Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 02 de marzo, 2019

Presidenta del Consejo Nacional de TV propone que la entidad fiscalice contenidos televisivos en YouTube y Twitter

Autor:

Penélope Villela

En entrevista con El Líbero, Catalina Parot plantea que es necesario actualizar la ley 18.838 para que las facultades del CNTV vayan más allá de los contenidos que se emiten por TV abierta y, así, también puedan supervisar lo que se muestra en otras plataformas. Sobre el Festival de Viña, que acaparó la agenda televisiva durante una semana, señala que como consejo, están atentos a “eventos de tanta importancia”.

Autor:

Penélope Villela

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Durante seis noches, el Festival de Viña logra ser uno de los eventos con más televisores prendidos en Chile, llegando a marcar 50 puntos de rating. La programación televisiva se vuelca a este espectáculo, desde los matinales hasta los noticieros repiten su contenido. Incluso es visto y replicado en redes sociales como YouTube, Facebook o Twitter.

Una de las consecuencias de la larga duración de las jornadas festivaleras es un menor control editorial por parte de los organismos fiscalizadores. Sobre todo, cuando es un evento que tiene un alto porcentaje de niños y adolescentes como espectadores. Según un informe del Consejo Nacional de Televisión de 2014 había un total de 14,2% de menores de 17 años viendo la pantalla durante la emisión.  En el año 2017 el certamen viñamarino tuvo 123 denuncias en el CNTV, siendo el cuarto programa en la lista con más reclamos.

La presidenta del Consejo Nacional de Televisión, Catalina Parot, se excusa de responder sobre el evento debido a que es una causa que está abierta y que, de hacerlo, tendría que inhibirse en el momento de una posible sanción. Sin embargo, señala que “el CNTV vela por el correcto funcionamiento de la televisión chilena y obviamente está atento a eventos televisivos de tanta importancia como el Festival de Viña. Si los televidentes estiman que durante la exhibición del festival se vulnera algún derecho cuya tutela nos corresponde, pueden denunciarlo ante el consejo”.

Parot, ex ministra de Bienes Nacionales, conversa con El Líbero y se refiere a otro de los fenómenos que ha marcado la agenda, como las “fake news”. Cree que es clave modernizar la legislación  para que el organismo pueda fiscalizar el contenido de los canales en el momento en que están siendo emitidos y también cuando son repetidos por otras de sus plataformas. “Queremos hacer una modificación de la ley, porque creemos que no recoge el avance tecnológico que ha tenido la televisión chilena“, señala.

-Hace unos días usted publicó una columna en La Tercera donde se refiere a las “fake news” o noticias falsas. ¿Cómo cree usted que ha afectado el este fenómeno en Chile?
-En general, en Chile, los medios tradicionales todavía gozan de un gran prestigio, a pesar de que según nuestras encuestas hay críticas con respecto a la programación que emiten algunos canales. Los canales de televisión abierta y en especial los noticieros, siguen contando, y espero que sea así por mucho tiempo más, con un alto respaldo de los ciudadanos. Más del 80% de las personas dice, según nuestras encuestas, que se informa a través de la televisión abierta. Por eso es tan importante que este Consejo Nacional de Televisión realmente vele por su correcto funcionamiento. El gran problema de una “fake news” es que cuando se produce, por ejemplo, en redes como Twitter o Facebook tiene un efecto limitado, pero cuando es recogida por un canal tiene un gran efecto.  Si los medios no se preocupan por eso, entonces sí se podría dañar muy fuertemente nuestra cultura y la fuente de información creíble que hoy día son los canales de televisión abierta.

El Consejo Nacional de Televisión debiera tener más facultades para velar por este correcto funcionamiento, no solamente con las transmisiones que se hacen a través de la televisión abierta, sino que también las que se hacen a través de internet o de las redes sociales”.

-¿Cuáles son las herramientas que tiene el CNTV para sancionar las “fake news”?
-No solo la persona afectada puede recurrir al Consejo Nacional de Televisión a impugnar una noticia falsa y decir “ellos afectan mi dignidad” o “dañan el correcto funcionamiento”. Cualquier persona que considere que en esa noticia o en ese programa se afectó la honra de una persona, por ejemplo, puede venir al consejo a hacer esa denuncia. Las sanciones van desde las multas hasta la posibilidad de clausurar las transmisiones del canal, en el caso de que se trate de un atentado grave, por ejemplo, contra la democracia, contra la paz, contra la integridad de una persona. Eso no ha sucedido en Chile y espero que no suceda, porque podría afectar profundamente la libertad de expresión, pero existen las herramientas para proteger a Chile de que realmente las “fake news” estén todavía como un fenómeno ajeno, a pesar de que nadie está ajeno cuando, junto las noticias falsas empiezan a operar los algoritmos que son un fenómeno nuevo y que trasciende fronteras.

-¿Cómo se pueden sancionar las noticias falsas y que esto no choque con la libertad de prensa?
-El Consejo Nacional de Televisión no tiene ninguna posibilidad de actuar ex antes, es decir, no interviene en la programación, no interviene en los contenidos ni en la línea editorial de los canales de televisión. Sí interviene cuando el hecho ya se produce, la emisión ya se hizo y es ahí donde actúa, por lo tanto, no se está afectando la libertad de prensa sino que se están defendiendo y cumpliendo con el mandato de la ley, que es velar por el correcto funcionamiento y por el cumplimiento de todos los derechos establecidos en la Constitución y en los tratados internacionales.

El gran problema de una ‘fake news’ es que cuando se produce, por ejemplo, en redes como Twitter o Facebook tiene un efecto limitado, pero cuando es recogida por un canal de TV tiene un gran efecto”.

-¿Los líderes de opinión y los dirigentes políticos deberían responsabilizarse también en esto? ¿Por ejemplo, en la utilización de noticias que podrían no ser ciertas en sus campañas, o al momento de dar opiniones?
-Esta es una tarea de todos, ya sea en la política, en los tribunales de justicia, pero especialmente en los medios de comunicación, tanto en televisión abierta como en televisión de cable o en plataformas como Google, YouTube o Facebook. Debe haber un sentido de responsabilidad y por eso creemos que el Consejo Nacional de Televisión debiera tener más facultades para velar por este correcto funcionamiento, no solamente con las transmisiones que se hacen a través de la televisión abierta, sino que también las que hacen a través de internet y de las redes sociales. Porque la protección de los derechos de las personas, de la democracia, del pluralismo, de la dignidad de las personas tiene que hacerse no solamente cuando el canal emite a través de la señal abierta, sino que también cuando emite su contenido a través de YouTube, de internet o de las redes sociales. En eso nosotros queremos hacer una modificación de la ley, porque creemos que la ley no recoge el avance tecnológico que ha tenido la televisión chilena.

-De hecho hay estudios que muestran que las “fakes news” son mucho más compartidas en redes sociales que las noticias verdaderas
-Es por eso que, insisto, es necesario actualizar la ley 18.838 para que efectivamente las facultades del Consejo vayan más allá que solamente los contenidos que se emitieron por la televisión abierta, que vayan también a la fiscalización de esos contenidos cuando se emiten por internet o por otras redes como YouTube o como Twitter. Creo que debe haber aquí una institución que se preocupe de recibir las denuncias de los ciudadanos cuando considere que a través de esas redes se está afectando el pluralismo, la dignidad, etc. Esto no significa avalar la censura sino que tiene que ver con que las personas puedan hacer valer al Consejo Nacional de Televisión cuando ellos crean que, por ejemplo, un canal de televisión abierta o una televisión por cable, emitió a través de su señal de internet un contenido que daña a esa persona porque es falso o porque desinforma.

“La gente en Chile todavía no tiene conciencia de la responsabilidad cuando usa las redes sociales”

-En todo este contexto, ¿cómo cree que los medios debieran enfrentar los cambios tecnológicos?
-Los medios de comunicación y las instituciones debemos ser capaces de adaptarnos al cambio tecnológico sin dejar de tener claro los esquemas valóricos sobre los cuales se sustenta una institución, o los esquemas legales. Esta es una tarea de todos, tenemos que enfrentar los riesgos que trae el cambio profundo que están sufriendo los medios de comunicación y la sociedad por el cambio tecnológico. Pero creo que vamos a tener una sociedad que va a poder hacer frente de buena manera a los cambios tecnológicos que vienen, apoyando los beneficios, porque el cambio tecnológico también tiene muchos beneficios. La diversificación de fuentes es muy importante, en la medida en que haya una institucionalidad que cuide que eso no se transforme en una producción de “fake news” que termine alterando la democracia o la convivencia dentro de la sociedad.

-¿Las noticias falsas son más compartidas porqué, de alguna forma, es lo que la gente quiere ver?
-La gente en Chile todavía no tiene conciencia de la responsabilidad cuando usa las redes sociales, no solamente cuando difunde noticias falsas, cuando entrega información de sí misma; no sabe que todos esos datos que va entregado tanto cuando cliquea, cuando da un link o cuando pone un like, va siendo registrado en una especie de algoritmo que finalmente va a llevarle noticias que él quiere ver. Así va a terminar mucho más desinformado de lo que pensó en un primer minuto y mucho más manipulado. Lo que está haciendo la Comunidad Económica europea es la línea hacia la que vamos a tener que ir, que es una regulación que no solamente toma en cuenta la televisión abierta, por las redes tradicionales, sino que también una regulación que vaya a otras fuentes de información que tiene hoy día la gente, para evitar la “fake news”, para evitar el daño a la imagen de las personas, para evitar el daño a la democracia, para evitar el daño al pluralismo y a valores que son importantes para la sociedad chilena.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: