Publicado el 12 febrero, 2021

Las advertencias de los concejales de Recoleta desoídas por Jadue sobre irregularidades en el manejo de los fondos SEP

Autor:

Emily Avendaño

La Superintendencia de Educación hizo pública la controversia que mantiene con la Municipalidad de Recoleta por las rendiciones correspondientes a la Subvención Escolar Preferencial (SEP). La superintendencia denuncia irregularidades por más de $4.000 millones, situación que los concejales de esa comuna llevan reclamando por más de un año, pero a la que el alcalde y los funcionarios del Departamento de Educación le restaron importancia.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hubo un tema recurrente en las sesiones del Concejo Municipal de Recoleta durante todo el año 2020: el destino de los fondos correspondientes a la Subvención Escolar Preferencial (SEP) en la Municipalidad y el déficit que eso había causado en el Departamento de Educación. La crisis originó que la Superintendencia de Educación enviase un oficio al fiscal nacional, Jorge Abbott, por supuestas irregularidades que superan los $4.200 millones y que, a su vez, Abbott traspasara la información a la Fiscalía Centro Norte el 4 de diciembre de 2020 para que se encargue de las indagatorias correspondientes, de acuerdo con información de La Segunda.

“Nos estuvieron mintiendo, engañando, entregando información falsa sistemáticamente desde esa fecha (2014)”, dijo al diario el superintendente de Educación, Cristián O’ Ryan, al explicar las irregularidades en el proceso de rendición de cuentas halladas en Recoleta. Esta situación no toma por sorpresa al municipio, pues concejales de distinto espectro político dentro de la municipalidad se pasaron la mayor parte del año pasado solicitando aclaratorias con respecto a los recursos asignados al Departamento de Educación. 

Si bien el alcalde de Recoleta Daniel Jadue (PC) les prometió en la segunda sesión del concejo, llevada a cabo en enero de 2020, la realización de una auditoría externa ese año -pese a ser un problema que se venía arrastrando desde 2014-, para el mes de agosto los concejales desconocían el resultado de esa investigación y no fue hasta el 1 de septiembre que el director de Educación, Adrián Medina, compareció ante esa instancia. 

“Simplemente, no fueron rendidos”, dijo Medina sobre el déficit acumulado. “Ya en el año 2016, todo el dinero acumulado por no rendiciones era de 2 mil 810 millones 502 mil 194, del 2008 al 2016; y no como se ha dicho que hubo un gasto inadecuado en Educación, que hubo malversación y todo ese tipo de cosas”, argumentó.

“Que la Municipalidad de Recoleta no haya podido rendir dineros de usos de la Ley SEP desde 2008 hasta 2016 no implica malversación, simplemente el sistema no lo permitía”, insistió y dijo que para solventar el problema estaba abierta la posibilidad de rectificación. Medina sostuvo que la solicitud para rectificar todos los saldos pendientes fue aceptada el 28 de enero del 2019, pero afirmó que nuevamente “por un problema de plataforma” no pudieron incluir todos los gastos pendientes. 

No estoy dispuesto a avalar una situación que de suyo es compleja y acerca de la cual tenemos largos meses sin tener una claridad respecto al tema”, concluyó el concejal Ernesto Moreno (DC).

Luego volvieron a solicitar, según el funcionario, a la Superintendencia de Educación hacer los descargos en diciembre del año 2019. “En consecuencia, pudimos rendir todos los saldos pendientes no rendidos, quedando formalizada dicha rendición en la plataforma que la Superintendencia tiene para ello, quedando el DAEM de Recoleta con cero saldos por rendir, certificado por la misma plataforma”, agregó el Director de Educación. Y si bien, para ese momento la Superintendencia de Educación no les había contestado a través de un certificado que debían enviar al alcalde, Medina daba el tema por zanjado con un “pantallazo”. “Está ahí en lo que les enviamos, donde dice ‘proceso acreditar rendición de cuenta 2019 SEP: cero saldos a acreditar’”, señaló a los concejales.

Ese saldo en cero fue uno de los aspectos que inquietó a la Superintendencia. “Recoleta llevaba unos $5 mil millones no acreditados en 2018 y cuando fuimos a mirar el saldo final en 2019 era $0. Era muy extraño. Cuando les preguntamos cómo habían reducido el saldo a cero nos respondieron que ‘ingresamos gastos de años anteriores’ y eso está prohibido. La rendición es anual y para rendir gastos de años anteriores están los procesos de rectificación. Entonces lo que hicieron fue volver a engañarnos. Empezamos a mirar para atrás y nos dimos cuenta de que estaban falseando la información”, manifestó O’ Ryan a La Segunda.

En su exposición Medina omitió que -según la auditoría externa encargada por el Municipio a la que finalmente tuvieron acceso los concejales- podía existir un saldo final sin acreditar de $696.354.000 situación que le hace notar el concejal Ernesto Moreno (DC). Asimismo, apunta Moreno, en la auditoría se dice que no tuvieron información con respecto “a muchos programas de mejoramiento educativo”. En respuesta, el Director de Educación insiste en que la prueba de que todo está solventado es el “pantallazo que dice cero saldos por rendir”, que corresponde a diciembre de 2019. Cuando el concejal Fernando Pacheco (PS) indaga sobre esto, nuevamente Medina zanja el tema asegurando que la plataforma de la Superintendencia “no acepta rendiciones mal hechas”.

Por su parte, el concejal Mauricio Smok (UDI) respondió con un oficio de la Superintendencia de Educación enviado a la Contraloría en el que se apunta que el Departamento de Educación  “tiene saldos no ejecutados al año 2018 por 6 mil 35 millones 42 mil 997 pesos; y saldos no acreditados al 31 de diciembre del 2018 por 5 mil 684 millones 377 mil 799 pesos”. Situación a la que Medina le restó importancia, asegurando que si quedaba algún saldo pendiente se podría rendir luego. 

El cronograma de la desinformación 

Desde comienzos de 2020, el concejal Ernesto Moreno (DC) planteó su inquietud con respecto a una deuda del Departamento de Educación de $2.500 millones. Durante la segunda sesión del año, el 21 de enero de 2020, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, llamó a la tranquilidad con respecto a las rendiciones correspondientes a la Ley SEP. “El proceso sencillamente no ha sido terminado porque está en curso, pero les puedo dar la tranquilidad que ya visitamos, trabajamos con la Superintendencia, la cual ha sido además muy flexible, consciente de que el problema era de su plataforma y de los procesos de ellos”, dijo el alcalde. En ese momento Jadue también dio a conocer que el Departamento de Educación realizó una auditoría externa completa, y si bien se comprometió a entregar información a los concejales en la siguiente sesión, no hay registro en las actas de que el tema hubiese sido abordado en la reunión del 28 de enero.  

El presupuesto de Educación volvió a ser discutido el 27 de febrero de 2020. En la ocasión el concejal Mauricio Smok afirmó que la deuda de esa oficina relacionada con las subvenciones llegaba a los $6.500 millones. Para ese momento también trascendió que no todo había sido aceptado por la Superintendencia, porque se les estaba pidiendo rectificar las rendiciones de 2018 a 2016 y el concejal Cristian Weibel (PC) dijo que la auditoría externa aún se estaba realizando. 

Llegó el mes de julio y todavía los concejales, llamados a ser los fiscalizadores del Municipio, no tenían claridad de lo que ocurría con los fondos de la Ley SEP. En la sesión del 28 de julio se discutió una modificación presupuestaria al Departamento de Educación. Moreno abrió el debate diciendo: “Creo que hay aspectos que planteamos y que incluso todavía, a mi juicio, no han sido suficientemente aclarados”, y pidió detalles de los motivos por los cuales debían asignarle más recursos al Departamento de Educación.

Aquí hay una malversación grave, porque los funcionarios municipales, los trabajadores del Departamento de Educación pusieron el dinero para pagar sus cuotas mensuales de los créditos que han solicitado y el Departamento de Educación ha tomado esos fondos y se los ha llevado para otro lado. Eso no puede ser”, dijo el concejal Mauricio Smok.

Correspondió entregar las explicaciones al jefe de Finanzas de esa repartición, Marcelo Baeza, quien indicó que en vista de la disminución de estudiantes matriculados habían caído los ingresos mensuales por concepto de la subvención SEP, así como los recursos que debía entregar el Municipio.

“El presupuesto que fue autorizado por el Concejo Municipal y que alcanzaba los 3 mil 200 y fracción de millones de pesos, tenía que ser entregado al Departamento de Educación en forma mensual programada. En los últimos meses, tampoco ha sido completamente entregado (…) Estamos hablando de casi 400 millones de pesos menos que ha recibido el Departamento de Educación como ingreso de aporte municipal, dada la coyuntura actual”, planteó Baeza. Finalmente, la modificación presupuestaria fue aprobada con los votos en contra de los concejales UDI. Smok y Alejandra Muñoz.

Pese a las explicaciones, la inquietud de los concejales continuó. En agosto Moreno volvió a hacer cuestionamientos con respecto a los fondos de Educación. “Hay un punto en el cual vengo hace tiempo preocupado, en que hemos tenido nosotros siempre, casi todos creo, una preocupación porque nos compete nuestra responsabilidad fiscalizadora. Hemos planteado en la Comisión de Educación lo que dice relación con el saldo inicial de caja de más de 2 mil millones de pesos”, insistió. Agregó que para ese momento no habían recibido ningún informe de la auditoría externa contratada y anticipó que su conducta con respecto a los votos relacionados a temas educativos iba a cambiar. “No estoy dispuesto a avalar una situación que de suyo es compleja y acerca de la cual tenemos largos meses sin tener una claridad respecto al tema”, concluyó. Smok, Muñoz y Weibel se sumaron al llamado para conocer los resultados de la auditoría.

14 días después la petición de los concejales fue escuchada y la sesión del 1 de septiembre de 2020 contó con la presencia del director de Educación, Adrián Medina.

El 8 de septiembre la Dirección de Educación volvió a ser tema, ya que estaban solicitando una modificación presupuestaria para que les asignaran más de $900 millones, a ser ocupados en gastos de personal, por lo que concejales como Moreno y Pacheco manifestaron su extrañeza; y Smok y Muñoz votaron en contra. 

“Hacerse el leso”

En el Concejo Municipal también ha quedado patentada la precaria situación financiera que atraviesa la comuna. Cuando se discutía el presupuesto para el año 2021 expuso la administradora municipal Gianinna Repetti Lara, quien actualmente se encuentra querellada por el el Consejo de Defensa del Estado en una investigación por fraude al fisco que habría ocurrido en Recoleta, cuando esta era directora de la SECPLA. Repetti planteó que “la caja municipal no da para más”, en referencia a la necesidad de desvincular trabajadores, como uno de los ítems para reducir gastos en la comuna. 

En ese concejo, del 1 de diciembre, Smock manifestó que la auditoría externa al Departamento de Educación se hizo por contratación directa. “Me opuse, no porque yo quería que no se hiciera la auditoría, quería que se hiciera, pero lo que también quería era que la empresa que hiciese la auditoría no tuviera ningún vínculo, de ningún tipo con el Departamento de Educación para que fuese transparente. El informe que efectuó la empresa auditora lógicamente dio un resultado favorable”. Smok planteó que en cuanto se abriera la plataforma y se hicieran las rendiciones pendientes el Departamento de Educación igualmente aparecería en enero de 2021 con un saldo en contra de alrededor de $5.000 millones. 

Les quiero decir que es muy distinto que uno sea leso a que uno se haga el leso. Particularmente en mi caso, muchas veces he dejado pasar cosas que podría argumentarlas y fundamentarlas muy bien y que me doy cuenta donde están los fallos”, afirmó el concejal Ernesto Moreno (DC).

En esa sesión Smok se refirió al informe de la Superintendencia enviado a la Fiscalía Nacional el 24 de noviembre de 2020. “No estoy dispuesto a seguir aprobando y colaborando con el Departamento de Educación. Quiero medidas, quiero sumarios, quiero que salgan los culpables de este mal manejo porque aquí hay un engaño y hay un engaño al señor alcalde. 120 páginas tiene el informe. Aquí dice que están engañando al alcalde, no a mí, porque yo no soy el responsable”, aseveró Smok, al tiempo que informó que se sumaría a las acciones impulsadas por la Fiscalía.  

Jadue, quien estuvo presente en parte de esa sesión, acusó una campaña de desprestigio y se limitó a decir que lo que había era un oficio de la Superintendencia de Educación a la Fiscalía Nacional, “no es ni denuncia, ni querella”, especificó. El concejo aprobó la estimación de ingresos y gastos del Departamento de Educación con los votos en contra de Smok y de Muñoz y las abstenciones de Pacheco y Moreno. 

“La vez pasada manifesté mis serias dudas con respecto a Educación y las sigo sosteniendo. Por lo tanto, me abstengo”, dijo Pacheco (PS). Por su parte Moreno justificó la abstención: “Ustedes vuelven a decir, tienen todo el derecho de hacerlo y respeto las opiniones de mis colegas, que esto se va a aclarar cuando llegue el momento, de verdad prefiero abstenerme y esperar que efectivamente se haga esa rendición y quedamos todos tranquilos”. 

El 17 de diciembre nuevamente se discutió una modificación presupuestaria para el Departamento de Educación, esta vez porque pese a que la municipalidad había realizado los descuentos por planilla por deudas que tenían sus empleados con la COOPEUCH, esos fondos no habían sido ingresados a las dependencias correspondientes. Smok dijo que el desfase de pagos era por cinco meses a lo que Baeza replicó que solo eran dos. “No son 2 meses, son 5 meses. Hay un instructivo de la Contraloría General de la República, porque los funcionarios ya recurrieron a la Contraloría y esta ya dijo los meses que están debiendo. ¡Hasta cuándo nos siguen engañando! Esta es una falta de respeto hacia el Concejo Municipal, hacia los recoletanos”, se indignó Smok. 

“Aquí hay una malversación grave, porque los funcionarios municipales, los trabajadores del Departamento de Educación pusieron el dinero para pagar sus cuotas mensuales de los créditos que han solicitado y el Departamento de Educación ha tomado esos fondos y se los ha llevado para otro lado. Eso no puede ser”, subrayó Smok.

El concejal DC estuvo de acuerdo con el UDI y reiteró que si los dineros que tendrían que haberse utilizado para pagar los créditos de los trabajadores se usaron para otra cosa, eso “técnicamente” se trata de una malversación.

“Sé que muchas veces alguien se quiere pasar de listo y sostener que los concejales somos todos unos lesos y que no entendemos nada del tema educacional y que nos pueden presentar cualquier cosa porque nosotros no entendemos nada. Les quiero decir que es muy distinto que uno sea leso a que uno se haga el leso. Particularmente en mi caso, muchas veces he dejado pasar cosas que podría argumentarlas y fundamentarlas muy bien y que me doy cuenta donde están los fallos, precisamente porque tengo una lealtad básica a los fines fundamentales de la administración actual, pero evidentemente cuando las cosas se hacen reiterativas y recurrentes uno tiene que salir al paso y plantear cuestiones”, concluyó Moreno.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO