En las últimas horas, parlamentarios de la Democracia Cristiana (DC) y del Partido Socialista (PS) presentaron una indicación para el tercer retiro de fondos de AFP. Pero en esta ocasión, tiene un cambio importante en relación al retiro anterior, que hará que la discusión frente al Tribunal Constitucional sea distinta.

Según explica el abogado constitucionalista y académico de la Universidad Diego Portales, Javier Couso, la diferencia radica en que, para el retiro del 10% anterior, el proyecto presentaba modificaciones a artículos transitorios que requerían 3/5 de aprobación. Por lo tanto, el argumento del abogado del Gobierno, Gastón Gómez, se centró en que se hacía una «burla» a la Constitución, porque por la vía de modificar una norma transitoria, se estaba afectando una norma permanente, que además requería una aprobación mayor, de dos tercios.

Sin embargo, hoy el gobierno se enfrenta a un proyecto distinto. En esta ocasión, en vez de ir por la vía de modificar o incorporar artículos transitorios, la moción presentada pretende cambiar tres artículos permanentes que se alojan en los capítulos IV y V de la Constitución, y por tanto, requieren 3/5 de aprobación.

El diputado Matías Walker (DC), uno de los artífices de la iniciativa señaló ayer: «Lo que decimos es que mientras haya un Estado de Catástrofe, diputados o senadores puedan presentar proyectos en materia de seguridad social sin que implique gasto directo o aumento de costo fiscal».

En este nuevo escenario, Couso advierte: “Los abogados del Gobierno van a tener que cambiar su estrategia, porque lo que acaban de presentar, hábilmente (los diputados de oposición), es una forma de hacerse cargo de la sentencia del Tribunal Constitucional del segundo retiro”.

Para comprender, existen normas permanentes que requieren 2/3 de aprobación, como los capítulos I y III. En este último, en el número 18 se encuentra la seguridad social. Sin embargo, el capítulo IV y V requieren un quórum de aprobación de 3/5 y la moción presentada busca modificar normas allí alojadas, en relación al estado de excepción constitucional de catástrofe.

Los abogados del Gobierno van a tener que cambiar su estrategia, porque lo que acaban de presentar, hábilmente (los diputados de oposición), es una forma de hacerse cargo de la sentencia del Tribunal Constitucional del segundo retiro”, destaca Couso.

En este sentido, el argumento presentado por el Gobierno frente al TC para el segundo retiro ya no servirá para frenar este retiro. Por tanto, deberán buscar nuevas estrategias jurídicas y ensayar otra argumentación para conseguir votos en esta instancia. «Lo hace objetivamente más complejo», declara Couso y destaca que «ayuda que esté Marisol Peña, desde el punto de vista del prestigio que ella tiene. Y quizás por eso va a estar ella y no Gómez porque la tesis de Gómez ya no es la tesis que uno debería levantar para echar abajo este nuevo intento».

Ayuda que esté Marisol Peña, desde el punto de vista del prestigio que ella tiene», señala el constitucionalista Javier Couso.

Sobre la estrategia que cree que desplegará Peña, el constitucionalista especula que se centraría en que la modificación al artículo permanente del estado de excepción constitucional de catástrofe no dialoga bien con numeral 18 del artículo 19 de la Constitución.«Me imagino que va a decir que hay una contradicción entre dos normas permanentes, pero eso ya sería algo sin precedentes en el Derecho Constitucional chileno. Es la única alternativa que veo que podría usar», concluye Couso.

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Es una vergüenza como parlamentarios que, por una parte juraron respetar la constitución y las leyes actúen burlando su letra y su espíritu, a sabiendas de que están produciéndole un daño permanente al país.
    Y que decir de los parlamentarios de Chile Vamos que se suman al coro de la izquierda, y le hacen el juego pensando únicamente en sus afanes personales de reelegirse, de no perder la pega, teniendo claro que con ello están haciéndole un daño irreparable a esos mismos electores.
    En definitiva un engaño por donde se lo mire. Merecen ser repudiados.

Deja un comentario
Cancelar la respuesta