Justo cuando se cumplía el plazo, y tras regresar de su viaje a Tailandia donde participó en la APEC, el Presidente Gabriel Boric definió el nombre que escogió para liderar el Ministerio Público, a partir de una quina entregada por la Corte Suprema: José Morales, fiscal adjunto jefe de la Fiscalía Local de Santiago Norte, es su carta para suceder a Jorge Abbott.

Sobre su trayectoria y desafíos conversamos en Mirada Líbero con Ximena Risco, ex jefa de la División Jurídica del Ministerio del Interior, y Pedro Orthusteguy, ex presidente de la Asociación Nacional de Fiscales.

Respecto a Morales, Orthusteguy aseguró que “lo conozco bastante”, debido a que “nos tocó inaugurar la Reforma Procesal Penal en Chile”. Destacó que “es un duro, de convicciones fuertes, no es fácil convencerlo de algo si es que tiene una idea en la cabeza, y creo, en ese sentido, que es la mano firme que el Ministerio Público necesita hoy día”.

Por su lado, Risco apoyó que el Ejecutivo haya elegido a Morales como su carta para la Fiscalía Nacional, y señaló que “lo que predominó fue la visión pragmática de este asunto. Sabemos que Morales no era el preferido por el gobierno, pero lo cierto es que no puede arriesgarse a perder una nominación en el Senado (…). Es algo que me deja tranquila, que no se haya preferido un gusto personal sobre todo en una materia tan delicada como seguridad”.

Risco ahondó en los atributos de Morales, advirtiendo que «es fiscal, conoce la institución y tiene la capacidad de tomar las decisiones (…). Morales ha ejercido siempre cargos de jefatura porque tiene un liderazgo muy fuerte, tiene características personales que le permiten guiar una institución como esta correctamente».

De igual manera, Orthusteguy subrayó que, de ser ratificado Morales por el Senado, se trataría del primer fiscal nacional que haya sido fiscal antes, “algo que es súper importante, se va a notar un cambio en la dirección”. Además, indicó que «no creo que tenga problemas de control o de disciplina al interior de la institución como tuvo Abbott, pues era básicamente Marta Herrera quien conducía el Ministerio Público. La primera gran damnificada debiera ser ella, como cara visible de la administración de Jorge Abbott”.

Los desafíos: superar la crisis interna y enfrentar el problema de seguridad

Respecto a los desafíos que tendrá el nuevo fiscal nacional, Risco manifestó que son dos los focos importantes: la crisis de la institución y el crítico escenario de seguridad. “El fiscal nacional va a tener que recuperar la crisis interna al interior del Ministerio Público derivada de esta falta de credibilidad del fiscal Abbot”.

Y añadió que «al interior del Ministerio Público las confianzas están muy dañadas, y creo que José Morales cuenta con esta legitimidad interna. Él es de los fiscales históricos, él nació con la institución».

Asimismo, Orthusteguy señaló que el foco del fiscal nacional «es el crimen organizado y, particularmente, el alza en la tasa de homicidios”.

Decisión en manos del Senado

En un plazo de 10 días, el Senado deberá discutir el nombramiento de José Morales como fiscal nacional. Para esto, necesita el acuerdo de al menos dos tercios de la Cámara Alta, es decir 33 senadores.

Ante esta decisión, el ex presidente de la Asociación Nacional de Fiscales aseguró que “a los fiscales tenemos que evaluarlos por cuántas causas llevó a juicio oral, nadie se hace esa pregunta, y cuántas de esas ha ganado. Esas son preguntas relevantes para ver si es un buen fiscal o no”.

Por otra parte, Risco indicó que es importante que el Senado pondere el programa que fue planteado por el fiscal Morales ante la Corte Suprema. Así, destacó que “Morales explicó los tres ejes con claridad: crimen organizado, delitos cometidos por funcionarios públicos y violencia contra la mujer, eso es lo que tenemos que esperar y lo que tendremos que cobrar después”.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta