Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 17 de agosto, 2016

Pese a que la eficacia de los fiscales cayó en 2015, el 60% fue calificado con nota 7

Autor:

Uziel Gomez

En 2015 el Ministerio Público llevó a término 18 mil causas menos que en 2014. Sin embargo, en el mismo período aumentó considerablemente el número de los fiscales que obtuvieron nota máxima.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El ex coordinador de la reforma procesal penal y ministro de Justicia durante el anterior gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, Carlos Maldonado, estuvo seis meses viviendo en México y al regresar al país sufrió un asalto en la vía pública, que quedó en la impunidad porque los fiscales ni siquiera lo investigaron.

A los fiscales se les debe obligar a que entrevisten a la víctima”, dijo Maldonado a La Segunda, quien admitió que la inseguridad pública está asociada a los delitos contra la propiedad, que es el “área donde hay una peor respuesta del sistema de justicia. Ahí hay una falta de respuesta (…) Hoy si hay cinco denuncias por hurto en un barrio y las cinco terminan archivadas provisionalmente, ¿quién hace inteligencia con eso, quién determina que hay una banda robando en ese barrio? Nadie, porque todo es archivado y quedamos en la impunidad”.

Una experiencia similar padeció la periodista y master en políticas públicas de la Universidad de Columbia, Gracia Dalgalarrando, quien  tras sufrir un asalto callejero escribió una columna denunciando que en el actual “sistema garantista campean las ‘dudas razonables’, que finalmente salvan a los delincuentes de pagar por sus delitos. Así, muchos crímenes quedan impunes y los chilenos nos sentimos abandonados por el sistema. Esto no hace más que generar situaciones complejas y aún más graves”.

En agosto del año pasado, el entonces presidente de la Corte Suprema, Sergio Muñoz, reconoció que de la totalidad de las denuncias que reciben los fiscales, las policías y los tribunales, “sólo un pequeño porcentaje finalmente se transforma en una causa para el Poder Judicial. Aquellas que el Ministerio Público, los fiscales, determinan que por distintos factores son relevantes”.

Dando cuenta de que del millón 407 mil de personas imputadas por diferentes delitos en 2014, los tribunales emitieron sentencia para apenas 228 mil. En más de la mitad de los delitos los fiscales no lograron siquiera identificar a los autores.

El 60% de los fiscales se evaluó con nota 7

Sin embargo, el Ministerio Público tiene otra mirada de la eficacia de su trabajo, ya que evaluó con nota 7 al 60% de los fiscales del país durante el año pasado, cifra que superó en 11 puntos porcentuales las calificaciones de 2014. Si hace dos años hubo 328 fiscales con nota 7 (el 49,7% del total), en 2015 subió a 443 persecutores (60%), según publicó El Mercurio.

Según informó el organismo que dirige Jorge Abbott, 300 fiscales tuvieron la misma calificación en los dos años, entre 6,4 y 6,9, otros 225 persecutores aumentaron sus notas y solo 114 recibieron una nota menor. Las notas las coloca el jefe directo y dice relación con las metas previamente establecidas y con un marco normativo y valórico.  En el ámbito de «roles/competencias» se evalúa la «función que una persona desarrolla dentro de su perfil de cargo» y que sirve para el «sistema de capacitación y desarrollo de planes de acción».

La calificación, no obstante, no guarda relación con el rendimiento o eficacia que tienen los fiscales en la persecución penal, y en llevar a los imputados a la justicia y lograr sanciones.

La cartera está en medio de una polémica luego de que el fiscal nacional decidiera remover del caso Corpesca al fiscal regional de Rancagua, Emiliano Arias, por infringir el «deber de reserva», al afirmar en una entrevista que «puede haber más casos como el de (Jaime) Orpis y más pesqueras que hayan hecho donaciones a políticos».

Eficacia de los fiscales cayó en 2015 en relación con 2014

Según el boletín estadístico anual que publica el Ministerio Público, y que recoge toda la labor persecutora realizada por los fiscales, el año pasado tuvieron menor número de causas terminadas en relación con 2014.

Si hace dos años se pusieron término a 1 millón 624 mil causas, la cifra cayó a 1 millón 606 mil (-18 mil). Además, el año pasado en más de mil causas los fiscales decidieron “no perseverar” en la investigación,  y hubo 2.500 sobreseimientos definitivos más en relación con 2014, pero lograron 5.719 sentencias condenatorias más que hace dos años y bajaron las causas que se archivan en 7.400.

Otro  indicador clave en la gestión de los fiscales es la cantidad de imputados desconocidos, que terminan archivándose porque no se logra siquiera identificar el autor del delito. En 2014 el 50,03% era desconocido, cifra que subió levemente a 50,75%, equivalente a 3 mil casos más, lo que muestra un retroceso general del sistema.

Los desafíos del Ministerio Público

pedro orthusteguy ex fiscalEl ex fiscal Pedro Orthusteguy plantea que el gran desafío del Ministerio Público es disminuir la cantidad de absoluciones en los juicios orales, que ronda el 20% cuando debería ser 10%; aumentar las sentencias condenatorias y los procedimientos abreviados; y disminuir las causas archivadas y los imputados desconocidos.

“No hay que quedarse con el número final porque la fiscalía no es como una empresa. No hay que mirarla como una fábrica de tarros. Esa es la mirada de la administración anterior de terminar las causas como sea. A la Fiscalía hay que pedirle calidad, mejores salidas no más salidas”, afirma quien fuera fiscal durante 13 años. delitos fiscalia 2014-2015

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: