Publicado el 05 de agosto, 2020

Publicación de un ex mirista en redes sociales: la chispa que inició ataque incendiario contra lonko Aniceto Norín

Autor:

Emily Avendaño

Alrededor de las 4:00 am de ayer el presidente del Consejo de Lonkos Autónomo de Wallmapu despertó con un resplandor. Se trataba de una retroexcavadora en llamas que estaba estacionada al costado de su vivienda. Ya en noviembre de 2018 a Norín, lonko promotor del diálogo, le habían incendiado una ruca también en sus tierras. Cercanos al dirigente mapuche denuncian que fue una publicación en Facebook, en la que lo acusan de ser de ultraderecha y de promover los hechos violentos del fin de semana en las municipalidades de Curacautín y Victoria, lo que desencadenó el ataque.

Autor:

Emily Avendaño

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hace tres días el nombre del lonko Aniceto Norín apareció en una publicación de Facebook del ex mirista Sergio Medina Viveros. El hombre primero publicó en su red social el comunicado de Aucán Huilcamán, encargado de las Relaciones Internacionales del Consejo de Todas las Tierras, en el que culpa al ministro del Interior, Víctor Pérez, de los sucesos del fin de semana en Curacautín y Victoria, ciudades en las que se acusa a civiles de participar del desalojo de las municipalidades que estaban tomadas desde el 27 de julio, eventos que ocurrieron la misma noche en que fueron incendiadas las sedes comunales de Ercilla y Traiguén. 

Un día después de hacer el post, Medina comenta su propia publicación y afirma que Huilcamán es “muy claro y preciso” e inmediatamente señala que en la zona hay tres comandos armados a los que se suman “mapuche de ultraderecha, yanaconas, dirigidos entre otros por el lonko Norín, casado con una pastora fundamentalista”. 

Cercanos a Aniceto Norín, presidente del Consejo de Lonkos Autónomo de Wallmapu, aseguran que esta publicación en redes sociales, en la que señalan a Norín de estar detrás del desalojo de los “hermanos mapuche” de las municipalidades fue el detonante de lo que ocurrió en la madrugada de ayer. 

De acuerdo con el relato entregado a las autoridades de La Araucanía, cerca de las 4:00 am el lonko y su esposa Paula Castillo dormían. Los despertó un resplandor y al acercarse a la ventana se dieron cuenta de que habían quemado una retroexcavadora que estaba estacionada a un costado de su casa. Al ver que había gente en los alrededores, Norín les gritó al darse cuenta que también intentaban quemar una especie de galpón en donde había más maquinaria. Los atacantes huyeron al ser sorprendidos y rápidamente llegaron al lugar más habitantes del lof Didaico que ayudaron al dirigente a controlar la situación. 

Explican que se trataba de una madrugada muy oscura, con mucho viento y lluvia, por lo que no lograron identificar a los atacantes. No obstante, les preocupa que pueda ser gente de comunidades cercanas. Al lugar asistieron representantes del Ministerio Público y también de la Intendencia. 

En su propia información de Facebook, Medina apunta que formó parte del MIR, y en un blog que mantiene desde 2017 describe que es originario de Concepción y que vive en Suiza desde enero de 1977, “cuando me exiliaron”. También agrega que se considera “indo-latinoamericano”. Conocidos del lonko subrayan que este nunca se ha cruzado con Medina, por lo cual no comprenden a qué obedeció su acusación.

El lonko Aniceto Norín y su familia viven bajo asedio desde finales de 2018. En noviembre de ese año desconocidos incendiaron una ruca que había construido para mostrar elementos propios del pueblo mapuche, con fines educativos y para incentivar el turismo en Traiguén, comuna en la que desarrolló una empresa de leña certificada.

Con esta quema y tras la tensión que se vive en La Araucanía luego de los desórdenes del fin de semana, conocidos del lonko, dirigentes mapuche y personas de ese pueblo -que temen identificarse por temor a ellos mismos ser atacados-, afirman que la situación es grave, ya que sobre Norín pesan distintas amenazas y temen que estos ataques puedan continuar. 

En particular les preocupa que este pueda ser víctima de una emboscada como la que sufrieron los hijos del lonko de la comunidad mapuche Cacique José Guiñón, José Cariqueo, por parte de otro mapuche: Freddy Marileo Marileo; quien se encuentra detenido y en huelga de hambre en la cárcel de Angol. Cariqueo se hizo parte de una asociación camionera mapuche y cree que unirse a ese gremio y haber optado por el desarrollo fue lo que hizo que asesinaran a sus hijos. 

Quienes conocen el tema insisten en que se trata de “grupos radicalizados” que se encuentran bajo la influencia de partidos políticos y en alianza con organizaciones de narcotráfico, en vista de que utilizan armas de alto calibre, fusiles y ametralladoras. Los hijos del lonko Cariqueo fueron asesinados con balas que corresponden a un calibre 5.56, es decir, un fusil utilizado como armamento de guerra, según las investigaciones del Ministerio Público. Mientras que en abril circuló la foto de un grupo de hombres vestidos a la usanza militar, portando armas largas y con el rostro cubierto quienes se atribuyen distintos atentados explosivos y disparos a la policía en Tirúa. 

Ataques contra el propio pueblo

Ese comunicado lo firma la Resistencia Mapuche Lavkenche, allí cuestiona a algunos dirigentes de la zona sur del Lago Lleu LLeu a los que califican de “yanaconas” o traidores. Esto por trabajar “mancomunadamente” con la empresa forestal Mininco. Mencionan a Santos Reinao, Jorge Lincopan y Arturo Millahual y los acusan de ser “reconocidos operadores políticos de la institucionalidad winka que por años han pactado con las forestales”.

El texto finaliza: “Por estos hechos es que como Resistencia Mapuche Lavkenche reivindicamos las armas y el derecho a la autodefensa y asumimos la obligación de expulsar, de forma definitiva, a las empresas forestales y sus lacayos de nuestro territorio. Hacemos un llamado también a las comunidades aludidas a reflexionar sobre su actuar y retomar un camino propio como mapuche”. 

En el caso del lonko Cariqueo, también en un grupo de Facebook asociado a la comunidad Cacique Jose Guiñon, publicaron un comunicado dos días antes del asesinato de sus hijos en febrero de 2019 que dice: “Venimos en primer lugar a repudiar el actuar de este gremio -en alusión a la agrupación mapuche de transportistas Agretran Mapu Kiñe Wunn-, junto a quienes los conforman, porque estamos convencidos y claros de quiénes son los enemigos y uno de ellos son las forestales, en segundo lugar para comunicar y recalcar que dicho gremio no representa a la comunidad toda ya que en él solo participan el lonko Cariqueo con sus hijos e hijas”. El gremio prestaba servicios de vigilancia de incendios a la Forestal Mininco. 

Ese mismo 6 de febrero de 2019, también reproducen un comunicado de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) en el que aseguran que las conversaciones con el gobierno, y con el ministro de Desarrollo Social de entonces, Alfredo Moreno, eran una estrategia para provocar enfrentamientos entre mapuche. Agregan que las negociaciones “son una farsa” y dicen que por esa vía “no existirá avances concretos en materia territorial y política para nuestro pueblo”.

En enero de este año circuló un video del líder de la CAM, Héctor Llaitul, en el que llama a “levantarse contra las forestales”, a quienes acusa de tener subordinada a la población. Esto ocurrió después de la muerte en manos de encapuchados de Elodia Aguayo (57), madre de Claudio Pilquimán, dirigente de una comunidad mapuche en Ranquilhue Chico. Pilquimán también resultó herido en el ataque llevado a cabo por un grupo de 10 individuos en contra de esta familia en Tirúa. Según el Diario de Concepción, el Ministerio Público investigaba los hechos como un robo con homicidio, pero no se había descartado conflicto por tierras ni la participación de la CAM.

“Tienen que formarse más ORT, los lonkos, los dirigentes, tenemos que hacer un llamamiento respecto de cómo vamos a desarrollar la lucha de aquí para adelante. Con más sacrificio, con más compromiso, y los que son vendidos, los que están tranzando con las forestales denunciarlos de una vez”, dice Llaitul en el video. 

Otro ataque a un integrante del pueblo mapuche ocurrió en la madrugada del sábado 16 de mayo, cuando desconocidos dispararon al aire a metros de la casa del alcalde de Renaico, Juan Carlos Reinao. También le gritaron amenazas e improperios al dirigente comunal. 

«(Estaban) amenazándome: ‘Te vamos a matar, te vamos a echar de aquí. Tú estás combatiendo lo que nos da felicidad en el tiempo de pandemia, tú sabes que la droga es el camino’, y muchas frases, pero la más repetida es que me van a matar. Obviamente mi familia está aterrada», explicó entonces Reinao. Por estos hechos, la Municipalidad de Renaico y la Asociación de Municipios Con Alcalde Mapuche presentaron una querella en el Juzgado de Garantía de Angol por los delitos de amenazas, disparos injustificados y daño a la propiedad privada, además de homicidio frustrado en contra quienes resulten responsables por el ataque.

Planes paralizados

Para dirigentes mapuche, estos ataques contra el propio pueblo ocurren porque es más peligroso que un mapuche denuncie el actuar de los grupos violentos a que lo diga la policía, el fiscal o un ministro. 

También denuncian el abandono a dirigentes como Norín que en 2018 fue uno de los más activos en incentivar el diálogo con el Gobierno y, sin embargo, quedó sin resguardo policial hace tres o cuatro meses. Confían en que después de los sucesos de ayer le sea restituida la protección. 

Agregan que no bastan “los golpecitos en la espalda o las llamadas de solidaridad del gobierno”, sino que ya es necesario atender el conflicto desde su origen y resolverlo, sobre todo ante la tensión que se vive en la IX Región después de los sucesos del fin de semana. En este sentido, valoran que el ministro del Interior Víctor Pérez haya reconocido que no se trata de un asunto solo de seguridad, sino también político.  

En 2018, Norín dio a conocer que creó la empresa de venta de leña certificada Mawuelfe, luego de que el Estado le entregase como reivindicación a su comunidad más de 1.500 hectáreas y pudo sacar adelante su proyecto con la colaboración de Corfo e lndap después de ganarse un proyecto en el año 2017. 

Los planes del lonko eran volver a hacer la ruca, desarrollar un viñedo y sembrar frutilla. No obstante, ante las amenazas constantes, todos estos proyectos están paralizados. En su lof son más de 630 personas.

En 2018, Norín compartió un abrazo con el Presidente Sebastián Piñera en junio, y en agosto se reencontraron en La Moneda. También protagonizó un encuentro con Jorge Luchsinger Mackay, hijo mayor del matrimonio de agricultores asesinados el 4 de enero de 2013 en Vilcún; y ambos hicieron un llamado por la paz; y además participó en el encuentro 3xi, promovido por el entonces ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno. Todos estas apariciones públicas le valieron las críticas de los sectores más radicalizados del conflicto. 

El presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, se refirió ayer a estos sucesos y señaló: «Lo que es más grave, lo que está ocurriendo con los propios hermanos mapuche, como por ejemplo Aniceto Norín, que ayer fue brutalmente atentado, le quemaron sus cosas, le quemaron sus maquinarias, le quemaron sus bodegas».

Sutil agregó que distintos dirigentes mapuche se han contactado con él para manifestarle «su altísima preocupación por el nivel de violencia de una causa que no los representa, que está vinculada a situaciones delictuales, especialmente en el robo de la madera, de situaciones también delictuales en términos de narcotráfico como ha quedado de manifiesto, y pienso que eso es absolutamente rechazable. Como también cualquier violencia es rechazable, venga de donde venga».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete