Publicado el 22 agosto, 2020

Presidente de Evópoli, Andrés Molina: “El clima no está para discutir hoy una Constitución con tranquilidad”

Autor:

Pilar Molina

El diputado señala que “hoy el partido está por el Apruebo hasta el consejo del 29 de agosto, donde votaremos. Se va a dirimir ahí si se le da libertad al partido institucionalmente”. Subraya que “el ambiente, la violencia, la hoja en blanco, todos son temas que tienen intranquila a esta centroderecha (…), pero aquellos que quieren que toda la derecha esté por el Rechazo se equivocan”.

Autor:

Pilar Molina

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El diputado, ex intendente de La Araucanía y presidente de Evópoli Andrés Molina, señala que el partido podría reevaluar su posición -actualmente por el Apruebo- ante el plebiscito en el próximo consejo de la colectividad, el 29 de agosto.

En conversación con la periodista Pilar Molina, durante el programa “Mirada Líbero en Agricultura“, sostiene que el clima que hay en el país no es el adecuado para dar inicio a un proceso constituyente, y dice que yo al comienzo estaba por el Apruebo, pero empezaron a pasar cosas, la PSU, violencia (…) en lo personal creo que no están dadas las condiciones”. Eso sí, advierte que “aquellos que quieren que toda la derecha esté por el Rechazo se equivocan”.

-Hubo un giro en Evópoli, pasamos de un partido que se había definido en enero por el Apruebo y con un presidente que estaba por el Apruebo. Hoy el partido va a revisar la decisión en un próximo consejo general, y lo preside usted, que evolucionó del Apruebo al Rechazo. ¿Por qué resolvió votar por el Rechazo en el plebiscito de octubre?

-Dos cosas, uno es que en el consejo que se hizo en enero, donde efectivamente el partido votó ahí, y hubo un 60% que votó por el Apruebo y un 40% por el Rechazo, tomó una postura, pero dejó abierto un botón, donde dijo efectivamente que se iba a hacer un consejo para estudiar esta opción. Y, por lo tanto, dejó abierta la posibilidad de cambio. Yo en ese momento, en enero, estaba por el Apruebo, y luego empezaron a pasar cosas, desde la PSU, febrero fue un mes con mucha violencia, y la verdad es que siendo un partido en que incluso participamos de los diálogos de la propia ex Presidenta Bachelet para el cambio de la Constitución -y en lo personal no le tengo temor- pero creo que sinceramente hoy no están dadas las condiciones. Lo vimos en la votación del 10%, donde al senador Lagos Weber lo amenazan, le ponen la dirección de su casa y termina cambiando su votación, entonces uno dice bueno, ¿cómo vamos a deliberar algo tan importante? Porque ellos quieren partir de cero, estudiar y hacerlo todo de nuevo… Y la realidad es esa. Ahora, el partido no ha cambiado su postura.

El que crea que cambiando la Constitución se van a acabar las colas en la urgencia, van a subir las pensiones, eso es mentira. Nosotros requerimos una reforma al Estado”.

-¿Ese es el temor de ustedes? ¿Que la violencia se exprese como pasó el día anterior a la votación del retiro del 10% tanto en la Cámara como en el Senado, que hubo mucha violencia, y que esto afecte el proceso constituyente cuando se discuta la Constitución?

-Así es, es decir, ahí hay un punto para nosotros relevante. Aquí tiene que haber un clima donde puedan expresarse aquellas personas elegidas, que muchas de ellas no van a tener experiencia tampoco en temas políticos. Hay muchas personas que también quieren participar en esto, es legítimo, y sin duda, si no hay un clima donde podamos tener tranquilidad para conversar esa casa todos, porque aquí los que crean que se van a llevar la Constitución para la casa están equivocados. Aquí los equilibrios debieran existir y esperemos que sea así. Pero al mismo tiempo, hoy por hoy el clima que existe, y uno lo ve todos los días en el Parlamento, en las comisiones (…). Vemos un sesgo y una manera hoy que nos preocupa mucho. El clima no está para discutir hoy una Constitución con tranquilidad, tomado en cuenta todo lo que hoy tenemos. Somos un país que ha progresado. Tenemos un desafío, porque la gente en muchos casos siente que hay abusos en muchas cosas, pero reconozcamos que en estos últimos 30 años este país ha progresado como ninguno de nuestra Latinoamérica, y probablemente ninguno con los niveles de educación que tenemos nosotros, que todavía nos falta bastante. Lo vemos incluso cuando uno mira niveles de las universidad chilenas, el posicionamiento respecto a universidades que están en el mundo y en Latinoamérica, claramente somos un país que sí ha tenido un progreso inmenso, hemos bajado la pobreza extrema tremendamente, entonces eso es lo que nos preocupa.

-¿Es rechazar para modificar, tampoco es para quedarse con la Constitución tal como está o no?

-Lógico, y por eso es que este tema del plebiscito yo no lo pondría como el gran tema. Todos estamos disponibles, se rechace o se apruebe, para hacer cambios en la Constitución. Tenemos un sistema presidencial que también hay que darle una vuelta, hoy no puede pasar que un Presidente que tiene un programa, el Parlamento no lo deje avanzar.

-Lo que ha quedado en evidencia es que un Presidente con minoría en el Congreso no tiene prácticamente sentido, porque no puede aprobar nada…

-Claro, lógico. Esas cosas hay que ponerlas en valor y decir bueno, ¿qué podemos cambiar? ¿Vamos a ser coalición, vamos a tener un primer ministro, vamos a tener una autoridad política, una administrativa? Bueno, todos esos temas. Lo otro es la reforma al Estado, el que crea que cambiando la Constitución se van a acabar las colas en la urgencia, van a subir las pensiones, eso es mentira. Nosotros requerimos una reforma al Estado. Esto lo ha dicho el propio ministro Briones, que dice que vamos a estudiar el presupuesto base cero, es porque hemos venido haciendo los mismos programas hace 20 años y nadie se lo pregunta.

-¿Cuántos quedan hoy en Evópoli por el Apruebo? Porque inicialmente era la mayoría, y Francisco Undurraga y Sebastián Álvarez también se sumaron al Rechazo, ¿quiénes quedan hoy por el apruebo?

-Hoy entre los disputados, porque Evópoli es bastante más que los diputados, Pablo Kast, Sebastián Keitel y Felipe Kast están por el Apruebo, y quiero decirte que hoy el partido está en el Apruebo mientras no se haga un consejo, que se estaría haciendo el sábado 29, donde se va a dirimir ahí si se le da libertad al partido institucionalmente o se mantiene la propuesta del Apruebo. Y eso se va a votar con los nuevos consejeros que se votaron este fin de semana, de los consejeros regionales eligen en cada región 6 o 7, que van a este consejo el 29 de agosto.

-¿Usted se va a sentir cómodo presidiendo Evópoli si sigue el partido cuadrado con el Apruebo? ¿Y se siente cómodo también con el gobierno, que dice que tiene que haber neutralidad, mientras hay partidarios de la UDI, que dicen que este gobierno debe fijar una posición respecto al plebiscito?

-El gobierno tiene que fijar posiciones, lo fijó cuando hizo su programa de gobierno, qué cambios de la Constitución quiere hacer. El plebiscito es un acuerdo que se hizo en un momento muy difícil del país y tenemos que honrarlo. Los que quieran decir que los arrinconamos, bueno, la realidad es que se firmó, y la política resolvió un problema gigantesco de violencia que teníamos en el país como el que tenemos hasta ahora en la región de La Araucanía donde el Estado está de rodillas… Entendamos que tenemos un problema, y ojalá ese problema también lo podamos resolver en gran medida en la Constitución respecto a varias cosas. Tenemos una ley de policías que no avanza, una ley de armas, una de inteligencia, una ley antiterrorista, todo está sujeto ahí en el Parlamento sin avanzar ningún centímetro.

-El plebiscito está comprometido, pero ¿qué pasa con que el gobierno que no tenga una posición frente a tener una nueva Constitución a partir de una hoja en blanco, y eventualmente con una comisión constituyente?

-Es que esos son los límites. Quiero dejar claro que el gobierno tiene, dentro de su estructura, personas disponibles a votar por el Apruebo y gente por el Rechazo, ministros. Y por tanto, la postura del gobierno como gobierno a mí no me parece. El gobierno ha sido claro (…). Entendamos que aquí a la gente se le ha dicho que se le van a resolver todos sus problemas, la gran mayoría de los chilenos no tiene idea lo que es la Constitución, no la ha leído nunca.

-Y no hay ninguna discusión hoy sobre contenidos, se está hablando del plebiscito…

-Eso es lo que tiene que hacer el gobierno y Chile Vamos es avanzar en los contenidos. Qué, cuáles son los máximos y mínimos comunes que tiene Chile Vamos, cuáles son sus titulares, y que la gente esté tranquila, porque bueno, nosotros tenemos que conseguir ese tercio que nos permita ponernos de acuerdo, y no vamos a ponernos de acuerdo hasta tener al final todos los acuerdos. Creo que también hay formas en las cuales tenemos que hacer el mecanismo de acuerdo, y eso significa que esa es la conversa. No hay que centrarse en este proceso, que como el slogan ha sido tan bueno, como el “No más AFP “y la Constitución le resuelve a usted todos tus problemas, resulta que es muy probable que gane el Apruebo.

-¿Pero hay una cuestión estratégica en que se mantenga parte del gobierno en el Apruebo? Porque de partida el ministro de Hacienda ha dicho que está por el Apruebo, y hay una parte importante de la oposición que está viendo este plebiscito como un plebiscito al gobierno, de manera que quieren infligirle una derrota aplastante al gobierno…

-Claro, por eso que es muy importante que también la gente de centroderecha vote por el Apruebo. Entendamos que esto no es derechas e izquierdas, aquí hay mucha gente de centro derecha que está muy de acuerdo con esto, y lo que los tiene intranquilos es el ambiente, el tema de la violencia, la hoja en blanco, todos son temas que tienen intranquila a esta centroderecha, pero hay mucha gente, y la gran cantidad de personas hoy día, incluso el propio gobierno, en su plan de gobierno, en su proyecto, está la reforma a la Constitución. Felipe Kast también cuando fue a la primaria tenía su propuesta respecto al cambio a la constitución. Es decir, creo que es algo que sí estamos todos de acuerdo. El tema es ese, entonces tampoco lo transformemos, aquellos que quieren que toda la derecha esté por el rechazo se equivocan, eso no es bueno. Y por eso que es muy bueno que Evópoli esté ahí, porque lo que estamos demostrando es que nosotros no le tenemos temor, pero hay preocupación respecto al ambiente que puede haber para deliberar esto con tranquilidad, y no con presiones, como lo vimos con el 10%.

Entendamos que esto no es derechas e izquierdas, aquí hay mucha gente de centro derecha que está muy de acuerdo con esto, y lo que los tiene intranquilos es el ambiente, el tema de la violencia, la hoja en blanco”.

-Hace unos días la Cámara de Diputados despachó el proyecto de reforma constitucional que le da la atribución al Servel para que dicte los protocolos necesarios para que haya un plebiscito seguro, y establece que en ningún caso las medidas sanitarias de carácter general podrán afectar la realización del plebiscito. Todos están hablando hoy de un plebiscito seguro, ¿a usted le parece que es posible establecer al 10 de septiembre, que es el plazo máximo, las condiciones de lo que va a ocurrir el 25 de octubre?

-Uno se puede hacer esa pregunta perfectamente, yo creo que lo que se está haciendo es lo que corresponde hacer. Frente a una crisis mayor, que espero que no, porque Chile se ha ido comportando, a pesar de todos los agoreros que dijeron que aquí íbamos a tener millones de enfermos y fallecidos. Entonces lo que se está haciendo es lo correcto. Ahora, frente a una situación de que esto pudiera desencadenar desde el 10 de septiembre hasta el 15 de octubre, sin duda tenemos que reaccionar frente a eso. También ha habido algunas voces un poco más concientes de que si hubiera que llegar a algún acuerdo frente a algún problema está la voluntad. Lo primero, y lo he dicho siempre, es el tema sanitario, eso es lo primero.

-¿Por qué no deja la Cámara y el Congreso la viabilidad del plebiscito a que fije las condiciones el consejo asesor, el comité de expertos que tiene el gobierno en materia de pandemia ? Siempre las decisiones políticas parece que van despreciando la cuestión técnica. ¿Por qué trata la política de resolver cuestiones de materia sanitaria?

-Creo que le están haciendo un favor al final, porque te estás echando tú el problema encima. Aquí efectivamente la política se lo asigna, y frente a un problema sanitario no tengo la menor duda que ese comité va a tener que emitir algún juicio y eso va a hacer que tengamos nuevamente que, a través del Congreso, hacer algún cambio que permita pasar y no hacer el plebiscito, en el peor de los casos. Pero tampoco se le quiso dejar la responsabilidad a ellos. Lo que nos pasa hoy en el Parlamento es que muchas veces todas estas indicaciones, que uno ya está bien cabreado, porque todas las indicaciones que uno pueda poner terminan votándose en contra, y viene un cansancio tremendo, porque tú tratas de corregir las cosas y sencillamente no hay forma (….). Entonces, cuando uno dice que el Parlamento y la mayoría es lo mas importante, bueno, es parte de lo que nos tiene que hacer ver qué cambios podemos hacer realmente para que los gobiernos,que comprometen a un país y salen con un 55% de aprobación, puedan realmente ejecutar lo que se comprometieron con su gente, porque hoy no se puede.

-Y respecto al tema de La Araucanía, ¿cómo se explica usted que a pesar de la promesa del gobierno hoy la situación esté muy dura en términos de violencia?

-Tremendo, duele mucho. Hay un incumplimiento del gobierno en el sentido de avanzar en lo que son los compromisos legislativos. Hay un incumplimiento también del Estado, y aquí son todos, el Poder Legislativo, el Poder Judicial, y el Ejecutivo respecto a la situación, porque hoy vemos que al Estado lo teníamos de rodilla.

-¿Lo teníamos, o lo tienen de rodilla hoy?

-Lo tienen, no sabemos aquí qué es lo que va a pasar después de todo este tema, que hubo este acuerdo.

-¿No lo comparte usted? ¿La negociación del gobierno con Celestino Córdova, que le va a permitir cumplir la pena por el asesinato del matrimonio Lucksinger- MacKay en un sistema semi abierto?

-Aquí hay un tema que es la base del problema. Se firmó un convenio internacional en 2008, aquellos que lo firmaron no hicieron las leyes nacionales… Se firman estos convenios internacionales y no se baja realmente la ley, que es la que podría especificar muy bien y no tener una calcetín que lo estiran, y que prácticamente hoy día personas que no tienen si quiera apellido mapuche que están en Angol y que han robado una caja de compensación de Los Andes dicen sentir que son parte del pueblo mapuche, y entonces se acogen al convenio 169 y mañana los tenemos en un centro de reclusión y trabajo. Entonces yo creo que aquí, ahora que se va a renovar esto, o que se va a votar la renovación de esto, es muy importante que tengamos bien claro qué es lo que se está aprobando… A mí me pasó, yo tuve también que retirar querellas antiterroristas, pero eran imputados, no eran condenados, la diferencia no era menor. Es decir, ahí teníamos personas que llevaban mucho tiempo en la cárcel, por la ley antiterrorista, que permite tener una prisión preventiva muy larga, que es una de las cosas que se quiere corregir, y que no se entiende lo que se está haciendo en el Parlamento hoy día, que también lo tienen sujeto la comisión ahí. Es justamente lograr que eso se disminuya, y que tengan los estándares que tienen los países en muchas partes. 

A mí este tema me preocupa, yo viví la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay, yo los busqué con el propio Jorge esa noche. Esto me duele, es de las cosas que me marcó como intendente”.

-¿El convenio 169 obligaba a esta negociación que se hizo con Celestino Córdova?

-No, no es que obligaba, es que habla justamente de los temas de reclusión y habla que debieran ser en el recinto…

-Ese convenio habla de preferente…

-Por eso mismo, preferente. Estamos frente a un tema que puede tener interpretaciones, el gobierno no se ha saltado aquí la justicia ni mucho menos. Yo en lo personal lo he hablado con la familia, en este caso con Jorge Luchsinger directamente. A mí este tema me preocupa, yo viví la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay, yo los busqué con el propio Jorge esa noche. Esto me duele, es de las cosas que me marcó como intendente. Pero entiendo perfectamente el momento que se está viviendo, y tampoco puedo salir a pegarle al gobierno, porque efectivamente aquí hay un convenio. Hace un año y medio, dos años, dije que no iba a renovar el convenio 169, porque desde mi punto de vista lo que ha hecho es demorar el progreso. Claramente cuando tenemos que entrar a consultar cosas que son evidentes, cuando podemos tener una organización, podemos hacer muchas cosas buenas del convenio hacerlas ley, y no tener que firmar, porque muchos países hoy día no firman este convenio, que al final es tan interpretable, poco claro y que hace un daño y ahí está el grave problema.

-¿O sea según usted el convenio 169 obliga a tener cárceles con sistemas alternativos para las personas mapuches condenadas por crímenes como el del matrimonio Lucksinger Mackay?

-Hay que leerse los artículos, el 6, el 7, 8 y 9, no obliga, pero mandata. Y en definitiva deja abierto ese espacio.

-Dice que hay que buscar sistemas preferentemente no de reclusión, pero no obliga.

-Pero firmamos eso… Vamos definiendo a personas que viven en una comunidad, que no entienden a veces la lengua chilena, y les cuesta entender lo que les están hablando, esas personas lógicamente que lo que busca ese convenio es ponerlos a la altura de cualquier chileno. Pero aquí lo estiran y lo interpretan como quieren. Además vendieron este convenio igual que el No más AFP, igual que la nueva Constitución, como que era la solución para los pueblos originarios.

-¿Y fue un desatino que carabineros propusiera ponerle el nombre del General Stange a la Academia de Ciencias Policiales?

-Creo que no fue muy inteligente el nombramiento, pero también quiero decir de que no podemos estar años tras años en este tipo de cosas (…) Tengo la impresión que hubo cierto tema donde se nombró sin mayor consulta a la institución, entonces no ayudó esto. Pero tampoco me gusta que se sienta que aquí la izquierda cada cosa… nombremos al que nombremos, para ellos es tremendo. Pero quiero reconocer que sí participó, no quito que fue una dictadura donde se violaron los derechos humanos, para mí eso es claro y, por lo tanto, había que tener los cuidados necesarios, y no se tuvieron. Distinto hubiera sido que quizás la institución completa de carabineros hubiese dirimido esto, le hubiesen puesto este mismo nombre quizás, pero a través de un trabajo mucho más participativo de la institución.

Entrevista adaptada para formato escrito. Si quieres escucharla completa pincha acá Mirada Líbero en Agricultura

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO