Para la elección de los 50 integrantes del Consejo Constitucional, que estarían encargados de redactar el nuevo proyecto de Constitución si se aprueba en el Congreso el Acuerdo por Chile, los partidos de la derecha no presentarían una lista única de candidatos.

Así quedó dibujado el panorama luego de las aseveraciones efectuadas por los presidentes de la UDI, Javier Macaya; Renovación Nacional, Francisco Chahuán; Evópoli, Gloria Hutt; y Republicanos, Ruth Hurtado; durante su participación en el congreso «Jóvenes, pensamiento y desafíos políticos», organizado por la Fundación Chile Siempre, en el que los cuatro fueron parte de uno de los paneles de la jornada de ayer.

«Difícil» fue la palabra en la que coincidieron los presidentes de estas tiendas políticas cuando, en pleno conversatorio, se les preguntó sobre la posibilidad de lograr un pacto para la elección de los integrantes del Consejo Constitucional que se celebraría en abril, conforme al cronograma previsto en el acuerdo que se firmó el pasado 12 de diciembre y del que Republicanos se restó.

«Creo que es muy difícil que nosotros hoy día tengamos un pacto con Republicanos», aseveró Chahuán cuando le tocó referirse sobre una hipotética lista única de candidatos por parte de la derecha.

«Somo parte de aquellos que creemos que hay que generar un giro hacia el centro, desde la centroderecha y la centroizquierda tenemos la responsabilidad de dar un camino de estabilidad a Chile. Entonces yo diría que no es casualidad que José Antonio Kast y Daniel Jadue sean los que se opongan al acuerdo», sostuvo el presidente de RN. 

Hutt habló de esa misma dificultad. «Es difícil hacer un acuerdo cuando el objetivo de esto es cambiar la Constitución a través de un proceso que fue acordado y Republicanos no participó en esa mesa y ha dicho que el acuerdo es malo, entonces es difícil pensar en ir juntos», afirmó.

En términos similares respondió el presidente de la UDI: «Es difícil pensar en una asociación con un partido con el que hemos hecho alianzas, con el que tenemos algunas coincidencias en materia política, pero que hoy día está mirando este proceso como algo negativo y que sale a criticarlo y a torpedearlo, quizás con la misma fuerza que lo hace Daniel Jadue».

«Tiene que haber una respuesta más bien de ellos respecto a si van a ser capaces de sumarse a esto, pensando en el éxito final en diciembre con un plebiscito de salida donde pueda ganar el apruebo», agregó Macaya.

Hurtado, que fue parte de la Convención, fue enfática en su respuesta y aunque también se refirió a la dificultad de la lista única para el Consejo Constitucional, fue más allá y habló de imposibilidades.

«En el escenario en el que estamos y tras el ninguneo que hemos tenido de Chile Vamos, en llamarnos extremos, la verdad es que se ve muy difícil ir en una lista, además con quienes pactaron con el PC. En este escenario y dada la poca amistad cívica que hemos recibido de aquellos con quienes podríamos estar en acuerdo, obviamente no hay ninguna posibilidad, tendrían que pasar muchas cosas para aquello», advirtió.

«Hay que ser bastante sinceros en esto, desde el Partido Republicano siempre hemos estado abiertos a los cambios y ellos nos hacen ver como los que no queremos ningún cambio y nos ponen a la altura de Jadue, sabiendo lo que él representa. La verdad es que eso es para justificar su alianza con el PC, su acuerdo con el Frente Amplio, con Comunes y con todos estos partidos que lo único que esperan es la refundación de Chile. Es un acuerdo que tiene muchas luces de repetición del acuerdo del 15 de noviembre», dijo.

En criterio de la presidenta de Republicanos, lo correspondiente es que la institución encargada de redactar la nueva constitución sea, no un Consejo Constitucional, sino el Congreso. Lo contrario, desde su perspectiva, es una irresponsabilidad.

Hurtado, eso sí, aclaró: «Nosotros vamos a participar de las elecciones si se llega a habilitar esta reforma constitucional y lo vamos a hacer buscando representar a toda la derecha que hoy día se siente abandonada por la derecha y la centroderecha tradicional».

51% de aprobación del acuerdo que prevé el Consejo Constitucional: ¿Mucho o poco?

De acuerdo con el criterio de Hurtado, el resultado de la más reciente encuesta Cadem, según el cual 51% apoya el acuerdo constitucional, es un reflejo de que el texto es percibido como «una copia de algo que ya fracasó». Advierte que es errado «darle de nuevo el gusto a la izquierda» de insistir con el tema refundacional.

«Ellos consiguen todo por la fuerza, por la violencia, eso fue lo que vimos en la Convención anterior y no tengo duda de que va a ser lo mismo que va a pasar en esta segunda Convención», afirmó.

Desde Evópoli, Hutt realizó una lectura completamente opuesta del resultado del sondeo. «Hicimos el diseño tomando en cuenta cuatro condiciones que recogíamos de la opinión ciudadana: que fuera un proceso muy distinto del anterior, acotado en el tiempo, que tuviera opinión experta incidente y participación ciudadana. Todo eso está en el diseño, posiblemente por eso tiene 51% de aprobación, lo cual para los estándares en los que estamos es una aprobación buena».

En los sectores que rechazaron la primera propuesta, advirtió Hutt, la aprobación es de sobre el 60%.

Para Chahuán, los que rechazan el acuerdo son los de izquierda y algunos sectores que creen que hay que dejar las cosas como están y «que viven en un país alterno». En su criterio, el gran acuerdo que se requiere es el de una «Constitución mínima», que establezca derechos y deberes, límites al ejercicio del poder y que dure los próximos 30 0 40 años.

Pronósticos sobre el asunto constitucional

Son positivas las expectativas que tienen los presidentes de los partidos que integran Chile Vamos con respecto al resultado final del proceso que llevará a cabo el Consejo Constitucional, y que según el cronograma previsto en el acuerdo terminaría con un plebiscito ratificatorio que debería celebrarse el 26 de noviembre del año próximo.

«En cuanto a la proyección del acuerdo soy optimista, creo que dado el diseño y la sensación de que no podemos fallar de nuevo, que está presente en toda la ciudadanía y también en el sistema político, va a ser un proceso mucho más prudente, más tranquilo y seguramente más productivo», aseveró la presidenta de Evopoli.

Macaya señaló que es importante construir un espíritu que de aquí a fin del 2023 logre convencer «desde el Partido Republicano hasta las fuerzas de izquierda que se han opuesto a que tenemos una oportunidad de cerrar este tema para que no vuelva a aparecer en el futuro. Pensando en cualquier persona, incluso en Kast, que pretende ser Presidente de Chile».

«Creo que el Presidente Boric va a pasar a la historia solamente por haberle puesto la firma a su Constitución, pero no por haber sido la persona que construyó una gran reforma de pensiones o tributaria, espero equivocarme. El tema constituyente va a ser una oportunidad para él y nosotros tenemos que mirarlo como una oportunidad para nosotros y para el futuro de Chile», agregó el senador UDI.

Hurtado, por su parte, fue directa en su respuesta. «A diferencia de Javier (Macaya), no espero que el Presidente firme su Constitución, porque si firma su Constitución va a ser con este espíritu refundacional. Si se llega a firmar una Constitución espero que sea una que nos represente a todos los chilenos», dijo, al tiempo que advirtió que hay aspectos de la Carta Magna que deben ser modificados, pero que hay otros que deben mantenerse.

«¿Ustedes creen que el proceso tienen que fracasar entonces? ¿Cuando dices ‘no espero que Boric firme su Constitución’ es que no van a ir a las elecciones, no queremos que nos vaya bien?», le preguntó Macaya a Hurtado cuando el conversatorio estaba por concluir, advirtiendo que le consultaba con «cariño y respeto».

Hurtado volvió a tomar asiento y respondió: «Tú dijiste que esperas que lo único que va dejar este gobierno es que el Presidente firme su Constitución. Yo lo que dije es que ojalá sea la nuestra, una Constitución para Chile, a eso me refería, es que ustedes siempre ponen palabras en nuestra boca y por eso nos tildan de extremos. Es bueno empezar a mirarnos con un poco más de respeto».

Deja un comentario

Cancelar la respuesta