La “alerta roja” decretada por Amarillos por Chile tras la publicación del borrador de la Constitución, centró nuevamente el debate en el real respaldo que tendría el texto en sectores de la centro izquierda del país. Asimismo, algunos expertos se han preguntado cuál sería la influencia que podría tener el grupo liderado por Cristián Warnken en los resultados del plebiscito de salida. A juicio del exdiputado independiente Pepe Auth, el rol puede ser clave, pues “los Amarillos pueden terminar articulando a las disidencias de la centroizquierda”.

A menos de dos meses para que se cumpla el plazo para que la Convención Constitucional presente el texto final –5 de julio– y se concrete la cita a las urnas el próximo 4 de septiembre, desde Amarillos por Chile emitieron un comunicado donde expresaron su preocupación por el contenido del texto.

“Con el borrador de nueva Constitución en nuestras manos, hoy levantamos una ‘alerta roja’. Nos parece que este texto dividirá al país en vez de unirlo. En muchos aspectos parece más un programa de gobierno de una izquierda radical que una Constitución para todos y todas”, detalla el inicio del documento.

En un nueva edición del Podcast Electoral de El Líbero, Pepe Auth, se refirió al futuro del proceso constituyente y a la influencia que Amarillos por Chile podría tener en el plebiscito de salida. 

 Amarillos como “un actor determinante”

Según plantea el experto electoral, Amarillos por Chile será “un actor determinante” en la decisión de ciertos grupos «que todavía no toman su decisión porque ha avanzado bastante la opción de rechazar normas que muy difícilmente van a ser modificadas en lo poco que queda», dice.

“Hay que pensar que se registraron en este movimiento más de 45 mil personas, en un momento donde nadie se afilia a nada, más bien se desafilan”, añade Auth.

Es en este punto donde destaca la influencia que podría tener el grupo de Warnken en sectores de la centroizquierda donde aún no está definida la inclinación por el Apruebo, como al interior de la Democracia Cristiana. 

Auth, asegura que a pesar de que para la DC la inclinación por el Apruebo significa un compromiso o bien “la prueba de la blancura” para ingresar al gobierno de Gabriel Boric, “más de la mitad de su bancada parlamentaria más bien está orientada al Rechazo y probablemente buena parte de la dirigencia”.

“Yo creo que el paraguas de Cristián Warken puede servir y probablemente lo haga”. El exdiputado plantea que lo planteado por el líder del movimiento es un “abrigo” para quienes no quieran inclinarse por el Apruebo porque “obviamente van a ser duramente castigados por aquellos que defiendan a ultranza el texto constitucional como una cuestión de vida o muerte, de pinochetismo o democracia. Yo creo que puede ser muy incidente”.

El Apruebo de Bachelet

La expresidenta Michelle Bachelet no quedó ajena al debate cuando, la semana pasada, expresó su apoyo al borrador elaborado por la Convención. La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, aseguró que el texto “está ofreciendo un nuevo contrato social basado en un bonito proceso nacional legal”.

Para Pepe Auth, lo de la exmandataria “es el llamado de la tribu, tocar la trompeta o más bien la trutruca para que se alineen todos los que están en torno a mí, los que me han seguido. Es un Apruebo como el de Gabriel Boric, es decir, antes de conocer el texto porque ella misma declara que todavía no lo ha visto”.

En esta línea, lo compara con el rol que podría tener el expresidente Ricardo Lagos, quien hace dos semanas envió una carta a la Convención Constitucional para comentar los avances en el texto.

Lo de Lagos, en cambio, después de haber hecho y manifestado expresamente sus aprensiones obviamente él va a hablar cuando tenga el texto definitivo, tiene poco espacio, creo yo, para pronunciarse por el Rechazo, sería un acto de liderazgo y ruptura con la tribu que me sorprendería”, asegura el experto electoral.

«También es posible el silencio, porque ya habló. Y si las cosas de las que habló permanecen, será difícil para él tomar una postura activa en pro del Apruebo después de haber señalado objeciones”, agrega.

Sin embargo, subraya la influencia que podrían tener en el electorado: «Nunca como ahora había sido tan feble y débil la relación entre los líderes políticos y la base electoral. Es decir, hoy día es más pequeña que nunca esa franja de personas que está esperando a ver qué le dicen sus líderes para tomar decisiones, cosa que era completamente distinto hace 10 o 20 años atrás”. 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta