Ha sido tema obligatorio en todas sus participaciones mediáticas desde que anunció su candidatura presidencial por la Democracia Cristiana. La destitución constitucional de Yasna Provoste del Ministerio de Educación el año 2008 es un tema que la senadora busca dejar en el pasado, asegurando que fue un “montaje” de la derecha.

A pesar de que fue absuelta de las imputaciones por el caso Subvenciones, Provoste tuvo que abandonar sus funciones y quedó inhabilitada para ejercer cargos públicos por cinco años, en un juicio político donde no se pudo comprobar ninguna responsabilidad de Provoste en el destino de los $262 mil millones perdidos, pero sí se advirtieron desórdenes administrativos.

Sin embargo, las explicaciones de la senadora no se condicen exactamente con la realidad de los hechos. Misma situación ha ocurrido con otros temas durante la última semana, en la que la Presidenta del Senado ha realizado declaraciones que han quedado al debe en cuanto a precisión.

Este lunes, durante su participación en Mentiras Verdaderas de La Red, Provoste fue consultada por su destitución en 2008 y descartó cualquier “responsabilidad política y administrativa” en el caso. La senadora afirmó que “el 24 de septiembre de 2008 salió la resolución definitiva de la Contraloría en donde señaló que no había situaciones irregulares”.

“La Contraloría hizo un informe final y la Secretaría Regional Ministerial de la RM, que era la que estaba en cuestionamiento, hizo toda la entrega de la información. Tanto es así que la Contraloría en septiembre de 2008, varios meses después de que se había concretado la acusación constitucional, declaró cerrado este tema”, agregó la legisladora en el programa.

El informe de Contraloría, fechado el 24 de septiembre de dicho año y firmado por el entonces contralor Ramiro Mendoza, es un seguimiento relativo a la documentación entregada por el Mineduc respecto de las conciliaciones bancarias de los años 2004, 2005 y 2006. En él, en ningún caso se afirma que “no había situaciones irregulares”, sino que se señala que el Ministerio no aclaró “plenamente” el destino de los recursos, ya que “la información presentada, aunque relevante en su contenido (…) no reviste las características propias de una conciliación bancaria”. Es decir, no exculpa a ninguno de los acusados y asegura que faltan antecedentes para comprobar el destino del dinero, pero demuestra que las autoridades estuvieron disponibles para aclarar el tema.

Cercanos a la investigación en ese momento señalan, fuera de micrófono, que el entonces contralor no dice que absuelve a ningún involucrado en el informe, por lo que las declaraciones de Provoste serían imprecisas, pero advierten que en el Ministerio Público y en las querellas realizadas por el Consejo de Defensa del Estado se puede comprobar que los casos donde hubo perjuicio hacia el Estado fueron minoritarios y recibieron sus condenas respectivas. Una de ellas fue Franka Grez, entonces funcionaria del Departamento de Finanzas de la Seremi de Educación, quien transfirió $310 millones simulando pagos por subvenciones escolares a personas que no eran sostenedores, todos finalmente imputados por el caso.

La senadora por Atacama afirmó en el mismo programa que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) había fallado a su favor. “Nosotros fuimos a la CIDH por esta situación y también falló a favor nuestro y le pidió al Estado de Chile que tenía que hacer un acto de reparación”, dijo.

El 16 de octubre de 2008 Yasna Provoste, representada por el abogado Luis Eduardo Thayer, envió una petición al organismo internacional persiguiendo tres objetivos: que se retirara de la Constitución chilena la inhabilidad por cinco años para ejercer cargos públicos que se impone a las autoridades destituidas por el Congreso, un acto de desagravio en que se destacara que la acusación constitucional fue fundada en la falta de conciliación de cuentas corrientes de la Seremi de Santiago antes de que Provoste fuera designada ministra, por lo que no tenía responsabilidad alguna que se le pudiese imputar y no incluir una compensación económica.

Este último punto fue confirmado por la senadora en el programa del lunes donde dijo que “cuando recurrimos a la Corte Interamericana renunciamos de antemano a cualquier compensación económica en esta materia. Lo único que tiene una familia de clase trabajadora es su honra”.

En conversación con El Líbero, Thayer, quien representó a Provoste ante la CIDH, asegura que no se alcanzó un fallo, como expresó la senadora, pero que la denuncia fue favorable debido a que la Corte llamó a una “solución amistosa” el 10 de octubre de 2014, 5 años después de los hechos.

En enero de 2015 el Gobierno de Chile respondió señalando: “El Estado pudo constatar que la peticionaria ha dado cumplimiento a los requisitos de forma que la habilitan para presentar una denuncia ante esa Ilustrísima Comisión”. Y agregó que “sin perjuicio de lo anterior, el Estado de Chile desea manifestar su disponibilidad para explorar junto a la peticionaria vías de solución amistosa, acogiendo favorablemente la propuesta efectuada por esa Ilustrísima Comisión en su comunicación de notificación al Estado”.

Pese al acuerdo, Thayer afirma que los dos objetivos que perseguían -eliminar la inhabilidad y el acto de desagravio- no se pudieron cumplir y tampoco se pudo firmar debido a que “no hay Canciller, ni Jefe de la División de DD.HH., ni embajador de Chile ante la OEA, que se atreva a suscribir el compromiso a nombre del Estado de Chile en orden de modificar la Constitución de la forma acordada, ya que solo se puede cumplir mediante una reforma constitucional que requiere el acuerdo del Congreso”, subraya.

Hermanos Aylwin rechazan expresiones «contrarias a la verdad» de Provoste

También en Mentiras Verdaderas, la senadora Provoste fue consultada por el apoyo de Mariana Aylwin a la candidatura presidencial de Sebastián Sichel, ganador de la primaria de Chile Vamos. “Ella hace mucho rato está en la derecha”, contestó. Luego, aseguró que “ella lo que representa es de aquellos que formaban parte de la recuperación de la democracia, pero que se sintieron muy cómodos con el negocio y con el modelo neoliberal”. “Ella pareciera que no le ve dificultades a lucrar con recursos del Estado. Era siempre su discusión con nosotros. Ella ha sincerado su posición y está donde tiene que estar”, añadió

Ayer, los hermanos de Mariana Aylwin la respaldaron en una carta enviada a El Mercurio donde rechazan las declaraciones de Provoste. “Mariana nunca ha obtenido lucro ni ha tenido negocio alguno con fondos del Estado. Mariana ha sido y es directora ejecutiva de la Corporación Aprender, es decir, empleada en una entidad sin fines de lucro, que mantiene dos colegios en sectores vulnerables de la Región Metropolitana, donde presta sus servicios profesionales”, escribieron los cuatro hermanos Aylwin Oyarzún.

“Es extraño que una exministra de Educación y que, además, tiene una trayectoria desde los años noventa en funciones públicas, no distinga entre un sostenedor de instituciones sin fines de lucro y uno que sí estaba autorizado a tenerlo”, añadieron en la misiva.

“Más allá de las diversidades de visiones políticas, los hermanos Aylwin Oyarzún somos testigos de que Mariana jamás ha lucrado con fondos del Estado y, por tanto, rechazamos categóricamente las expresiones de la senadora Provoste, por carecer de fundamento y ser contrarias a la verdad”, concluyeron Isabel, Miguel, José y Francisco Aylwin en la misiva.

Desmentida por el ministro Bellolio

Hace una semana, como Presidenta de la Cámara Alta, Provoste entregó su discurso de cuenta pública del Senado a pocas horas de lanzar su candidatura presidencial en Vallenar. Desde el oficialismo criticaron su “tono de candidata” y los emplazamientos al Gobierno por el manejo de la pandemia del coronavirus y las ayudas sociales entregadas.

Tras el discurso, el ministro vocero de Gobierno, Jaime Bellolio aseguró que la senadora “dio algunos datos que son profundamente equivocados”.

En cuanto al proceso de vacunación en Chile, la senadora afirmó: “Sobre 1.600.000 personas se han contagiado. 24 millones de dosis de vacunas se han administrado a 11 millones de jóvenes y adultos”. El ministro Bellolio respondió que “bastaba con entrar a la página web del Gobierno, porque no calzan los datos de decir que hay 24 millones de dosis aplicadas y 11 millones de personas vacunadas”.

“Bastaba simplemente con querer ser riguroso en el análisis que se hacía, por ejemplo, en algo que es tan importante y transversal como la vacunación. La realidad es otra, es que hay más de 13 millones de personas que están vacunadas”, subrayó Bellolio, aludiendo a un “ninguneo” del proceso de vacunación por la senadora, “dando cifras erróneas”.

Luego, Provoste endureció sus críticas al Gobierno y dijo que “si tuviéramos que resumir en tres palabras el talante mostrado por la actual administración frente a la crisis, serían ahorro, híper-focalización y desconfianza en las personas”.

La declaración también fue desmentida por Bellolio. “Este gobierno ha transferido más de US$26 mil millones hacia las personas producto de la pandemia. ¿Cómo va a ser ahorro cuando se ha hecho el gasto más grande que ha tenido la historia de nuestro país? Fue reconocido por organismos internacionales y otros, y lamentablemente aquí se desprecia el trabajo que se ha hecho y que hoy día llega a 15 millones de chilenos”, aseguró.

Sobre la híper-focalización el ministro recordó que “el IFE es universal, que más de 800 mil pymes están recibiendo esas ayudas y que les hemos dicho a los chilenos que los vamos a acompañar por todo lo que dure la pandemia y la recuperación”.

Finalmente el ministro vocero abordó la desconfianza mencionada por Provoste y sostuvo: “Dice que es con desconfianza en las personas, pero son los mismos que después nos dicen que la única manera por la cual se tenía que manejar la pandemia era haciendo un cortocircuito, era desconfiando de las personas”.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta