Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 03 de agosto, 2019

La definición «por secretaría» de la presidencia del Colegio de Abogados

Autor:

Bastián Garcés

Antes de definir que Leonor Etcheberry sucedería a Arturo Alessandri a la cabeza del organismo, los consejeros de centroizquierda junto con los liberales se anotaron otro triunfo: evitar que una integrante de la lista gremial asumiera en funciones y pudiera participar de la votación para elegir al nuevo presidente del Colegio de Abogados. Esto, además de la ausencia de dos miembros del sector gremialista que estaban fuera de Chile, permitió que los 8 representantes de la «oposición» se impusieran por un voto al sector encabezado por Alessandri.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Ocho horas duró la sesión del lunes del Colegio de Abogados. No era una reunión cualquiera, el organismo debía decidir al sucesor de Arturo Alessandri Cohn como máxima figura del ente gremial, quien renunció al cargo a fines de junio.

«Siento una profunda desazón frente a los hechos que se han sucedido luego de la elección de la mesa. En primer lugar, con motivo de la discusión que algunos quieren instalar en la opinión pública, con información errada y parcial. En los últimos días he advertido la construcción sistemática de un discurso motivado por intereses personales y ajenos a los principios que nos inspiran como Colegio profesional», fue parte de la carta con la que Alessandri presentó su renuncia al cargo en medio de una crisis inédita para el organismo.

Aunque no fue el único aspecto que se trató en la reunión del lunes. Hubo tema que incidió directamente en la configuración que tomó la mesa del colegio: la renuncia de la integrante de la lista gremial -mismo sector de Alessandri-, Macarena Letelier, quien fue la primera mayoría en la elección para renovar de forma parcial el organismo, realizada a comienzos de junio.

La abogada presentó su dimisión el jueves 25 de junio, cinco días antes de que se realizara la reunión para definir al nuevo presidente del organismo, razón por la que se agregó el tema a la tabla de la sesión. Si bien el estatuto establece que el reemplazante debe ser la persona que obtuvo la votación más alta dentro de la lista del consejero, al mismo tiempo no se definen los tiempos para que el nuevo miembro del organismo jure y comience a ejercer su puesto.

Según cuentan desde el organismo, el entonces presidente del Colegio de Abogados Arturo Alessandri propuso que Marcela Achurra -la siguiente mayoría dentro de la lista gremial-, fuera proclamada y jurase ese mismo días. Lo que habría permitido que el oficialismo dentro del organismo gremial contará con su voto. Una idea que no se pudo concretar debido a la composición que tuvo el consejo ese día.

A la sesión asistieron 15 de los 19 miembros, 7 consejeros gremiales y 8 de la «oposición», quienes tienen una sensibilidad más cercana a la centroizquierda. y a una línea liberal. De hecho, estuvieron presentes los dos representantes de Todas y Todos -que agrupa al PC, PS, RD y a la Asociación de Abogadas Feministas-; los cuatro consejeros de Libertades Públicas -de tendencia centro liberal-; y, dos de los tres miembros de De Vuelta al Colegio -de la DC-.

En la sesión no estuvieron los representantes de la lista Gremial Paulo Montt y Carmen Domínguez, y la miembro de De Vuelta al Colegio María de los Ángeles Coddou. En este contexto, para el oficialismo del colegio resultaba importante contar con Achurra en el consejo, lo que habría significado un empate entre la lista gremial y la centroizquierda y liberales Sin embargo, esto no se fue posible concretó porque los 8 consejeros opositores votaron a favor de que la abogada jurara en la sesión de agosto del organismo.

Ese fue el primer triunfo que comenzó a pavimentar el arribo de Leonor Etcheberry (De Vuelta al Colegio) a la presidencia del ente gremial. Luego de zanjar el reemplazo de Macarena Leletier, el consejo pasó a dirimir si el sucesor de Alessandri se iba a definir inmediatamente o después del 19 de agosto, cuando todos los representantes estuvieran presentes. Esta última idea no fue aprobada por la oposición, quienes optaron finalmente por votar durante la sesión del lunes al nuevo presidente de la mesa.

Eso fue lo que desembocó en la curiosa situación de que los gremiales compartieran la mesa directiva con la «oposición». Según cuentan miembros ligados al proceso, las listas de centroizquierda y liberales propusieron votar por el presidente, aunque sin nombres definidos. Una idea que la derecha sopesó durante una hora para finalmente plantear compartir la dirección del organismo.

Tras cuatro horas de conversación, las listas Todas y Todos, Libertades Públicas y De Vuelta al Colegio aceptaron la oferta, pero con la condición de que su sector fuera el primero en tener la presidencia, a cargo de Leonor Etcheberry. Un escenario que habría sido distinto si se hubiera dejado que votara Achurra o si hubiesen sesionado con la totalidad del consejo.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: