Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 04 de mayo, 2016

Ministra Ximena Rincón divide a la DC ante polémica por veto presidencial a la reforma laboral

Autor:

Uziel Gomez

Mientras los senadores han optado por tomar distancia del planteamiento de la titular del Trabajo, los diputados se reunieron con ella el pasado lunes en la noche para entregarle su respaldo. "La ministra entregó una línea como si fuese la única, que no es lo que se ha adoptado", afirma a este medio el senador DC Jorge Pizarro.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Hay una inquietud muy grande en términos de que el problema se veía venir, la ministra Rincón habló antes de tiempo», afirman influyentes senadores de la DC a «El Líbero», para referirse a la polémica generada por el anuncio de la titular del Trabajo, Ximena Rincón, sobre el veto presidencial a la reforma laboral, lo que inmediatamente fue aclarado por el gobierno.

La frase de los senadores refleja la molestia e inquietud que existe al interior de la bancada de senadores DC por la postura adoptada por la ministra Rincón, quien milita en ese partido. Sin embargo, entre los diputados existe un panorama más favorable para la titular de Trabajo, según confirman de la tienda.

Fue la semana pasada, tras conocerse el desfavorable fallo del Tribunal Constitucional (TC) que declaró inconstitucional la titularidad sindical de la reforma laboral, cuando la ex senadora afirmó en una entrevista en La Segunda, que la decisión del gobierno era usar el veto presidencial al proyecto.

Con el paso de las horas la afirmación de Rincón comenzó a debilitarse. Fue el propio ministro del Interior, Jorge Burgos, quien aclaró que aún no había una decisión tomada y que el gobierno estaba analizando todas las alternativas posibles. Incluso, la misma Presidenta Michelle Bachelet, reiteró el domingo pasado que el Ejecutivo estaba estudiando todas las opciones.

Y, ante este escenario, tal como el gobierno decidió tomar distancia de la postura de la titular de Trabajo, los senadores DC también optaron por adoptar esa posición. Según explican en el partido, el anuncio de la ministra no tuvo mayor acogida entre los senadores. De hecho, el senador DC Andrés Zaldívar afirmó que “me parece que ella (Rincón) está en la convicción de que esto puede hacerse. Lo único que creo que es delicado es hacer un veto a ciegas, lo que hay que hacer es una ley o veto, pero con claridad para que reforma laboral tenga aplicación y no que quede coja”.

Los senadores coinciden en que el anuncio de la ministra fue apresurado, lo que evidencia que no existe claridad para definir el camino definitivo que tomará el gobierno. Por esto es que senadores explican que el principal temor que ronda en la tienda es que se reabran las marcadas diferencias internas que surgieron durante la tramitación de la reforma laboral.

«El problema fue que la ministra habló antes de tiempo, entregó una línea como si fuese la única, que no es lo que se ha adoptado», afirma a este medio, el senador y ex presidente de la DC, Jorge Pizarro.

Por esto es que en la bancada optaron por no referirse públicamente a este hecho y no realizar declaraciones con respecto al proyecto de reforma laboral hasta que se conozca el fallo del TC el próximo lunes 9 de mayo y hasta que el gobierno anuncie cuál será la estrategia oficial para enfrentar esta situación.

Sin embargo, el panorama en la bancada de diputados DC es totalmente diferente. Diputados confirman a este medio que existen varios apoyos a la ministra Rincón en este tema. De hecho, el pasado lunes en la noche algunos diputados se reunieron con ella en el comedor de la bancada en el Congreso Nacional y le entregaron su respaldo.

«No me imagino que ella lo haya declarado sin acuerdo con el gobierno. Nosotros cenamos con la ministra y la apoyamos, en el sentido de que no se puede descartar veto y que hay que evaluar una combinación entre un veto acotado y una ley corta», explica a «El Líbero», el diputado Fuad Chahín.

Los traspiés de la ministra Rincón en la reforma laboral y el desempleo

Al aislamiento político de la ministra Rincón en un sector de la DC se suman los traspiés que ha tenido con sus colegas del Gobierno y con parlamentarios de la Nueva Mayoría, en la polémica tramitación de la reforma laboral y por las cifras de desempleo de la Universidad de Chile.

El 28 de abril, tras conocer el rechazo del Tribunal Constitucional a la titularidad sindical, Rincón afirmó que “no queremos aventurar un juicio hasta no conocer el fallo mismo y ver lo que ello significa».

Sin embargo, menos de 24 horas después, en la mañana del 29 de abril se desdijo al afirmar a La Segunda que “el Gobierno ha decidido vetar el proyecto de ley. Ahora está haciendo un análisis de las implicancias de lo que ha anunciado el TC para ver la magnitud y el tipo de veto”.

Sin embargo, dicha declaración no fue compartida por el gobierno, que aclaró que aún se evaluaban diferentes alternativas. El problema que presenta esa opción es que tendrían que redactar el veto a ciegas porque el plazo para hacerlo vence el 6 de mayo pero el fallo del TC se conocerá el 9 de mayo, según reconoció el Ministerio Secretaría General de la Presidencia, que dirigió la propia Rincón antes de llegar al de Trabajo.

Este lunes tras un consejo de gabinete, el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, aclaró que La Moneda sigue analizando diferentes escenarios con el fallo del TC y que para “poder tomar una decisión tenemos que tener todos los elementos que dicen relación con el fallo. En cuanto tengamos la decisión de cuál es la herramienta legal que vamos a utilizar la vamos a comunicar”.

En la misma línea, el titular de Hacienda, Rodrigo Valdés, volvió a contradecir a Rincón al afirmar que se está trabajando “en el mejor camino a tomar para ser lo más efectivos y eficientes posibles para el objetivo final. Sea lo uno o lo otro, vamos a definirlo de acuerdo al análisis que tengamos”.

Por ello, el diputado Osvaldo Andrade dijo que “si el veto se va a hacer con una información sesgada, francamente preferiría conocer bien el fallo y hacer una ley corta que se haga cargo derechamente del fallo”.

Además, el presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber, reclamó por las distintas versiones que estaban circulando por autoridades del gobierno, especialmente por Rincón y el subsecretario de Trabajo, Francisco Díaz, quien también ha dado versiones contrapuestas, develando que no existe coordinación al interior de la cartera.

El otro traspié que tuvo la ministra Rincón fue cuando la semana pasada acusó al ajuste fiscal de Valdés del fuerte aumento del desempleo a 9,4% en el Gran Santiago, según la Universidad de Chile.

La ex senadora DC afirmó que “hubo un ajuste presupuestario que tenemos más constricción: esa es una posible causa” del desempleo.

Pero la respuesta de Valdés fue lapidaria: “Es completamente equivocado, no hay ninguna base para sostener que sea el ajuste fiscal lo que explique el aumento del desempleo de marzo. El ajuste es pequeño, impacta en la disponibilidad de recursos que tenían los ministerios. Por lo tanto, para nada explica este salto del desempleo”.

El vocero Marcelo Díaz volvió a respaldar a Hacienda en esta polémica: “La opinión del ministro Valdés es la que hemos transmitido como gobierno”. 

La furia de Valdés con Rincón

El otro round que ha tenido Ximena Rincón es por las adecuaciones necesarias que establece la reforma laboral en caso de huelga.

“El principio rector que orienta su interpretación es el aseguramiento de que las funciones contenidas en el contrato de trabajo correspondan a las que se desarrollen en la práctica”, explicó Rincón, lo que generó una fuerte discrepancia entre el gobierno y un grupo de senadores de la DC que intervinieron durante la negociación. Entre ellos, Ignacio Walker.

En esa oportunidad, el senador afirmó que la explicación de Rincón tendía a “confundir” la interpretación de las adecuaciones necesarias. Por esto es que durante su larga intervención se dedicó a exponer detalladamente cómo quedaron, finalmente, las adecuaciones necesarias del proyecto de reforma laboral. La explicación de Walker fue compartida por su par de la DC, Andrés Zaldívar.

La declaración de Rincón generó la furia del ministro Valdés, según publicó La Tercera, quien camino a la oficina de senadores de su partido PPD repitió a viva voz: “Si ese fuera el contenido, no habría firmado la ley”. “¿Para qué se conversa?”. A pesar de las gestiones de varios parlamentarios para calmarlo, el ministro tomó sus cosas y se devolvió abruptamente a Santiago.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: