Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 30 de abril, 2019

Magistrado venezolano en el exilio: «Es importante que esto se resuelva de la manera más rápida posible»

Autor:

Emily Avendaño

En 2017 el abogado José Fernando Núñez tuvo que abandonar Venezuela perseguido por el régimen de Nicolás Maduro. Núñez había sido nombrado por la Asamblea Nacional como uno de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia. Después de pasar un tiempo refugiado en la residencia del embajador de Chile en Caracas se trasladó a este país. Desde la madrugada está atento a los acontecimientos. “Lo que surja una vez que se acabe el régimen oprobioso de Maduro va a ser un gobierno provisto de total legitimidad”, asevera.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

A las 5:00 am comenzó a correr la noticia: el Presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, se presentó en la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda –conocida como La Carlota–, con el respaldo de las Fuerzas Armadas de ese país. No estaba solo, Leopoldo López, dirigente político de Voluntad Popular, quien hasta anoche se encontraba en arresto domiciliario le acompañaba. La justificación era que Guaidó lo había indultado.

Desde entonces las horas transcurren en Venezuela en la incertidumbre, los ciudadanos que respaldan a Guaidó se han concentrado en los alrededores de la base militar. Mientras los líderes del chavismo han solicitado que se les acompañe en las afueras del Palacio de Miraflores –la casa de gobierno–, y han acusado a los Estados Unidos de estar detrás del alzamiento militar.

En Chile, el magistrado en el exilio José Fernando Núñez, ha estado atento a los acontecimientos desde las 5:00 am, cuando le informó de lo que estaba sucediendo Roberto Enríquez, dirigente político asilado en la residencia del embajador de Chile en Caracas desde abril de 2017. “Por supuesto que es importante que esto se resuelva de la manera más rápida posible, pero no importa cuánto tiempo transcurra. Lo razonable y lo lógico es que al final se imponga la fuerza del bien y de la legitimidad”, vaticina.

-¿Cómo usted recibió la noticia del levantamiento militar que comenzó esta mañana en Venezuela?

El heraldo de la libertad para mí fue Roberto Enríquez, presidente de Copei -partido político venezolano- que está refugiado en la residencia del embajador de Chile en Venezuela. Él me escribió a las 5:00 am y me dijo lo que estaba ocurriendo. Realmente yo esperaba que esto sucediera hace mucho tiempo porque era la legítima reacción del pueblo uniformado ante la barbarie y ante el terrorismo que se desarrollaba desde el gobierno.

-¿Cuáles son las implicaciones que esto tiene para la paz de Venezuela, la tranquilidad del país?

-Una vez que se extirpen los focos viciosos del régimen de facto que se ha mantenido en Venezuela desde el 10 de enero veremos que la paz va a regresar totalmente a Venezuela. Nunca Venezuela va a tener tanta paz y tanta euforia, y tanto júbilo y tanta alegría como el que se va a producir en el momento en que se acabe el régimen de Maduro.

-¿Desde el punto de vista político, cuáles son las implicaciones de esto, en caso de que triunfe Guaidó o de que lo detengan?

-Te voy a responder, más bien, desde el punto de vista constitucional. Recuerda que lo que yo he llamado la «Doctrina Guaidó» tiene un amparo y un fundamento constitucional en los artículos 333 y 350 de la Constitución. Lo que surja una vez que se acabe el régimen oprobioso de Maduro va a ser un gobierno provisto de total legitimidad.

Esta reacción demoró mucho, precisamente por el terror que habían desarrollado Maduro y los militares cubanos en Venezuela. Ya evidentemente se colmó el vaso, se llenó el vaso, y se produjo una reacción legítima y que es una reacción popular».

-¿Era necesario que actuara la Fuerza Armada Nacional?

-Nosotros nos quejábamos mucho. Fuimos, en algunas oportunidades, hasta desconsiderados con ellos. Yo creo que esta reacción demoró mucho, precisamente por el terror que habían desarrollado Maduro y los militares cubanos en Venezuela. Ya evidentemente se colmó el vaso, se llenó el vaso, y se produjo una reacción legítima y que es una reacción popular. Es el pueblo armado, son los soldados de la patria los que están reaccionando y uniéndose fervorosamente y en multitudes el pueblo civil.

-¿Cuánto tiempo más puede demorar este alzamiento? Comenzó a las 5:00 am.

-Yo viví la caída de Marco Pérez Jiménez -el último dictador que hubo en Venezuela durante 8 años, hasta el 23 de enero de 1958- y recuerdo que cuando Pérez Jiménez le avisó a alguien les dijo: «Vengan a formar gobierno que yo me voy» y se fue. Estos señores han hecho todo lo contrario. Empecinadamente, obstinadamente, se han mantenido en el poder y han propiciado que ocurran situaciones verdaderamente deleznables, pero yo pienso que en todo caso el tiempo juega a favor de la legitimidad y del bien. Por supuesto que es importante que esto se resuelva de la manera más rápida posible, pero no importa cuánto tiempo transcurra. Lo razonable y lo lógico es que al final se imponga la fuerza del bien y de la legitimidad.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: