal camino”. “Seguramente le gusta un intendente subordinado y con temor. Debo ser una piedra en el zapato, pues me piden la renuncia justo cuando iba a entregar propuestas para los conflictos de la zona”, dijo.

Mauricio Morales, analista político y académico de la U. de Talca, asegura que “Huenchumilla tiene un perfil más asociado a la diversidad étnica del país, sin perjuicio de que venga de la política tradicional. Creo que él sí podría ser un aporte al comando, pero no como vocero ni en un rol protagónico”. En tanto, sobre Girardi asegura que “encarna de manera más evidente los aspectos críticos que la ciudadanía asocia con la denominada ‘vieja política’”.

En el comando… pero no en primera línea

Las caras de la antigua política, vinculadas directamente con las estructuras partidarias, no serán las que estén en la primera línea del comando de Yasna Provoste, precisamente porque la enfrenta a las críticas de incluir a “los mismos de siempre”, en este caso, figuras emblemáticas de la ex Concertación. 

De acuerdo con Víctor Maldonado, “mantener el vínculo con los partidos es esencial”, pero asegura que “la señal hacia afuera debe ser el recambio de la dirigencia política del próximo gobierno y en eso no veo a las antiguas figuras de la política con un rol”Según el analista, son nombramientos valorables, ya que están terminando su rol y aportarán su experiencia al comando, pero no los ve en primera línea.

Por llevar muchos años, no alertan sobre lo nuevo y la candidata tiene que hacer un mix para atraer los nuevos electores, que cada vez pesan más”, asegura y agrega que la vocería del comando de Provoste debe ser “la imagen de lo que viene, del futuro”. 

Para Morales, ambos senadores “son figuras que tienen una trayectoria política fundamentalmente en los partidos que componen el pacto y en los territorios, pero no son los indicados para asumir un rol protagónico en ningún comando”. Y subraya que “no se entiende mucho su incorporación a tareas que debiesen ser asignadas a personas con otro perfil y otra formación”. 

En tanto, Marco Moreno sostiene que “la distancia con los partidos no es algo de lo que pueda desprenderse totalmente Yasna Provoste, ya que es una necesidad mutua de sobrevivencia en la instancia de toma de decisiones”. “Por más que Yasna Provoste quiera tomar distancia de los partidos, ella es parte de una coalición y entiende que en esa coalición deben estar representados”, concluye.

Sin embargo, quien sí tendrá un rol protagónico en frente del comando de Yasna Provoste será su jefe de campaña, Alejandro Goic. Según la candidata, su nombramiento representa una innovación, ya que «pocas veces, si no la única un jefe de campaña proviene del mundo cultural», aunque el actor no ha estado alejado de la política. Es militante socialista desde su juventud y fue uno de los dirigentes de los estudiantes de la Universidad de Chile. Fue director de la franja presidencial del exministro de Salvador Allende, Jorge Arrate, y en 2017 participó en el comando de Alejandro Guillier, entonces candidato de la Nueva Mayoría.

El nombramiento de Goic ha tenido dos lecturas. Algunos analistas sostienen que se trata de un viraje a la izquierda de la abanderada de Nuevo Pacto Social, y otros aseguran que más bien en un guiño a los seguidores del Partido Socialista, cuyas preferencias pudieran orientarse más bien hacia el frenteamplista Gabriel Boric (CS), ya que se trata de una figura con un reconocimiento transversal en la colectividad.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta