«Lo que ocurrió fue el desfase total entre una élite que tiene determinadas prioridades valóricas y políticas y un pueblo que tiene otras». Así el exdiputado y experto electoral Pepe Auth explica el resultado del plebiscito del domingo, en el que más de 7,8 millones de votantes rechazaron el proyecto de constitución que había sido respaldado por el gobierno del Presidente Gabriel Boric.

El Mandatario fue electo en diciembre con 4,6 millones de sufragios a su favor. Lo cual implica que el Rechazo obtuvo 3 millones de votos más que Boric.

Para Auth es clara la falta de sintonía entre quienes gobiernan y el grueso de la población: «Fue una rebelión contra la nueva élite progresista».

«Es una propuesta urbana y elitista, que arranca de ciertos preceptos ideológicos que no conversan con el sentido común popular. Se produjo una disociación brutal», aseveró durante su participación en el más reciente Podcast Electoral de El Líbero.

En criterio del exdiputado son claros algunos de los temas en los que no coinciden las prioridades de la «nueva élite progresista» que gobierna y «la base que aspira representar».

«Las disidencias sexogenéricas, el aborto libre y el feminismo radical tienen un lugar en la escala del pueblo llano que fue a votar muy distinta al que tienen en Ñuñoa», dijo en referencia a una de las ocho comunas en todo el país en las que se impuso el Apruebo. En las otras 338 ganó el Rechazo.

Un proyecto «indigenista y socialista» que no convenció ni a los mapuche ni a las zonas populares ni rurales

«Y mientras gana en Ñuñoa (50,41% para el Apruebo), pierde en La Pintana (53,58% para el Rechazo). Ahora, si se agrega a la caricatura que la propuesta estaba hecha para los pueblos originarios y se mira la votación de la provincia de Malleco y la de Arauco, francamente casi no se ven números más altos de Rechazo que los de Collipulli (81,40%) y los de Lumaco (80,47%), en donde el 70% de la población es mapuche», agregó Auth con respecto al proyecto, que durante su redacción fue catalogado de indigenista y socialista.

Desde la perspectiva del experto, el electorado le envió un mensaje claro al gobierno en la reciente jornada electoral: «Chile le volvió a decir que era minoría. Se lo había dicho en la primera vuelta, en la que solo el 25,8% marcó preferencia por ese programa y ellos tuvieron la ilusión de que por arte de magia el 19 de diciembre, cuando se celebró la segunda vuelta presidencial, se habían convertido en mayoría cultural».

«Resulta que no eran mayoría cultural porque no puede ser casualidad que en comunas como Diego de Almagro (52,92% para el Rechazo), Monte Patria (69,14% para el Rechazo) y Combarbalá (62,38% para el Rechazo), por ejemplo, donde siempre gana el PC, el voto rural se volcó masivamente contra esta propuesta», advirtió Auth.

El plebiscito fue para Boric lo que el estallido fue para Piñera

Auth hizo un paralelismo entre los efectos de lo ocurrido electoralmente el domingo para el gobierno del Presidente Boric y lo sucedido en las calles el octubre de 2019 para el mandato de Sebastián Piñera.

«Es un efecto parecido al que tuvo el estallido social sobre el gobierno de Piñera. El efecto de este resultado deja al gobierno de Boric con la conciencia absoluta de que su programa es contracultural», señaló.

El exdiputado dijo más: «Eso es muy grave. Iniciar un gobierno pensando que lo que querías hacer no es aceptado por la sociedad, más encima con un Congreso en contra. Entonces, la pregunta es cuántos kilómetros habrá de moverse Gabriel Boric desde su programa si quiere tener éxito». 

Auth: «Si el gobierno Boric no se pone en modo segunda vuelta, fracasa»

 Auth recalcó que en su carrera política el actual Jefe de Estado nunca había sufrido una derrota electoral y menos de la proporción de la del domingo. «Los grandes se ven en las derrotas, no en las victorias. Es mucho más fácil ser generoso y tomar decisiones cuando uno gana. Ahora vamos a ver la envergadura de Boric, su capacidad para liberarse de los barrotes que le impone su coalición».

En su criterio, la modificación que debe hacer el Mandatario en la lista de ministros, a la que el propio Presidente de la República se refirió la noche del domingo, debe ser muy marcada.

«Tanto más masivo sea el cambio de gabinete, mejor, y tanto más extienda las fronteras políticas, mejor. Por decirlo de un modo figurado, si el gobierno Boric no se pone en modo segunda vuelta, fracasa», advirtió.

En este sentido, el analista Darío Paya, que también participa en el Podcast Electoral de El Líbero, fue enfático en cuanto al tipo de cambio que se requiere dentro del gabinete.

«Lo ocurrido el domingo se transforma en un desfonde programático del gobierno, hace que el tema de qué fuerzas políticas están dentro tomen relevancia y que cuáles sea el próximo gabinete no sea un tema de nombres, sino de agenda», indicó Paya.

Para Paya es «inimaginable» un gobierno sin Frente Amplio ni PC. «Lo que viene va a tener más de cosmético que de fondo. Va a venir seguramente la entrada de nombres con peso político, con el ingreso de un sector que de un tiempo a esta parte se empezó a autodenominar Socialismo Democrático», sostuvo.

Auth también se animó a dar pistas sobre el diseño del nuevo gabinete. «Me gustaría que ampliara la frontera, que incorporara algo del mundo del Rechazo, porque sacó el 62% y no puede un gobierno refugiarse en un 38%», indicó.

«Si hay algo de lo que estoy convencido respecto de Gabriel Boric es que quiere tener éxito porque su fracaso es un fracaso no solo personal, sino de toda su generación política», advirtió Auth.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta