Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 21 de agosto, 2016

Pese a millonaria campaña del Gobierno, la reforma constitucional queda en penúltimo lugar de las prioridades de los chilenos con el 5%

Autor:

Uziel Gomez

El Ejecutivo le destinó este año al proceso constituyente $2 mil 836 millones, ha realizado un gran despliegue de la Presidenta y sus ministros por el país, pero el tema sigue siendo poco relevante para la gran mayoría de los chilenos.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El verdadero tsunami que generó la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) para el gobierno -que recibió la más baja aprobación desde el retorno de la democracia, 15%-, también arrastró al proyecto refundacional “madre” de la Presidenta Michelle Bachelet: crear una nueva Constitución.

En su programa presidencial de 2013, la entonces candidata afirmaba que existía una “demanda nacional por una Nueva Constitución Política para Chile”, y prometía “impulsar un proceso democrático, institucional y participativo que permita alcanzar este propósito”.

Para ello lanzó en el discurso del 21 de mayo del año pasado un ambicioso “proceso constituyente”, al que le asignó en el presupuesto público de este año $2 mil 836 millones.

El Ministerio del Interior recibió $489 millones, la Secretaría General de Gobierno otros $1.100 millones y la Secretaría General de la Presidencia $1.246 millones.

Sólo para el 5% de los chilenos la reforma constitucional es una prioridad

Sin embargo, ante la pregunta del CEP sobre «cuáles son los tres problemas a los que debería dedicar el mayor esfuerzo en solucionar el Gobierno», la “reforma constitucional” obtuvo apenas el 5%, la misma cifra que en la encuesta de noviembre de 2015, quedando en el penúltimo lugar de las preferencias.

De 16 problemas planteados por los encuestados, la reforma constitucional quedó en el lugar 15,  siendo superada ampliamente por la delincuencia (52%), la salud y la corrupción con 36%, la educación, sueldos, empleo, pobreza, drogas, inflación, desigualdad, sistema judicial, las viviendas, los derechos humanos y el transporte público. El medio ambiente quedó en el último lugar. (Ver gráfico al final de la nota)

Ni siquiera ayudó al resultado que un día antes del cierre de la encuesta, el 6 de agosto, se realizaran encuentros regionales del proceso constituyente, luego de semanas de difusión, en que participaron autoridades de gobierno y unas diez mil personas.

Ese día se desplegaron en la Estación Mapocho la Presidenta Bachelet, los ministros del comité político de La Moneda -Marcelo Díaz (Segegob), Nicolás Eyzaguirre (Segpres), Mario Fernández (Interior) y Rodrigo Valdés (Hacienda), además del ministro de Cultura, Ernesto Ottone; la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, y el intendente de Santiago, Claudio Orrego.

En ese lugar Bachelet proyectó los pasos que seguirán del proceso constituyente. »A partir de las próximas semanas se va a dar a conocer la sistematización de los cabildos regionales en el sitio web www.unaconstitucionparachile.cl, y a más tardar en octubre se van a dar a conocer las bases ciudadanas.

La millonaria y fallida campaña del gobierno

Al amparo de dicho proceso constituyente se realizaron 8.506 encuentros locales desde Arica a Punta Arenas en que han participado 230 mil personas.

También se contrataron 54 facilitadores encargados de supervisar y organizar los cabildos, a los que se les pagaron $3,3 millones.

Entre el 17 y 23 de abril se emitieron espacios publicitarios en horario prime (entre las 18:00 y las 00:00 horas) de los canales de televisión abierta, de pago y regionales invitando a participar en los diálogos ciudadanos.

También ese mes la Segegob lanzó una millonaria licitación para una campaña masiva en televisión, prensa escrita y radio y para la producción de una serie web de docurealidad de 10 capítulos, con el objetivo de “difundir y promover la participación en el proceso constituyente”, ya que una “Constitución debatida con participación asegurará por décadas la estabilidad del sistema democrático chileno al otorgarle al país un texto constitucional que recoge distintas identidades».

El ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, llegó a celebrar que “decenas de miles de chilenos” se involucraron en un proceso que “no había ocurrido nunca en Chile y en el mundo, y dificulto que haya habido una participación que convoque a tanta gente respecto a su población”.

Pero tanto optimismo fue cuestionado por el columnista de El Mercurio, Carlos Peña, quien calificó a los encuentros locales de un “sucedáneo deslavado, un pálido remedo, una realización descafeinada de la expectativa imposible que el gobierno sembró y dejó crecer: el momento constituyente. No son pues, representativos”.

reforma constitucional

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: