Publicado el 29 diciembre, 2021

Lista de tareas para la derecha: tener un “discurso propio”, generar identidad y ganarse al elector joven

Autor:

Diana Lozano Perafán

Que Kast haya logrado prácticamente la misma cantidad de votos con la que el Presidente Piñera ganó en 2017 habla de un remonte electoral de la derecha. Sin embargo, para el constitucionalista Germán Concha y el analista Santiago Larraín, los partidos ubicados de ese lado del espectro político deben replantear su discurso y reconectarse con un sector del electorado que ya no los escucha.

Autor:

Diana Lozano Perafán

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El resultado electoral que obtuvo José Antonio Kast el pasado 19 de diciembre, aunque no le alcanzó para ganar, refleja que la derecha viene recuperando su capacidad electoral, esto si se compara con el Plebiscito del Apruebo o Rechazo, con la votación para alcaldes o con la de los miembros de la Convención. Sin embargo, no son pocos los desafíos que tienen los partidos que se ubican de ese lado del espectro político para reconquistar a la ciudadanía de una forma más contundente de cara a ser una oposición con apoyo ciudadano y a triunfar en futuras elecciones. Eso es lo que plantearon el analista de datos Santiago Larraín y el abogado constitucionalista Germán Concha en el reciente Podcast Electoral de El Líbero.

 

Tener un discurso propio, generar identidad, ganarse al elector joven y hacer un buen rol desde la oposición para que los votos que el Presidente electo Gabriel Boric “tomó prestados” para ganar no se le vuelvan propios son algunas de las tares que tiene la derecha en criterio de los expertos.

“La derecha viene arrastrando un problema desde el surgimiento del movimiento estudiantil del 2011, que es no ser capaz de defender un discurso propio”, advirtió Concha.

De acuerdo con el constitucionalista, la derecha ha optado por “plegarse a los discursos de los demás pensando que de esa manera sobrevive, sin darse cuenta de que cuando hace eso lo único que logra es validar el discurso de los demás, que la gente diga: ‘bueno, por qué le voy a creer a usted, si lo que está haciendo es reconocer que su discurso no vale nada”.

Concha fue enfático en este asunto. “El primer desafío para la derecha es hablar desde alguna parte y desde ahí tratar de construir mayoría, encontrar un discurso que tenga sentido, pero desde ideas propias, porque, insisto, estamos enfrentando a una generación que está entrando fuertemente a participar en política y que castiga el ocultamiento, el engaño o el tratar de vender una cosa por otra”, sostuvo. 

Eso sí, subrayó la labor de remonte electoral que logró Kast. “Si se hubiera preguntado en octubre del año pasado, inmediatamente después del Plebiscito del Apruebo y el Rechazo cuántos votos sacaba en segunda vuelta José Antonio Kast, la gente habría dicho: ninguno, porque le va a pasar una ola brutal por encima. El rendimiento de Kast fue muy superior a lo que se esperaba en teoría”, indicó.

El abanderado del Partido Republicano logró en la segunda vuelta un total de 3.649.647 votos. Mientras que en 2017 el actual Presidente Sebastián Piñera llegó a La Moneda con un total de 3.791.530 votos.

“Ahí hay harto mérito para Kast porque logró sacar prácticamente los mismos votos que Piñera después de un estallido social y de un gobierno muy mal evaluado”, señaló Santiago Larraín al respecto.

Empezar a “hablarle” a los jóvenes

En ese misma dirección, de estructurar un nuevo discurso está la labor de que ese discurso pueda superar la brecha generacional y que la derecha pueda hablarle a los jóvenes que, al parecer, ya no están comprando mayoritariamente sus ideas. Eso fue parte de lo que plantearon Germán Concha y Santiago Larraín.

“Si se está perdiendo fuertemente el votante joven, entonces hay que revisar qué se hace para recuperarlo y empezar a hablarle a ese sector. Hay que tener en cuenta dos cosas: que la derecha tiene un problema generacional con ese mundo al que dejó de hablarle y entonces hay que ver por qué ocurrió eso”, advirtió Concha.

En criterio del jurista los partidos de ese sector dejaron de tener un discurso específicamente distinto. “El desafío de la derecha es cómo sin diluirse, sin desaparecer en términos de discurso, conecta con esta generación que no le oye”, sostuvo.

Que los votos “prestados” a Boric no se le vuelvan “reales”

Larraín, por su parte, anotó otra tarea a la lista de la derecha: cuidar que los votos prestados con los que ganó Boric no se le vuelvan propios. El candidato de Apruebo Dignidad tuvo en la primera vuelta un total de 1.814.809 votos duros. En la segunda sumó 4.620.671. Es decir, hubo 2.805.862 votantes que optaron por él en el balotaje, pero que no lo tuvieron como primera opción en la elección del 21 de noviembre.

“Si esos votos van a ser prestados o no va a depender de la gestión que haga Gabriel Boric, pero al mismo tiempo de la gestión que haga la oposición. Si se convierte en una mala oposición, que no ofrece alternativas, que no ofrece algo nuevo e interesante, entonces ese voto va a dejar de ser prestado y va a empezar a convertirse en un voto real”, aseveró el analista de datos.

Dejar de “defender” lo anterior y sumarse al “revisemos”

Siguiendo con la perspectiva de Larraín, “la derecha tiene un montón de desafíos en parte importante por herencias, porque ha tenido durante muchos años un rol de defender ciertas cosas”.

“Es mucho menos convocante alguien que dice ‘mantengamos el status quo’, que alguien que dice transformemos, cambiemos, revisemos”, advirtió.

Para Larraín además es vital “repensar qué significa ser de derecha”, analizar que “la derecha en general cuesta que se mueva y se ponga de acuerdo” y que incluso se debe reflexionar sobre el hecho de que “las generaciones jóvenes de la derecha están esperando que les den un espacio”. Fue enfático en cuanto a los cambios que necesitan hacerse en los partidos de ese bloque: “Tienen que hacer un trabajo de base fundamental”.

“La buena noticia es que hay un cierto espacio para crecer, ya que en el fondo hay ciertas cosas que plantea la derecha que hacen algo de ruido en la población”, dijo.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

Un año para defender la libertad

En El Líbero, creemos en la libertad de expresión y en la libertad de prensa, y la defenderemos hoy, mañana y siempre que sea necesario. Somos un medio de comunicación libre e independiente, y trabajamos para llevarte la noticia con la veracidad y responsabilidad que nos caracteriza.

Nuestra independencia como medio de comunicación se la debemos a nuestra comunidad, la Red Líbero, que con sus aportes nos permiten seguir trabajando con el profesionalismo que el periodismo necesita en nuestro país.

Tú también puedes ser parte de nuestra comunidad, tu aporte puede hacer una diferencia. Al ser miembro, también tendrás acceso al 100% de nuestros contenidos de manera inmediata

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

Un año para defender la libertad

En El Líbero, creemos en la libertad de expresión y en la libertad de prensa, y la defenderemos hoy, mañana y siempre que sea necesario. Somos un medio de comunicación libre e independiente, y trabajamos para llevarte la noticia con la veracidad y responsabilidad que nos caracteriza.

Nuestra independencia como medio de comunicación se la debemos a nuestra comunidad, la Red Líbero, que con sus aportes nos permiten seguir trabajando con el profesionalismo que el periodismo necesita en nuestro país.

Tú también puedes ser parte de nuestra comunidad, tu aporte puede hacer una diferencia. Al ser miembro, también tendrás acceso al 100% de nuestros contenidos de manera inmediata

HAZTE MIEMBRO