Publicado el 08 de mayo, 2020

“Hambre para hoy, pan para mañana”: La lucha de los restaurantes por sobrevivir al Covid-19

Autor:

Trinidad Morel

El mundo de la gastronomía ha sido de los más perjudicados con la llegada del coronavirus y la imposición de restricciones para mitigar su propagación. Para apoyar a estos emprendedores, grandes empresas como Stella Artois y la Viña Garcés Silva han creado iniciativas que buscan ayudar a los dueños de los locales a pagar sus gastos fijos y poder continuar en el negocio.

Autor:

Trinidad Morel

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Está claro que con la expansión del virus Covid-19 desde una ciudad en el centro de China a más de 180 países en todo el mundo, ha generado una grave crisis y emergencia en el ámbito sanitario. Pero eso no es todo, porque esta pandemia también provocará una de las mayores recesiones económicas en la historia, por lo que la mayoría de los emprendimientos se encuentran en un escenario financiero complejo. Uno de los sectores más golpeados con la llegada del SARS-Cov-2 y de las diferentes restricciones sanitarias que se han tenido que implementar para mitigar su propagación, ha sido el mundo gastronómico.

Tras una reunión interministerial de coordinación que se realizó en La Moneda, las autoridades del país decidieron que a partir del 21 de marzo se mantendrían cerrados por un período indefinido recintos como cines, teatros, restaurantes, pubs, discotecas y otro tipo espacios que congreguen público. Simultáneamente, en esa fecha eran 434 las personas confirmadas con coronavirus Chile y solo un par de horas después del anuncio se registró la primera muerte por esta causa. 

A más de un mes y medio desde que se ordenó el cierre temporal de estos servicios, la cifra de infectados por el virus supera las 22 mil casos en el país, los fallecimientos se acercan a las 300 personas, y son aproximadamente 56 mil las empresas inscritas a Ley de Protección del Empleo promulgada por el gobierno. Es por esto que cientos de restaurantes miembros de la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga) han tenido que ingeniárselas durante casi 50 días para sortear esta crisis y seguir generando ingresos a pesar de no poder atender clientes en sus locales y operar solo a través del reparto a domicilio o «delivery».

Fue con esta intención que nacieron las campañas #Apoyaunrestaurante de la marca de cerveza belga, Stella Artois y #VinoXellos de la Viña Garcés Silva, que buscan solidarizar con los propietarios y trabajadores de estos locales de comida, apoyándolos con la recolección de fondos para poder seguir pagando el arriendo de los recintos, los sueldos de los empleados, las deudas con proveedores y otro tipo de gastos necesarios para que esta sea solamente una situación transitoria y no una sentencia final.

Stella Artois: #ApoyaUnRestaurante

 La marca de cerveza belga Stella Artois lanzó a mediados de marzo la campaña #Apoyaaunrestaurante, a través de la cual las personas pueden comprar vouchers o tickets “vale por una comida» en uno de los cientos de bares y restaurantes que están adheridos a la iniciativa a lo largo de todo Chile. 

La Branding Manager de Stella Artois, Natalia Romero, afirma que la idea nació “cuando vimos que con la crisis se estaban viendo afectados nuestros bares y restaurantes partners, con los que tenemos una relación antigua de venta de cerveza”, por lo que imitando lo que había hecho la marca en Brasil, decidieron comenzar con esta venta de vouchers a través del sitio web que crearon especialmente para esta campaña.

@stellaartois_cl

 

Al ingresar a la página se encuentran 643 restaurantes y bares que ofrecen una cantidad limitada de tickets para canjear hasta el 31 de diciembre de este año. “Los voucher son de 10 mil pesos y lo que hace Stella es doblar esa cantidad y entregar un ticket al comprador de 20 mil pesos para que pueda ocupar en el local que él prefiera hasta una cierta fecha”, afirma Romero.

La socia y fundadora de los restaurantes Margó gourmet, María Jesús Gutiérrez, que tienen tres locales en el sector oriente de Santiago y forman parte de la campaña #ApoyaUnRestaurante de Stella Artois, valora la iniciativa y destaca que la campaña «más que significativa en cuanto a plata, es significativa en cuanto actitud», ya que, según señala se puede ver una disposición en la sociedad de apoyar al resto, de tratar de salir adelante entre todos, borrando las competencias y promoviendo la cooperación. «A mí, mis amigas me dicen que han comprado vouchers para mi restaurante y yo les digo que aprovechen y compren también en otros», sostiene María Jesús, agregando que «no necesariamente tienen que comprar solo para el mío si el de al lado también está mal».

Desde Stella Artois fueron enfáticos en destacar que ellos no tienen ganancias tangibles con esta campaña. “No es que ganamos o perdamos, finalmente nosotros tenemos a nuestros clientes, que son los restaurantes, y los estamos ayudando a salir de esta crisis”, sostiene Natalia Romero, destacando que “lo más importante de esta iniciativa es que nace desde ahí, desde las ganas de ayudar. Nosotros no ganamos nada tangible ni monetario con eso, sino que nace de ayudar y obviamente, como responsabilidad de una gran empresa como es IB InBev”

Los voucher son de 10 mil pesos y lo que hace Stella es doblar esa cantidad, y entregar un ticket al comprador de 20 mil pesos para que pueda ocupar en el local que él prefiera hasta una cierta fecha”, dice la Branding Manager de Stella Artois. 

Romero señala que la venta de vouchers para restaurantes ya superaron los 200 millones de pesos y que se estaba empezando a llegar al tope de lo presupuestado, pero asegura que «vamos a seguir aportando mucho más», ya que tal como señalaron en sus redes sociales, la semana pasada Mastercard decidió unirse a la iniciativa: «¡Hoy se une @mastercard ! Juntos duplicamos la cantidad de vouchers por restaurante para seguir ayudando. ¡Súmate en apoyaunrestaurante.cl!»

Viña Garces Silva: #VinoXEllos

Otra iniciativa que busca apoyar a los establecimientos del rubro de la gastronomía que hoy viven momentos difíciles, destinando el 25% de todas las compras que se realicen a través de su tienda online directamente al equipo de servicio del local que el usuario decida, es la Viña Garces Silva. En la campaña #VinoXEllos de la empresa vitivinícola chilena hay 19 restaurantes adheridos, con los cuales han construido una estrecha relación laboral a lo largo de los años: «Así como los restaurantes que hoy apoyamos han estado con nosotros, hoy como viña queremos estar con ellos para apoyar a sus equipos», señala Matías Garcés Silva, director ejecutivo de la viña.

Para participar en este movimiento colaborativo, que comenzó el 20 de abril y se extenderá hasta el 20 de mayo, los usuarios deben ingresar al sitio www.vgs.cl, elegir uno o varios de los productos que la marca agregó con descuentos especiales a la campaña y, al finalizar el pago, el cliente podrá escoger entre uno de los restaurantes y decidir qué equipo de servicio va a recibir su aporte de parte de la viña.

Cuando finalice el período de compra, la viña entregará a los restaurantes el monto que cada uno acumuló en las ventas, por lo que aún los locales no han obtenido beneficios con esta iniciativa.

María Jesús Gutiérrez dice que Margó Gourmet también es uno de los 19 restaurantes asociados a #VinoXEllos, y afirmó que lo más destacable de iniciativas como estas es que «hay un ambiente en general de la gente de ayudarse» y que eso ayuda a entregar esperanzas y energías para resistir esta lucha. Si bien Gutiérrez señala que aún no tienen cifras o datos concretos del aporte que podría generarles esta campaña, cree que «hay mucha gente que está con el bolsillo más resentido», por lo que no cree que estén comprando tantos artículos que no son de primera necesidad, ya que «si antes te comprabas unos ocho vinos para el mes, ahora quizás te vas a comprar solo tres, sobre todo porque no hay con quien compartirlos», señala.

Sin embargo, ya sea por lo tentadora de las ofertas en los vinos o por las ganas de poder solidarizar con los restaurantes,  la campaña de la viña chilena ha tenido una gran difusión, e incluso Harriet Nahrwold, reconocida cronista de vinos y gastronomía, creadora de la página web www.desobremesa.cl  y autora del libro «Vinos de Chile» en el año 2013, publicó en sus redes sociales la iniciativa de la Viña GS, destacando que va «directa al hueso y donde se necesita ayuda». 

En #VinoXEllos se suman al Margó otros 18 restaurantes, entre los que destaca Ambrosía Bistro, Barrica 94, Bocanariz, La Calma, Carrer Nou, Cuero de Vaca, Europeo, Hotel Bidasoa, Ichiban, KM 0, La Mar, La Mesa, Miraolas, El Mañio, entre otros.

El golpeado sector gastronómico

Según datos entregados por la subsecretaría de Turismo a El Líbero, las estimaciones del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC por sus siglas en inglés), señalan que el turismo es uno de los sectores económicos más afectados con la crisis del Covid-19 y que su recuperación no será rápida, y que se van a perder alrededor de 100 millones de empleos relacionados al rubro en todo el mundo. Desde la subsecretaría señalan que la llegada de extranjeros a Chile será de 41,4% menos que el 2019, es decir, cerca de 1 millón 800 mil turistas menos.

El presidente y vocero oficial de la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga), Máximo Picallo se suma a las cifras pesimistas del turismo y señala que «la industria de los restaurantes es sin duda de las más afectadas». El también gerente general y dueño del negocio de cadenas de restaurantes Elkika Ilmenau, asegura que en un par de meses más, cuando el virus comience con su retroceso, los locales de comidas no se verán perjudicados solamente por baja de turismo externo, o las severas dificultades del turismo interno para subsistir con medidas como los cordones sanitarios y la prohibición de visitar la segunda vivienda, sino que también influirá fuertemente el temor que va a quedar en la población y la inseguridad que probablemente va a generar estar en espacios públicos, sin respetar los dos metros de distanciamiento o sin utilizar mascarillas.

«Los restaurantes están cerrados por orden de la autoridad», señala Picallo, y agrega que «la única opción que tienen de funcionar es con delivery». Sin embargo, afirma que «los restaurantes que no tienen este sistema de entrega a domicilio ya van a cumplir un mes y medio con ingreso cero», y para los que tienen el sistema «en el mejor de los escenarios puede significar entre un 10 y un 15% de ingresos», señala el vocero de Achiga. 

Además, el presidente de la Asociación Chilena de Gastronomía destaca que la alternativa de operar con delivery no puede ni acercarse en ingresos a lo que se gana cuando el local está abierto, sobre todo porque este sistema está operando solo a la hora de almuerzo, porque con el toque de queda y el anticipado cierre del Metro de Santiago, el horario de la comida está prácticamente caído. Sin embargo, este lunes 5 de mayo el ministro de Economía, Lucas Palacios, anunció la extensión de ese horario para que los repartidores de los distintos locales puedan circular hasta las 00:00 horas.

¿Con o sin delivery?

«Hay restaurantes que nunca hicieron delivery, restaurantes con mantel, restaurantes de comida un poco más sofisticada», señala Picallo, y agrega que algunos se vieron obligados a implementar este sistema para poder generar algo de ingresos. También, hay restaurantes que siempre han usado la entrega a domicilio, como los locales de sushi, pizza o hamburguesas, pero que según el vocero de la Achiga, «no han vuelto a abrir ni para hacer solamente delivery, porque consideran que volver a atender les sale más costoso que tener cerrado».

Máximo Picallo afirma que esto ocurre en algunos casos porque «el delivery en general nunca reemplaza a la venta en el local, porque el ticket en el local siempre es mejor, porque uno consume el alimento con alguna bebida, entonces mejoran los márgenes». Sin embargo, asegura que «los restaurantes que ya tenían el sistema puede que tengan más recursos para enfrentar la crisis», pero insiste en que «en ningún caso hoy día se está vendiendo más que antes». 

Algo similar es lo que le ocurre al Margó, quienes prefirieron cerrar por completo sus puertas antes que abrir la opción de la entrega a domicilio, ya que los costos de volver a operar no se compensan con posibles ganancias. Sin embargo, la socia y fundadora del restaurantes señala que «mañana si se abren los locales y no tenemos tanto público, sí vemos como algo positivo implementar delivery combinado con la atención directa», ya que es muy probable que a la gente le cuesta volver a participar de este tipo de eventos sociales por el miedo a contagiarse y enfermar a algún familiar.

El delivery en general nunca reemplaza a la venta en el local, porque el ticket en el local siempre es mejor, porque uno consume el alimento con alguna bebida, entonces mejoran los márgenes». Presidente Achiga.

Desde Achiga señalan que en este escenario crítico que no permite a los restaurantes atender público, «el delivery es importante, pero sigue estando por debajo de lo que es en tiempos normales. Antes se juntaba un grupo en una casa y pedían pizza, ahora eso no ocurre, el delivery no está generando más que antes, está siendo menos, pero sin lugar a dudas es una ayuda», finaliza Picallo. 

¿Sirven las campañas?

Máximo Picallo opina que las campañas como las impulsadas por Stella Artois y Viña Garces Silva «siempre son bienvenidas», destacando que además de que pueden ser una ayuda para los negocios que se vean beneficiados con este aporte, estas iniciativas tienen «el gran efecto de sensibilizar a la opinión pública, hacer ver a la gente que  los restaurantes lo están pasando mal». Asimismo, recalca que «si bien estas campañas afectan ahora, creo que van a tener un efecto más importante cuando podamos abrir», ya que cuando esté el incentivo de poder usar el ticket, Picallo asegura que las ventas van a aumentar.

En la lucha por sobrevivir a esta crisis, Máximo Picallo destaca que lo que más ha llamado su atención es la capacidad de algunos restaurantes de reinventarse para seguir con la bandera en alto: «Hay restaurantes que nunca tenían la opción de delivery y ahora lo están haciendo, u otros que solían vender marisco y ahora están haciendo entrega a domicilio de pollo asado con papas fritas». «Eso es saber adaptarse a las necesidades», finaliza el presidente de la Achiga. 

Desde el Servicio Nacional de Turismo (Sernatur) también se hizo un llamado en colaborar en disminuir la propagación del virus y compartió en sus redes sociales la medida incluida en el Plan de Acción Coronavirus, bajo el lema #CuidémosnosEntreTodos, que llama a las personas a quedarse en sus casas y pedir comida a domicilio. 

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: