Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 16 de diciembre, 2014

ONG del PC vinculada a la U. Arcis ganó licitaciones del Gobierno para capacitar dirigentes sindicales

Autor:

Uziel Gomez

ICAL imparte cursos a líderes de los sindicatos del Ministerio del Trabajo y el Servicio de Salud Aconcagua.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El centro de estudios del Partido Comunista, ONG ICAL (Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz), vinculado a la Universidad Arcis, ha ganado dos licitaciones públicas entre julio y octubre de este año para capacitar a dirigentes sindicales de los organismos del Gobierno, el Ministerio del Trabajo y el Servicio de Salud Aconcagua.

El contrato con la cartera de Trabajo por casi $20 millones se adjudicó el 17 de julio pasado y es parte de la “Escuela de Formación Sindical, Nuevos Líderes 2014”, que licitó en todas las regiones del país, de las cuales Ical ganó la Región Metropolitana.

El objetivo de la licitación es ofrecer una “formación comprensiva de los desafíos que un mundo globalizado demanda a los dirigentes sindicales, requiriéndose que se capaciten en aspectos teóricos y prácticos que le permitan “adquirir las habilidades necesarias para el ejercicio de su labor sindical”.

ICAl fue la única ONG que ganó el concurso público, autorizado por el subsecretario del Trabajo, Francisco Díaz, porque el resto de las instituciones ganadoras en el resto de las regiones del país se las adjudicaron las universidades Católica de Temuco, la Austral, Universidad del Desarrollo, de Concepción, de Valparaíso, la Católica Cardenal Raúl Silva Henríquez, de Viña del Mar, la USACh y la Vicaría de la Iglesia Católica.

Ical fue fundada en diciembre de 1983 con el objetivo de “contribuir a la defensa y desarrollo de una cultura y pensamiento críticos, sometidos en ese período de dictadura militar a la persecución, destrucción y desmantelamiento”; y actualmente se define como un centro de estudio “en vinculación permanente con el marxismo y la izquierda, particularmente con el Partido Comunista, pero desde un quehacer autónomo y plural que contribuya a articular a los intelectuales de izquierda y de pensamiento crítico”.

El director ejecutivo es César Bunster Aristía, ex miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez y líder del atentado al general Pinochet en septiembre de 1986, y quien se convirtió en el frentista más buscado del país durante años.

ONG del PC ganó licitación pese a cobrar más

El instituto del PC ganó, además, el concurso público del Servicio de Salud Aconcagua  pero como ICAL Capacitaciones, que tiene otro rut pero que depende de la “casa matriz” ONG ICAL, para impartir un “curso de formación moderna de dirigentes sindicados, en el contexto político organizacional actual”, por el que recibió $3,2 millones.

Ese monto fue superior a la oferta por $3 millones  que presentaron la consultora Osvaldo Lecaros Alegría, Berclaro Capacitación Ldta y el Centro Empresarial de Estudios y Formación FECS S.A.

Los vínculos con la U. Arcis

La relación de la  ONG Ical con la Universidad Arcis, que vive una severa crisis económica e institucional y está siendo investigada por el Servicio de Impuestos Internos y la Cámara de Diputados, data de enero de 2008 cuando recibió US$9 millones 60 mil de un préstamo del Banco Nacional Económico de Venezuela (Bandes), luego de que el entonces Presidente Hugo Chávez le prometiera ayuda económica a la casa de estudios.

El dinero, que en moneda nacional ascendió a $4.197 millones, fue recibido por Max Marambio y Daniel Núñez, actual diputado del PC, entonces ambos directivos de ONG Ical, y lo traspasaron a la Universidad Arcis para realizar el “saneamiento de las deudas contraídas, relacionadas con el pago de alquileres, juicios pendientes, impuestos, pago a proveedores”, a la creación de la Escuela Latinoamericana de Estudios de Posgrado (ELAP), y a pagar campañas de publicidad y marketing para sumar nuevos alumnos.

En tanto, ICAL Capacitación fue fundada en agosto de 2006 y tiene la sede en Ricardo Cumming 350, Santiago, propiedad del Partido Comunista, donde también están la inmobiliaria Libertad S.A. y ONG ICAL.

La sociedad tuvo como representante legal a Daniel Núñez y socio a Marcos Barraza,  subsecretario de Previsión Social del Gobierno de la Presidenta Bachelet, quien vendió su participación el cinco de marzo pasado antes de asumir el cargo.

La U. Arcis le traspasó a Ical Capacitación Ldta entre 2009 y 2013 casi $174 millones, en dos pagos mensuales que oscilaron entre $3,4 millones y $2,8 millones. La razón que señalaron las facturas son “cursos de capacitación y desarrollo social”.

Gerente de inmobiliaria dice que Arcis les debe $1.400 millones

Patricio Palma, gerente general de la inmobiliaria Libertad S.A. que fue dueña de la Arcis, asistió ayer a la comisión investigadora de la Cámara de Diputados y aseguró que la casa de estudios le debe a la inmobiliaria $1.400 millones.

El histórico militante comunista, ex dirigente de la UP y miembro del comando de Bachelet en la pasada elección,  negó que la inmobiliaria haya lucrado con la universidad, y que tuvieron una relación de cooperación. “Si bien durante varios años hubo distribución de dividendos cuando la inmobiliaria tuvo excedentes, fueron retornados a la universidad”, afirmó Palma.

“¿Hubo lucro con la inmobiliaria? La respuesta es categórica, no, porque la inmobiliaria obtuvo saldo negativo de la universidad”, aseguró el también director de Enami, quien añadió que el ex rector Tomás Moulián se “equivoca en forma rotunda” al acusar de que sí hubo lucro en la casa de estudios.

Respecto del sistema de arriendo en el sistema universitario, que ha sido muy criticado por el mismo Partido Comunista y los líderes estudiantiles, Palma dijo que son las reglas del juego y que debe vivir en el “mundo real”.

Donde evitó pronunciarse fue cómo habrían ingresado al directorio de la U. Arcis los dirigentes comunistas Daniel Núñez y Juan Andrés Lagos, tras un aporte de $500 millones, y si ese dinero lo pusieron ellos con su patrimonio personal, o el propio Partido Comunista.  “Ignoro los patrimonios de los socios de esa empresa. La pregunta debe remitirse a la universidad para ver en qué condiciones recibió ese dinero y cómo lo utilizó”, indicó el gerente general de la inmobiliaria.

FOTO: PEDRO CERDA/AGENCIA UNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: