Publicado el 12 agosto, 2020

Juez Mario Cortés Cevasco: “Nada produce más repulsa social que invocar privilegios inexistentes”

Autor:

Sebastián Edwards

El magistrado de la policía local de Casablanca es reconocido por haber marcado un precedente al sancionar a los parlamentarios que cometían excesos de velocidad en la Ruta 68. “En Chile todos son iguales ante la ley”, sostiene. Sobre el episodio del diputado Hugo Gutiérrez (PC) en un control en Iquique, donde dijo que era “más autoridad” que los uniformados que lo fiscalizaron, el juez señala: “Los parlamentarios sirven cargos políticos sin mando o control operativo sobre las instituciones armadas”.

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“A mí no puede controlarme, porque yo entonces puedo controlarlo a usted, yo soy más autoridad que usted ¿me entiende?”. Esas palabras utilizó durante este fin de semana el diputado Hugo Gutiérrez (PC) al ser controlado por personal de la Armada en la ciudad de Iquique.

En un video que se hizo viral en las redes sociales, el parlamentario aparece recriminando a quienes lo detuvieron. “Ustedes me dicen cuáles son sus nombres, sus grados, les doy el mío, nos controlamos todos y yo aviso después en la Cámara que ustedes me estaban controlando por autoridad de la República. Ustedes deciden, ¿ya?”, prosiguió.

Tras el incidente la Armada comunicó que el procedimiento fue ajustado a las normas y envió los antecedentes a la Fiscalía, mientras que en la Cámara, un grupo de parlamentarios acudió a la Comisión de Ética para que revise la actitud del legislador.

En entrevista a El Líbero, el juez de la policía local de Casablanca, Mario Cortés Cevasco, afirma que “los parlamentarios sirven cargos políticos sin mando o control operativo sobre las instituciones armadas. Es tan elemental que no requiere mayor explicación. Sostener lo contrario sería un despropósito inaceptable en una persona medianamente instruida”.

El magistrado es reconocido por sus pares tras ser el primer juez en sancionar a los parlamentarios que cometían excesos de velocidad en la Ruta 68. Explica que el fuero parlamentario “no es una eximente de responsabilidad”. Si bien no se refiere al incidente ocurrido en Iquique de manera directa, afirma que “tengo el convencimiento que nada produce más repulsa social que invocar privilegios inexistentes”. 

-¿El fuero parlamentario cubre conductas infraccionales? ¿en qué casos sí y en cuáles no?

-El fuero es solo un beneficio procesal para proteger a los parlamentarios de acusaciones o detenciones infundadas, sin previo desafuero, que es una calificación de mérito que hace la respectiva Corte de Apelaciones. Si el congresista es desaforado, queda suspendido de su cargo, y a disposición de la justicia. No es una eximente de responsabilidad. Se le juzga sin privilegio alguno, como cualquier hijo de vecino. Sin embargo, en caso de delitos flagrantes, esto es aquellos en actual comisión, o en otros casos que señala la ley, el parlamentario puede y debe ser detenido, y puesto a disposición de la justicia para el trámite de desafuero.

-¿Cubriría entonces las conductas delictuales?

-Esto opera en los regímenes democráticos como el nuestro. En otros países, como Cuba, Venezuela o Corea del Norte en que el Poder Judicial se reporta al Ejecutivo, todo el aparato estatal se encuentra bajo su control. Ahora, el fuero solo cubre las conductas delictuales, porque así lo señala el Artículo 61 de la Constitución. Las faltas o infracciones, que son aquellos ilícitos sancionados con multas o con pena privativa de libertad de hasta 60 días, no requieren de desafuero porque, además del texto constitucional, el derecho no es más que la sistematización de la razón, y sería absurdo tener que desaforar un parlamentario para infraccionarlo por un neumático liso, e inaceptable que tuviera derecho a no cumplir la ley de tránsito u otras normas de esa naturaleza.

Las FF.AA., Carabineros y la PDI están sometidas a sus mandos jerárquicos, y como instituciones al Poder Ejecutivo. A su vez el Parlamento legisla, y los parlamentarios sirven cargos políticos sin mando o control operativo sobre las instituciones armadas”.

-¿Pero en algunos casos funciona como un eximente de responsabilidad?

-Jamás el fuero puede operar como un eximente de responsabilidad penal. En Chile todos son iguales ante la ley.

-El diputado Hugo Gutiérrez hizo alusión a que los parlamentarios son autoridades que, de cierta forma, controlan a las fuerzas policiales. En términos legales, ¿esto es así? 

-En nuestro país desde el siglo 19 y hasta hoy nuestro marco constitucional contempla el principio de separación de poderes. Las FF.AA., Carabineros y la PDI están sometidas a sus mandos jerárquicos, y como instituciones al Poder Ejecutivo. A su vez, el Parlamento legisla y los parlamentarios sirven cargos políticos sin mando o control operativo sobre las instituciones armadas. Es tan elemental que no requiere mayor explicación. Sostener lo contrario sería un despropósito inaceptable en una persona medianamente instruida.

Si un congresista es desaforado, queda suspendido de su cargo, y a disposición de la justicia. No es una eximente de responsabilidad. Se le juzga sin privilegio alguno, como cualquier hijo de vecino”.

Usted como juez de la policía local de Casablanca marcó un precedente en esta materia cuando, por ejemplo, suspendió la licencia de conducir de un diputado. Sin embargo, la Armada en Iquique no se guió por este criterio. ¿A qué cree que se debe?

-No me referiré al incidente de Iquique, eso fue denunciado a la Fiscalía, y hay una investigación en curso. Dicho eso, tengo el convencimiento que nada produce más repulsa social que invocar privilegios inexistentes. Ahora, esas reacciones responden a valores personales. En política, quienes intervienen actúan para convencer o para imponer. Los primeros son los demócratas que se esmeran en obtener el limpio respaldo ciudadano. Los segundos son aquellos que profesan doctrinas totalitarias que deben imponerse al margen de, o torciendo, la voluntad popular.

Cuando una persona actúa pretendiendo tener control sobre todos los demás, y también sobre las instituciones, como una especie de don divino, estamos frente a principios doctrinarios como la dictadura del proletariado, la lucha de clases o la superioridad racial”.

Reclaman y se sienten depositarios naturales de la representación ciudadana, y califican a quienes discrepan como fascistas, antipatriotas o siervos del imperialismo. Basta oír a los líderes de las dictaduras, y a quienes los aplauden fuera de sus países. Esto ha tenido un costo dramático para la humanidad. Entonces cuando una persona actúa pretendiendo tener control sobre todos los demás, y también sobre las instituciones, como una especie de don divino, estamos frente a principios doctrinarios como la dictadura del proletariado, la lucha de clases o la superioridad racial. Afortunadamente, esas recetas políticas ya jugaron su partido en la historia y lo perdieron.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO