Luego de que la Fiscalía Nacional anunciara la apertura de una investigación penal contra el Presidente Sebastián Piñera por la compraventa de Minera Dominga en diciembre de 2010, este ofreció un punto de prensa en el que reiteró que nunca hizo ninguna gestión en relación a la minera.

«No comparto la decisión anunciada hoy por la Fiscalía», dijo. Asimismo, agregó que tiene «la plena confianza en que la justicia, como ya lo ha hecho, confirmará la inexistencia de irregularidades y mi total inocencia«.

El Mandatario profundizó en dos hechos que catalogó como «fundamentales», el primero, donde enfatizó en que dentro de su labor como Presidente nunca ha ejecutado ninguna acción ni gestión relacionada con Minera Dominga. Y, segundo, aseguró que hace ya más de 12 años, antes de asumir la primera Presidencia, se desligó totalmente de la administración y gestión de las empresas.

En la misma línea, dijo que «es de público conocimiento, junto a mi familia, constituimos fideicomisos ciegos para la administración de los activos financieros de forma de evitar cualquier conflicto de interés y, además, cumpliendo con la Ley».

En sus declaraciones, destacó que «durante los casi 8 años en que he tenido el honor y la responsabilidad de ser Presidente de Chile he dedicado mis mejores esfuerzos, sin escatimar ningún sacrificio», ante lo que subrayó: «Esta y otras injustas acusaciones son muy dolorosas no solo para mi familia y para todas las personas que formamos parte de este gobierno«.