Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 05 de marzo, 2019

La sorpresiva operación diplomática internacional para resguardar el regreso de Guaidó a Venezuela

Autor:

Emily Avendaño

Había incertidumbre sobre si el Presidente encargado, Juan Guaidó, sería detenido al regresar a su país, tras haber violado una prohibición de salida dictada por el régimen de Nicolás Maduro a fines de enero. Y para “cuidar” que nada le sucediera en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar lo esperaban delegados diplomáticos de 13 naciones. El canciller Roberto Ampuero fue clave en coordinar la presencia de los funcionarios en la terminal aérea. Finalmente, Guaidó pasó los controles sin contratiempos e, incluso, encabezó una mulitudinaria concentración en Caracas.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Juan Guaidó pasó por el área de migración del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar alrededor de 12:20 pm –hora de Venezuela–. Saludó sonriente al funcionario que verificó su pasaporte quien, según comentó el propio Guaidó, le dijo: “Bienvenido, Presidente”. Llegó a su país en un avión comercial de la aerolínea Copa, extraoficialmente procedente del Aeropuerto Internacional de Tocumen, en Panamá.

Afuera lo esperaba una multitud, y entre la comitiva de recibimiento había delegaciones diplomáticas de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Perú, Ecuador, EE.UU., Alemania, España, Francia, Países Bajos, Portugal y Rumania. Por Chile asistió el encargado de negocios en Caracas: Roberto Araos Sánchez. Estos no se conformaron con esperar en la terminal, ubicada en el estado Vargas (centro-norte), también escoltaron a Guaidó hasta Caracas –ubicada a unos 45 minutos de viaje– en donde lo esperaba una multitudinaria concentración en la Plaza Alfredo Sadel, de Las Mercedes. El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social contabilizó 44 movilizaciones de apoyo a Guaidó en localidades de todo el país petrolero.

Mientras todo esto sucedía, el canciller Roberto Ampuero escribió en su cuenta de Twitter: “Todo nuestro respaldo a regreso de Juan Guaidó. En días previos, junto a mi homólogo de Alemania, Heiko Maas, coordinamos que embajadores y representantes diplomáticos de América Latina y Europa lo recibieran en aeropuerto. Una señal de nuestro apoyo a demócratas de Venezuela”.

Había incertidumbre sobre qué sucedería al momento de que el Presidente encargado de Venezuela regresara a su país, tras haber salido a Colombia el pasado 22 de febrero para participar en el concierto para recaudar fondos Venezuela Aid Live y, el 23 de febrero, en el fallido ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela. Sobre Guaidó pesaban medidas cautelares de prohibición de salida del país, sus cuentas bancarias están congeladas y tiene prohibido enajenar y gravar bienes muebles e inmuebles, desde el pasado 29 de enero, cuando el Tribunal Supremo de Justicia –conformado en su mayoría por magistrados favorables al chavismo– decidió aprobar la solicitud del fiscal general designado por la Constituyente, Tarek William Saab, quien lo acusó de “dañar la paz de la República y su economía”, luego de que se juramentara como Mandatario en un Cabildo Abierto el 23 de enero.

En una entrevista para el medio ABC News, difundida el 26 de febrero, Nicolás Maduro evitó decir que lo detendría. No obstante, señaló que Guaidó no puede “simplemente ir y venir” y que deberá enfrentar a la justicia que es la que le prohibió la salida. “Si una corte dice que Donald Trump o Barack Obama no pueden dejar el país durante una investigación judicial, si ellos se van y vuelven, ¿qué debería hacer la ley estadounidense? Que cada quien saque sus conclusiones”, agregó.

Diplomáticos asistieron como testigos del respeto a la inmunidad parlamentaria de Guaidó

Quienes estaban al tanto de las gestiones en Cancillería para blindar la llegada de Guaidó a Venezuela, tras una gira por Sudamérica, explican que el canciller Ampuero ha tenido un diálogo muy fluido con su par Heiko Mass, en particular para acercar posiciones entre Latinoamérica y la Unión Europea sobre el país petrolero. La Unión Europea creó un grupo de contacto con Uruguay con el objetivo de trabajar una salida a la crisis a través de la convocatoria a elecciones, una respuesta “pacífica” y “democrática”. Cuando se conformó el Grupo, el 31 de enero, no todos los países del bloque estaban dispuestos a reconocer a Guaidó como Presidente Encargado –posición que cambió con el paso de los días–, a diferencia del Grupo de Lima y los Estados Unidos, que hicieron un reconocimiento prácticamente inmediato, con la excepción de México. En este sentido, ambos cancilleres han tratado de buscar los puntos en común de las posturas que manejan tanto el Grupo de Lima como el Grupo de Contacto.

El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, conoció a su par alemán, Heiko Mass, el año pasado. Tuvieron una reunión de trabajo el 18 de julio de 2018 en medio de una gira de Ampuero por Europa. El canciller llegó a Alemania procedente de Bruselas, donde participó en el II Encuentro de Ministros Celac-Unión Europea; y Mass lo recibió con los documentos históricos del Colegio Alemán de Valparaíso, donde Ampuero estudió.

En ese encuentro, además de conversar sobre Colonia Dignidad, cooperación en temas energéticos, educación y la negociación para modernizar el Acuerdo de Asociación Estratégica entre Chile y la Unión Europea -vigente desde 2004-; también se abordó el tema Venezuela. “El desarrollo en Venezuela nos preocupa mucho. No puede continuar así. Uno está impresionado de que Chile haya acogido a muchos refugiados de Venezuela. El papel de Chile en el grupo de Lima, que trabaja por la paz y la democracia en Venezuela, también es particularmente valioso”, elogió el secretario de Estado alemán.

Daniel Martin Kriener, embajador de Alemania en Venezuela, estuvo presente en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar al momento de la llegada de Guaidó, al ser consultado por los medios respondió: “Estamos aquí embajadores de la Unión Europea y de países vecinos de Venezuela, de América Latina, para ayudar a que pueda ingresar el diputado Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, presidente interino, para que participe en la búsqueda de una salida pacífica de la crisis de Venezuela… Alemania, como un país de la Unión Europea, y todos los países europeos, estamos abogando para que se tengan elecciones libres presidenciales en los próximos meses y por eso hemos reconocido a Juan Guaidó como presidente interino, para llevar el proceso político de aquí a las elecciones libres”.

Por su parte, Romain Nadal, embajador de Francia en Venezuela, subrayó que asistieron como “testigos de que a Guaidó no le vaya a pasar nada”. El diplomático indicó que “muchos miembros de la comunidad internacional estamos aquí como testigos de la democracia y del respeto a los derechos humanos, esperando que se van a respetar los derechos del Presidente Guaidó… esperemos que no se vulneren sus derechos. Nosotros estamos aquí solo como testigos de que no le va a pasar nada y luego vamos a seguir trabajando con el grupo de contacto internacional, con la Unión Europea, para favorecer una salida pacífica y democrática a la crisis”.

Roberto Araos Sánchez, ministro consejero, encargado de negocios y jefe de cancillería de la legación en Caracas, no fue abordado por los medios venezolanos, pero fue uno de los primeros en llegar al aeropuerto. El ingeniero comercial de la Universidad Católica llegó a Venezuela en 2017 y debió asumir la representación diplomática en Venezuela desde que el canciller Ampuero confirmó la decisión del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera de no designar un embajador en ese país, en mayo de 2018. El encargado de negocios de EE.UU., Jimmy Story, tampoco se dirigió a los medios de comunicación, aunque también estuvo presente.

Otro de los presentes fue Jesús Silva, embajador de España en Venezuela, quien subrayó que asistieron para velar por el respeto a la Constitución venezolana y a las leyes que consagran la inmunidad parlamentaria. “Nosotros seguimos apostando porque los problemas de Venezuela los resuelvan los venezolanos entre sí, de forma pacífica, acordada y democrática… Nosotros tenemos la esperanza de que la Constitución y las leyes en Venezuela están para ser cumplidas y que la inmunidad parlamentaria hay que respetarla”.

Mientras la representante de Rumania también declaró que estaban allí para constatar que Guaidó llegara a Venezuela “sano y salvo”.

El Presidente encargado, luego de dirigirse a la multitud que lo esperaba anunció que hoy se reunirá con los sindicatos de trabajadores de la administración pública y que luego hará anuncios importantes en ese sentido. También agradeció en su cuenta de Twitter, la presencia de las delegaciones diplomáticas en el aeropuerto.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: