Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 19 de mayo, 2015

Los grupos de poder que cohabitan dentro de Impuestos Internos y que agravaron la crisis

Autor:

Uziel Gomez

El enfrentamiento entre el director Jorratt y el subdirector Vargas hizo irreversible el complejo panorama que estalló cuando se conocieron las boletas pagadas por SQM a cercanos a la campaña de la Presidenta Bachelet.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El primer capítulo de la telenovela que ha vivido el Servicio de Impuestos Internos durante los últimos cinco meses terminó ayer con la salida del actor principal, el director Michel Jorrat, justo el mismo día en que fue publicado en el Diario Oficial el decreto supremo 453, firmado por la Presidenta Michelle Bachelet, que lo ratificaba en el cargo tras un largo y millonario concurso realizado por la Alta Dirección Pública (ADP).

Pero hay otro actor también protagónico y antagónico a Jorrat que sigue en el SII, por ahora: el subdirector jurídico Cristián Vargas;  y también hay un tercero, que ocupará el cargo en forma provisional y transitoria, Juan Alberto Rojas, abogado de la Universidad de Chile, funcionario de carrera desde 1980 y subdirector de normativa desde 2008.

La principal y pública diferencia que mantuvieron Jorrat y Vargas –quien fue ascendido a subdirector jurídico por el primero en marzo de 2014-, fue sobre la elección de la estrategia judicial a seguir en los casos de financiamiento político de las empresas Penta y SQM.

El ex director sostenía que se debía investigar a fondo los casos antes de presentar querellas tributarias -proceso que tradicionalmente en el servicio toma hasta un año-, mientras Vargas era partidario de presentar cuanto antes dichos recursos judiciales, y judicializar todo el proceso, lo que finalmente se hizo la semana pasada ante el 8vo Juzgado de garantía de Santiago en contra de 14 contribuyentes, entre ellos Jovino Novoa, por su vinculación con Penta, y Giorgio Martelli, recaudador de las campañas presidenciales de Eduardo Frei Ruiz-Tagle en 2009 y Bachelet en 2013.

Precisamente Martelli fue la piedra en el zapato para Jorrat dado que trabajó para su empresa AyN durante enero de 2012 y marzo de 2013, por un sueldo mensual de $1.111.111, situación que lo llevó a inhabilitarse en la investigación tributaria a dicha sociedad, pero no para la querella presentada contra el recaudador en su condición de contribuyente de persona natural y no jurídica.

Según los correos filtrados por La Tercera este domingo, el subdirector mostró su abierto rechazo a la “idea de postergar” dichas acciones legales, alegando que no estaba «en condiciones de asumir públicamente responsabilidad por determinaciones que no comparto”.

“Tú no estás inhabilitado para ver estos asuntos, lo de Novoa y Martelli. Por lo mismo, si estimas que la dilación debe mantenerse, propongo que revoques la delegación de facultades para presentar querellas o denuncias, conferidas al subdirector jurídico, y la reasumas tú. No estoy en condiciones de asumir públicamente responsabilidad por determinaciones que no comparto”, le dijo a Jorrat en un correo del 7 de mayo pasado. A lo que el entonces director le replicó: “Jamás he pensado en no presentar las querellas, como te consta (…) Mi única preocupación es que las acciones que hacemos estén bien fundadas, pues como tú me has enseñado, es la forma de asegurar que finalmente sean exitosas”.

En su carta de despedida a los funcionarios, Jorrat dijo que no presentó la renuncia que le pidió el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, porque ello «habría significado de alguna manera aceptar como verdaderas todas las imputaciones y falsedades vertidas en mi contra durante largos meses (que frené investigaciones, que protegí a algún sector, etc.), en una campaña orquestada políticamente de la que, lamentablemente, participaron algunos pocos funcionarios. Muy pocos, afortunadamente».

Los cuestionamientos internos a Vargas, cercano del nuevo director Rojas

Antes de que Jorrat ascendiera a subdirector jurídico a Vargas -quien ingresó al servicio en 1995- éste se desempeñaba como jefe de departamento en la subdirección normativa del SII, que estaba dirigida por el ahora director Juan Alberto Rojas.

Dicha subdirección fue creada en 2008 mediante la resolución 136 y tiene, entre otras facultades, estudiar y proponer la interpretación de las leyes, reglamentos y normas tributarias que sean de competencia del servicio, en lo relativo al Código Tributario, a los impuestos a la renta, a las ventas y servicios, herencias, asignaciones y donaciones. También contempla estudiar y recomendar respuestas administrativas a consultas formuladas por las unidades del servicio, contribuyentes e instituciones.

En el servicio relatan a este medio que Vargas y Rojas han mantenido una estrecha relación de amistad profesional, y que el subdirector que se enfrentó a Jorratt es de la “exclusiva confianza de Rojas”, por lo que ven muy difícil que el nuevo director provisional le pida la renuncia.

“Es su regalón. Son muy cercanos. Trabajaron muy bien juntos”, relatan a este diario quienes conocen el servicio por dentro.

La misma fuente agrega que hay un pésimo ambiente en la institución, y que en la mayoría de los 10 subdirectores hay una sensación de deslealtad de Vargas con quien fuera su jefe y quien lo nombró en el cargo, porque los “subdirectores, se deben, ante todo, al director”.

“No se muerde la mano de quien te dio de comer. Eso no se hace. Cuando uno es nombrado subdirector se la juega por el director, porque está en juego el bien de la institución”, confiesan.

Entre las fortalezas profesionales de Vargas, dentro del SII destacan su conocimiento de la ley tributaria, pero las debilidades dicen relación con su inexperiencia frente al Ministerio Público y los tribunales de justicia, y no saber de derecho penal tributario. Lo que está en directa relación, explican, con su apresuramiento por presentar las querellas tributarias con tan poco tiempo de estudio, e intentar judicializar a los contribuyentes con problemas en sus declaraciones de renta.

Al interior del SII temen, además, que Vargas, apadrinado por Rojas, tome revancha en contra de subalternos de su subdirección que no comparten su estrategia de querellarse contra todos, y quienes plantean que hay que “racionalizar la acción penal”.

Pero quienes sí pidieron ayer  mismo la salida del subdirector jurídico fueron el presidente  de la UDI, Hernán Larraín, y el diputado DC, Pablo Lorenzini, argumentando que debe realizarse una limpieza total en el SII para recuperar su credibilidad y confianza.

“Eso exigía una necesaria modificación que esperamos no solamente empiece y termine en Jorratt, sino que incluya a todos los que han sido partícipes de este conflicto con el señor Cristián Vargas, para que Impuestos Internos tenga una sola línea y no haya discriminación o desigualdad de trato, como ha existido hasta la fecha”, dijo Larraín.

Presidente de la Asociación de Funcionarios del SII: admirador de Corea del Norte

Carlos Insunza RojasUn rol protagónico en la institución tiene el presidente de la Asociación Nacional de funcionarios, Carlos Insunza Rojas, miembro del Comité Central del Partido Comunista y encargado de las relaciones internacionales del partido, cargo desde el cual firmó la polémica carta de condolencia por la muerte del “compañero Kim Jong-il”, el ex dictador de Corea del Norte.

La misiva del PC, enviada al hijo y sucesor Kim Jong-un –quien ha hecho noticia mundial por realizar masivas ejecuciones políticas-, expresó al “pueblo de la República Popular Democrática de Corea, al Partido del Trabajo y en particular a usted y su familia nuestras condolencias por el fallecimiento del compañero Kim Jong Il».

«En este momento de dolor para los trabajadores y todo el pueblo de la República Popular Democrática de Corea, el Partido Comunista de Chile está convencido que la lucha por la construcción de una próspera sociedad socialista, por la reunificación del país, la defensa de los intereses del pueblo coreano en contra de las maniobras del imperialismo norteamericano continuarán siendo impulsadas firmemente por quien lo reemplace en los cargos de la dirección del Partido y el Estado», señaló el documento.

Insunza, además, es dirigente nacional de la ANEF y consejero nacional de la CUT. Durante la crisis del SII ha enviado dos comunicados como presiente de la asociación -en marzo y el 8 de este mes- , calificando de “inaceptables” las descoordinaciones internas, y exigiendo que se actúe “sin ninguna consideración distinta a los antecedentes tributarios y legales correspondientes”, presentando “en tiempo y forma las denuncias y querellas necesarias”.

El ingeniero civil es muy activo en Twitter, donde promueve diferentes actos y causas sindicales, y critica a sus oponentes políticos, como el abogado Juan Carlos Eichholz, a quien calificó de “lacayo oportunista”.

FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIA UNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: