Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 30 de enero, 2017

Los “extraños” perfiles de los detenidos por los incendios forestales

Autor:

Uziel Gomez

La Presidenta Bachelet reconoció que se indaga intencionalidad en el origen del fuego y que existen "elementos extraños que investiga el Ministerio Público a partir de las detenciones". Sin embargo, lo que se ha divulgado hasta ahora no permite sacar conclusiones. Los perfiles de los detenidos no tienen un patrón ni aparece un móvil claro.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

¿Quiénes han causado los peores incendios en décadas en Chile? Es la pregunta que se ha instalado en la tragedia que ya dura un mes, y que ha dejado 11 personas fallecidas, más de 400 mil hectáreas quemadas  y 1.061 viviendas destruidas, entre otros cuantiosos daños.

Los rumores han proliferado, la ciudadanía está a la “caza” de cualquier sospechoso, el Ministerio Público desplegó a sus fiscales regionales para investigar cualquier indicio, los carabineros y la PDI aumentaron los patrullajes y el gobierno presenta querellas criminales tan pronto hay sospechas fundadas.

¿Cuál es el resultado hasta ahora? Ayer la Presidenta Michelle Bachelet anunció que hay 43 personas detenidas en los 36 incendios que se han generado,  admitió que “estamos seguros que sí ha habido intencionalidad en algunos focos”, y prometió “perseguir a los responsables”. El viernes, los detenidos eran 34.

Pero, ¿quiénes son las personas acusadas? La identidad de la mayoría se mantiene sin divulgar, ya que ni el Ministerio Público ni Carabineros ha entregado información e, incluso, algunos jueces solo han autorizado a informar las iniciales de los nombres de los imputados aunque sean mayores de 18 años.

Los perfiles de los detenidos

Sin embargo, los perfiles de algunos casos sí han trascendido, y van desde personas con problemas psiquiátricos, hasta quienes viven en la calle, son mecánicos, obreros agrícolas, adultos mayores o quienes hicieron un asado. Incluso, uno de ellos  dijo escuchar voces que le pedían que incendiara los predios, por los que corría estando desnudo.

De hecho, la propia Mandataria admitió que hay una “serie de elementos extraños que el Ministerio Público está investigando, en función de las detenciones”.

formalizadosEl modos operandi de los detenidos ha sido bastante similar, ya que los han encontrado huyendo en camionetas, motos o a pie, portando cajas de fósforos, encendedores, bidones de bencina o diluyente, y han sido denunciados por bomberos, brigadistas y vecinos.

Los casos más recientes ocurrieron el sábado en la noche, cuando dos personas fueron aprehendidas en Chiguayante y Licantén -donde hay focos de incendio-, y los sujetos estaban en un bosque de pinos tratando de prender fuego con un encendedor, y tenían dos bidones de diluyente.

En Talca, en el sector de Lircay, detuvieron a una persona adulta, delgada y con barba, que corría desnuda por entre medio de los pastizales con una caja de fósforo. Se quemaron cuatro hectáreas y el detenido, Sebastián Jesús Castillo Cepeda, fue diagnosticado con una enfermedad mental, por lo que fue internado en un hospital hasta que el tribunal establezca si puede enfrentar o no a la justicia.

También en Talca detuvieron a Alejandro Antonio Quiroga Figueroa, de 50 años, quien estaba cocinando en una fogata en un predio de su señora “y de repente me pilló de espaldas el fuego y se me vino encima. Y el miedo me hizo arrancar, si no me muero quemado. Me siento muy mal por lo que pasó”.

En la comuna de Curanilahue, Región del Biobío, fue detenida otra persona en plena flagrancia y dejado en prisión preventiva por el delito de incendio intencional. “Fue sorprendido prendiendo fuego, con grave riesgo para la población. Esta es una figura contemplada en el artículo 476 el Código Penal, se trata de una figura dolosa, intencionada de ocasionar fuego”, aseguró el fiscal regional, Julio Contardo.

En Linares, Región del Maule, Oscar Sepúlveda, de 65 años, quedó con detención ampliada hasta mañana, debido a que “está pendiente la declaración de un testigo y la realización de peritajes químicos a la vestimenta del imputado, con el fin de establecer si existe algún acelerante que corrobore aún más la imputación que estamos haciendo”, explicó la fiscal jefe de Linares, Carola D’Agostini. Este presunto involucrado en los incendios fue denunciado el jueves por testigos que lo vieron prendiendo fuego a un litre, tras lo cual huyó.

Los hechos ocurrieron en el sector rural de Quesería, en la comuna de Pelarco, producto de lo cual resultó destruida media hectárea de pastizales, poniendo en riesgo numerosas viviendas y obligando al despliegue de bomberos. Por ello, el detenido reconoció que “quiero salir a dar la cara porque cometí un error grande”.

Cuatro detenidos quedan en libertad

Sin embargo, en Chépica detuvieron a cuatro personas en una camioneta con bidones de bencina pero el juez decidió dejarlos en libertad ya que las pruebas serían insuficientes.

El fiscal jefe de Rancagua, Sergio Moya, (el mismo del caso Caval), reclamó que el magistrado les exige el mismo nivel de prueba del juicio oral en la formalización. Entre otras pruebas, tiene  “la declaración de diversos testigos, que no se conocen entre sí, y que dan un hilo conductor de todo el desplazamiento del vehículo en el cual fueron detenidos los imputados”. Dentro del automóvil “habían bidones con combustible y velas. Nunca se dio una explicación de esta tenencia”.

Pero familiares de los detenidos aseguran que estaban botando escombros,  que algunos eran mecánicos, y que por eso tenían guantes y bencina.

Un condenado de 107 formalizados en 2016

Condenar a personas que causan incendios es una tarea casi titánica para el Ministerio Público, que el año pasado sólo pudo conseguir una sentencia para un imputado de las 137 causas por dicho delito.

En 2015 ingresaron 241 imputaciones por el mismo ilícito y se lograron ocho condenas. El incendio a bosques está contemplado en el artículo 476 del Código Penal y se refiere, específicamente, a quienes actúen de forma intencional. Las penas por este delito van entre cinco años y un día hasta los 15 años de cárcel.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: