Publicado el 14 noviembre, 2020

María José Hoffmann (UDI): “Necesitamos a un gobierno que llegue al Congreso con una posición clara”

Autor:

Pilar Molina

La diputada y jefa de bancada UDI se refiere al escenario que enfrenta Chile Vamos tras la aprobación en la Cámara de Diputados del proyecto que busca un segundo retiro de fondos previsionales. Hoffmann indica que “para nosotros es muy difícil saber que el populismo no solo ha calado en la izquierda, sino también en parte de nuestra coalición. La crisis de carácter es el gran problema que existe hoy”. Y señala que un tercer retiro “podría venir acompañado de una nueva acusación constitucional contra el Presidente”.

Autor:

Pilar Molina

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Esta semana estuvo marcada por el efecto de la aprobación en la sala de la Cámara de Diputados del segundo retiro de fondos para la jubilación, que se aprobó en general con 130 votos a favor, 18 en contra y 2 abstenciones -consiguiendo un respaldo mayor que durante el primer retiro-,  pese a la advertencia del gobierno de que esto provocará efectos negativos a futuro.

Este hecho abrió un flanco en el oficialismo en donde se han visto recriminaciones dentro de Chile Vamos y hacia el comité político.

Para conversar sobre el tema, la periodista Pilar Molina conversó con la diputada y jefa de bancada de la UDI María José Hoffmann, en el programa “Mirada Líbero en Agricultura”

-La hemos oído perdiendo la paciencia con el gobierno, el día que los diputados aprobaron el segundo retiro usted anunció que “la relación de esta bancada va a cambiar con el gobierno” y dijo que es importante que cuando el gobierno llega al Congreso lo haga con una sola posición, firme, clara y con convicciones. ¿Al gobierno le ha faltado convicción para defender el sistema previsional?

-Lo primero es que creo que no ha habido la conciencia de entender que somos minoría en el Congreso y que, por lo tanto, hay que hacer todos los esfuerzos necesarios por generar acuerdos en materias tan importantes, en este caso de pensiones, y además fueron la causa que más se repetía en el estallido del año pasado. Me cuesta entender que en materia tan relevantes sigamos viendo posiciones del gobierno no solamente que uno no comparta, sino que van cambiando, y yo sentí que, así como en algún minuto este acuerdo que había con el proyecto de las 40 horas, luego el gobierno presenta uno de 41 horas, después los problemas que tuvimos en pensiones, después el tema del posnatal, que no se podía y se termina accediendo… había un análisis muy profundo de que eso tenía que cambiar.

Necesitamos un gobierno que llegue al Congreso con una posición clara, que no le tenga miedo a los costos”.

-No ha cambiado nada la actitud de gobierno según los ejemplos que da usted… Por ejemplo no quiso llevar este segundo retiro al Tribunal Constitucional, sabiendo que se está proponiendo a través de un resquicio, una área que es de exclusiva competencia del Ejecutivo.

-Comparto ese análisis. Y la reunión que tuvimos con el ministro Delgado tiene que ver con eso, no es solamente en qué posiciones estamos, sino que nosotros necesitamos un gobierno que llegue al Congreso con una posición clara, que no tenga miedo a los costos, que compartamos los costos. Nosotros tenemos la obligación de votar bien y en base a nuestras convicciones, pero también reconozcamos que es importante en esto jugar de memoria o con mayor complicidad con el gobierno. Este proyecto reveló nuevamente una ausencia de convicción en materias tan relevantes, y no quiero responsabilizar a ningún ministro, te diría que el único que puede, de alguna forma, ordenar esto, es el propio Presidente, creo que pasa por ahí.

Es muy difícil, sobre todo, cuando ves que el populismo no solamente ha calado en la izquierda, sino que también en una parte importante de nuestro sector”.

-¿Pero la postura del Presidente ha sido que ustedes paguen los costos, y él se queda tomando palco? Que es lo que vimos con el segundo retiro, que ya parece imposible que lo lleve al TC después de la mayoría abrumadora con que fue aprobado, aunque él tenga los instrumentos para defender la institucionalidad.

-Mire, no sé si ha sido con intención, pero ha sido así con los resultados que hemos tenido en las votaciones, porque a pesar de que el gobierno no tiene una tremenda votación, efectivamente para nosotros también ha sido muy difícil. Es muy difícil, sobre todo, cuando ves que el populismo no solamente ha calado en la izquierda, sino que también en una parte importante de nuestro sector. Y eso pasa también cuando tenemos debilidades en las convicciones o falta de proyecto común, cuando no tenemos tan claro por qué estamos juntos en Chile Vamos y para dónde vamos. Y entiendo que el gobierno y el Presidente quieran, en esta última etapa de gobierno, terminar bien, es muy entendible, pero para nosotros más relevante que eso es nuestro proyecto político que queremos proyectar hacia adelante. Eso es lo que siento que ha faltado, y de hecho creo que Rodrigo Delgado lo leyó bastante bien, con esta propuesta que nos hace de hacernos más parte en las decisiones, porque cuando nosotros le vamos a pedir al Presidente, por ejemplo, que presente un proyecto, una ley corta, en el tema del retiro de los enfermos terminales, que nos parece súper razonable, que estaba en la reforma larga, uno también pide que sea oportunamente, y no que se metan con un proyecto inconstitucional como fue lo que terminó pasando… Entonces necesitamos jugar más de memoria, nos queda un año y medio completo todavía de gobierno, hay na responsabilidad gigante. Creo que armó un buen comité político, pero eso tiene que traducirse en buenos resultados. Y al menos desde la bancada de diputados, y podría incluso hablar desde el resto de las bancadas, hay un grado importante de desafección, que tenemos que buscar el camino para poder revertirlo.

-¿Y esa desafección, o el sentir que los están haciendo pagar los costos, motivó a muchos UDI a votar a favor del segundo retiro?

-Hay varias razones, y si bien el gobierno ha ofrecido varias fórmulas como el bono covid o el IFE uno, el IFE clase media, el subsidio a la contratación… aquí ha habido un esfuerzo, no es justo decir que no se ha hecho nada, obvio que no, pero frente a un proyecto tan popular, que además está en el corazón de nuestras ideas, que es decirle a la gente, “sus ahorros son suyos”….

-Pero para la vejez, no para la Pascua como está ofreciendo Pamela Jiles, quien dice que espera que la plata le llegue para Navidad…

-Bueno, claro, pero acuérdate que Pamela Jiles antes de esta crisis decía que eran del Estado y por eso que había tanto interés incluso en expropiarlos, porque la gente no tenía tan claro. Esta votación es bastante multifactorial, hay cosas muy internas, unas cosas más pequeñas, otras cosas justificadas, pero lo que no puede volver a pasar es que nos volvamos a desunir.

Estamos con amenazas de muertes, con funas… es un factor humano, no justifica, pero quiero que se entienda”.

-¿Cuanto influye que se vayan a reelegir, que tengan miedo a la ciudadanía porque se quieren reelegir, entonces están abrazando causas populistas que les aseguran un reconocimiento?

-Creo que es injusto encerrar a todos en un mismo saco, hay distintas razones, hay desafecciones puntuales en algunos parlamentarios, tambien hay miedo, y hay que reconocerlo y muchos parlamentarios andan con un funcionario de la PDI porque estamos con amenazas de muertes, con funas, diría que es un factor bastante mas humano, no justifica pero quiero que se entienda el concepto. Otros porque simplemente se rindieron al populismo y eso también es cierto, y también hay algunos que lo hacen como una señal, de decir “bueno, si el gobierno no entiende que tiene que mandar una alternativa o tener una estrategia de cómo enfrentamos esto, bueno entonces yo voto a favor”. Quiero que se entienda el contexto, porque yo voté en contra y lo voy a hacer siempre, y me importa un huevo asumir los costos, pero yo también entiendo. Y por eso nuestra decisión como bancada ha sido libertad de acción, porque cuando te orillan tanto, cuando estamos en el nivel de chacota que existe hoy en el Congreso, donde saltarse la Constitución es pan de cada día, y si el gobierno no va al TC en esta materia va a ser una muy mala señal, porque aquí ya encontraron el camino de cómo desestabilizar al gobierno y al país,  esto le va a pasar al gobierno que venga.

-De hecho, acaban de presentar otro proyecto usando el mismo resquicio que usaron para el 10% de reforma transitoria a la Constitución, para postergar el pago de patentes comerciales…

Sí, lo supe. Y creo que vamos a tener así un montón de proyectos más durante todo este tiempo que viene

Es importante que el gobierno de una señal en el Tribunal Constitucional”.

-¿Y el parlamentarismo de facto llegó para quedarse hasta el fin de los días de este gobierno?

-Por eso es tan importante que el gobierno de una señal en el Tribunal Constitucional, no sé si va a ser la única forma de atajarlo, creo que son varias las estrategias. Una, es convicción en eso, es que si sabemos que ese no es el camino y que rompe con las reglas del juego hay que tener posición y enfrentarlo. En segundo lugar, un trabajo mucho más estrecho con sus parlamentarios, donde nosotros sintamos que lo que se está proponiendo es parte de por qué trabajamos para llegar a hacer gobierno, y creo que por esos dos caminos podríamos encontrar una salida, pero obviamente que todo esto se mezcla también con una crisis de carácter tremenda, una crisis de carácter al interior de Chile Vamos y especialmente con una crisis de carácter en la izquierda democrática, que no es capaz de pararle el carro en nada a la izquierda extremista y los tienen de rodillas, y lo hemos dicho permanentemente. Entonces, estamos en una tormenta perfecta, con una crisis de carácter que creo que es el gran problema que hoy existe. Y espero que esa crisis tampoco entre o merme al gobierno.

Es importante entender que no somos mayoría, que tenemos que salir de las trincheras y tenemos que ser capaces de conversar”.

-¿Usted cree que hay alguna opción de que el gobierno se juegue en el Senado para, o detener el retiro, o acotar el retiro, o negociar de alguna manera este segundo retiro, a cambio de que el Senado apruebe la reforma previsional, que hace prácticamente un año que no la mueve?

-Así es, yo espero y estoy convencida de que es así. Hay varias gestiones que espero que lleguen a buen puerto. Yo no voy a dejar de creer nunca que el mejor camino es que este 6% nuevo de cotizaciones vaya íntegro a cada una de las personas que lo logra juntar, no voy a cambiar en nada. Pero también es importante entender que no somos mayoría, que tenemos que salir de las trincheras y tenemos que ser capaces de conversar. Lo hicimos en enero, y llegamos a una fórmula que no me gusta, ni me gusta que haya sido tres y tres, pero obviamente que cuando tú no tienes la mayoría tienes que construir esos acuerdos, y el gobierno no puede renunciar a hacerlo.

-Pero esta fórmula que aprobó la Cámara de Diputados que fue tres puntos a la cuenta individual de las personas y tres puntos a una cuenta de reparto, hoy ya no es viable, porque la oposición dura en el Senado exige seis puntos. ¿Usted está dispuesta a ceder los seis puntos, y que se vaya todo el aumento de la cotización a una cuenta de reparto?

-Por supuesto que no y tenemos que insistir con argumentos las soluciones, buscar ese punto intermedio que logramos en enero, y que ellos respeten después el acuerdo al que llegamos. Porque, acuérdense, nosotros logramos un acuerdo con una parte de la DC y después algo pasó en el camino que no pudimos seguir avanzando, entonces volver a ceder… yo dije una frase que quizás es dura, sobre todo para quienes estamos dando la pelea, pero en esto hay que ceder hasta que duela, y eso nos incluye a todos. Eso es lo que está pasando hoy en nuestro país, que tenemos una incapacidad tremenda de generar los acuerdos necesarios para poder avanzar, y eso implica que yo voy a tener que renunciar a que sea un 6%, ojalá que sea lo menos posible y que se respeten las cuentas individuales.

Creo que tanto Joaquín Lavín como Mario Desbordes son líderes realmente extraordinarios, aunque no comparto ni la mitad de las propuestas que hacen”.

-¿Qué responsabilidad cree que tienen en este nuevo populismo transversal, al que se ha sumado la derecha, Joaquín Lavín y el ex diputado Mario Desbordes, en lograr que la derecha se plegara a esta segunda medida del retiro, que según calculan, va a costarle al fisco 10 mil millones de dólares?

-Mire, yo no quiero ser un aporte más al canibalismo dentro de la derecha, y creo que tanto Joaquín Lavín como Mario Desbordes son líderes realmente extraordinarios. No comparto ni la mitad muchas veces de las propuestas que hacen, pero creo que parte de lo que viene tiene que ver con aprender a respetar la diversidad que tiene que haber al interior de Chile Vamos, y no me parecería justo responsabilizar a nadie de no haber sido capaces, sino a nosotros mismos de no haber tenido, quizás, el suficiente juego de piernas, para tratar, dentro de lo que podemos, porque hoy si seguimos votando solamente 18 diputados no vamos a llegar a ninguna parte. También hay que salir de la trinchera, atreverse, ser parte, el plebiscito nos dijo algo muy claro, la gente quiere cambios, no los que quiere la izquierda, pero nosotros tenemos que ser parte de ese cambio. No me parece responsabilizar a nadie sino a nosotros mismos.

-Pero cuando usted habla de que el gobierno tiene que tener convicciones. ¿Está viendo convicciones usted en estos liderazgos de derecha?

-Estoy viendo convicciones distintas a las mías, pero sí estoy viendo convicciones. Estoy viendo que también hay un aporte importante.

-Y cuando la diputada Jiles dice que tiene en sus manos un proyecto para un tercer retiro, y hay dos senadores UDI que ya dijeron que van a apoyar el segundo retiro… ¿a qué cree usted que está conduciendo la derecha, replegándose a estos requerimientos populistas de lo que antes nosotros decíamos que era de la ultra izquierda, pero resulta que ahora es de la ex NM, ultra izquierda y de la derecha? ¿A qué está conduciendo esto? ¿Va a haber un tercer retiro y la plata que se va a quedar se va a nacionalizar?

-Hay un temor importante en eso y que tiene bastante sentido con todo el espectáculo que hemos visto en el Congreso. Y obviamente que hay una crisis de liderazgo en nuestro sector que salta a la vista, y por eso yo además, con toda sinceridad le digo, que me cuido mucho de que los pocos liderazgos que tenga, aunque yo no comparta a veces las visiones ni las formas, creo que hay que cuidarlos a todos, y sobre todos los dos que me nombró. Pero claramente la crisis de liderazgo también está instaladísima, y espero que ante este tercer anuncio, que además, podría venir acompañado de una nueva acusación constitucional contra el Presidente, tengamos la suficiente capacidad de hacer las cosas bien, y eso pasa por conversar, por un montón de estrategias y mantenerlas.

-¿Se habló de una nueva acusación constitucional en contra del Presidente de la República, o contra el ministro Briones, de Hacienda?

-Hay rumores permanentementes. Contra Briones, contra el Presidente, el tercer retiro... Eso es completamente ajeno a lo que tenemos que hacer en el Congreso, a lo que tiene que avanzar el gobierno, y bueno, estamos frente a una crisis importante. Y si no somos capaces de renovar esos liderazgos y de trabajar de una forma distinta con el gobierno, el resultado está bastante claro.

-¿Y usted cree que la pelota está en manos hoy día del gobierno para alinear a Chile Vamos, o la UDI tendría que empezar por alinear de nuevo a sus propios senadores y diputados, y RN lo mismo?

-Creo que es una combinación entre las directivas, los liderazgos naturales, los senadores, los parlamentarios, pero obviamente que el gobierno. Nosotros necesitamos volver a sentirnos parte de esas decisiones en políticas públicas, no estoy hablando de un parlamentarismo de facto, pero sí ser parte de cómo vamos a seguir este año, cómo conjugamos entre lo que quiere el gobierno y lo que queremos también nosotros. Tenemos un año electoral dificilísimo, bueno, a mí también me gustaría saber cuál va a ser la estrategia, porque el gobierno no puede mirar para el lado en un año electoral. Hay varios ministros o subsecretarios que están pensando en salir también eventualmente a la constituyente o alguna elección, y también es parte de la conversaciones que tenemos que tener internamente para enfrentar un año unidos, va a ser difícil, pero no podemos renunciar a hacer el intento, y para eso se va a necesitar mucha generosidad y mucha convicción y ganas de seguir juntos. Esa es la primera pregunta que hay que hacerse, ¿hay ganas para seguir juntos?, ¿y para qué?

-¿Pero ustedes, cuando le plantean esto al Presidente, qué les dice?, ¿que compartan los costos, que se pongan de acuerdo en qué liderazgos van a destacar, en cómo van a tratar de mejorar la posición electoral de los diputados, pero también de las personas que salgan del gobierno? ¿Qué les dice el Presidente?

-Pregúntele a él, no me haga a mí ventilar conversaciones privadas.

-¿Pero el Presidente se está salvando solo o no le resultan los planes para, junto con los parlamentarios que lo llevaron a la presidencia, tratar de salir bien, de terminar el gobierno bien?

-Hay una mayor conciencia por parte del Presidente, sobre todo con este gabinete , donde hay claramente un recambio generacional, de varios que han estado en el Congreso, creo que el aporte del nuevo ministro del Interior va a ser importante, con la mirada municipal también, de sintonizar y saber poner en escena las cosas que hace el gobierno. Y creo que hay una mayor preocupación, pero nos hemos seguido pegando esos guatatazos que tenemos que ir frenando. Y en eso, a mí me parecía que ese día de la votación era importante marcar el punto, y creo que ha generado el efecto esperado, que esperamos que concrete, no solamente en un cambio de actitud, sino que tiene que ver con tener una mirada, tener unidad de propósito. RN, la UDI, Evópoli, tenemos proyectos distintos, y eso está bien, pero lo que no tenemos hoy día es unidad de propósito, y eso, en un año electoral, además con la institucionalidad bien cuestionada, creo que vale pegarse tiempos importantes de conversar, de hacia dónde vamos, y sobre todo en el proceso que viene.

Hoy los consensos se rompieron, y la derecha, la UDI y los tres partidos de Chile Vamos tenemos que salir a dar esa pelea de las ideas con mucha fuerza, y no solamente ir a defender”.

Creo que, como sector, tenemos que salir de la trinchera. Yo no voy a ir a la constituyente, pero no quiero que sea un proceso donde solo vayamos como sector a defender, tenemos que ir a instalar temas también, tenemos que ser parte de lo que viene. Quizás uno de repente dice, chuta, hay cosas que uno sentía que estaban consensuadas y no ha sido así. Hoy los consensos se rompieron, y la derecha, la UDI y los tres partidos de Chile Vamos tenemos que salir a dar esa pelea de las ideas con mucha fuerza, y no solamente ir a defender. Se acabó de sostener la estantería, seguir girando a cuenta de la Constitución, seguir girando a cuenta de la estabilidad del modelo económico, eso se acabó. Si nosotros no estamos unidos, no tenemos un proyecto, yo no sé cuán mal pueda terminar este país, y además, no va a ser rápido, va a ser de a poquito, que es mucho peor.

-Usted está en competencia ahora por la presidencia de la UDI. ¿La competencia contra Pablo Longueira va a ser hasta el final, o es cierto que están buscando un acuerdo a través del diputado Guillermo Ramírez?

-A mí me ha tocado ir apoyando en las últimas elecciones, estuve con Javier Macaya, antes con Jaime Bellolio, creo que habría sido importante, y hoy quizás se nota más, haber tenido un cambio en ese minuto. Creo que en eso la democracia interna le hace bien al partido, sobre todo cuando hay tanto dirigente que se siente tan abandonado. También por el bicho, que no hemos podido viajar, que no nos hemos podido juntar tanto, y usted sabe que eso en política es importante. Y hemos estado en muchas conversaciones de armar algo en conjunto, pero después de la irrupción de Pablo esto, de alguna forma, después de que él da su entrevista, a él le parece importante y yo comparto, que hoy haya elecciones y que lleguemos los dos hasta el final, como eventualmente podría ser.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO