El Senado rechazó el nombramiento de José Morales como nuevo Fiscal Nacional, quien obtuvo solo 31 votos de los 33 que necesitaba para ello. Ahora la Corte Suprema deberá hacer una nueva selección para presentar al Presidente Boric.

En Mirada Líbero el ex presidente de la Asociación Nacional de Fiscales, Pedro Orthusteguy, lamentó la decisión de la Cámara Alta y manifestó que “me dejó un sabor amargo esta elección, y es una pena por José”. Indicó que “esperaba que le fuera bien a José, y la verdad es que tenía todas mis esperanzas puestas en un cambio importante en el Ministerio Público en manos de él. Morales estuvo a punto de conseguir ese consenso político”.

En el análisis de lo sucedido, señaló que “los únicos votos que no estaban alineados fueron algunos de Renovación Nacional”. Y añadió que “desde siempre se sabía que el gobierno no tenía los votos propios y tenía que necesariamente ir a buscar votos ajenos, particularmente los de la derecha, y por eso, sin perjuicio de que evidentemente la responsabilidad final es del gobierno en el fracaso de la selección de la persona y que finalmente no se logran los votos en el Senado, los votos siempre iban a ser ajenos”.

Y agregó que “a eso hay que sumarle una campaña que pocas veces se ha visto en una candidatura a fiscal nacional. Se había visto en campañas a fiscal regional estas peleas sucias, a cuchillo como en el óvalo de la cárcel, pero ahora vimos una campaña muy sucia en contra de José Morales ad portas de un nombramiento tan importante”.

De igual manera, criticó duramente la abstención de ocho senadores, argumentando que “en una votación tan importante como esta hay que tener una posición fija, pero esto de abstenerse es un poco, a mi juicio, absurdo, en una votación tan relevante, no es tan difícil. En este tipo de cosas uno no puede abstenerse”.

Erika Maira, “una buena candidata”

Para Orthusteguy, el panorama que viene es más bien complejo y adelanta que “quizás vamos a terminar con un candidato que no es tan bueno, pero que a nadie le cause molestia y eso es lo peor que podría pasar”.

Sobre quienes podrían sumarse a la quina de la Corte Suprema, el ex presidente de la Asociación de Fiscales apunta a Erika Maira. “Ella sería una buena candidata, porque es mujer, que es lo que busca el Presidente de la República, y es una persona que generaría consensos políticos, porque no tiene aristas comunicacionales como las que le sacaron a Morales, o como lo que pasó con Rodrigo Ríos. Sería interesante un nombre como ella”, asegura.

Finalmente, Orthusteguy reflexiona respecto a lo que se viene en este proceso y pide que el nombre que se le proponga al Senado esta vez “sea un poquito más conversado, más de consenso y que esta vez los senadores no se abstengan”.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta