Archivo Constituyente es presentado por: Archivo Constituyente
Publicado el 7 abril, 2021

Francisco Orrego: Nuevo Ministerio de la Agresividad

La creación de ministerios para abordar políticas públicas sectoriales, se ha transformado, así, en un deporte nacional.

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Se habla mucho del derecho a la salud, del derecho al espacio, del derecho a la belleza, del derecho a las vacaciones, del derecho al saber, del derecho a la cultura. Y, a medida que emergen esos nuevos derechos, nacen, simultáneamente, los ministerios: de Salud, de Deportes y Recreación, ¿por qué no de la Belleza y el Aire Puro?” (Jean Baudrillard)

Desde 1990 a la fecha, se han creado 7 nuevos ministerios, siendo el último el de de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación (2018). Este fenómeno inflacionario, de tipo administrativo y burocrático, tiene varios otros proyectos similares en la fila: del Mar, de Asuntos Indígenas y, más recientemente, de Seguridad Pública. La creación de ministerios para abordar políticas públicas sectoriales, se ha transformado, así, en un deporte nacional. Salvo que pongamos restricciones al crecimiento ilimitado del Estado en la nueva Constitución, todo parece indicar que para este virus aún no tenemos una vacuna confiable.

No ha pasado inadvertido para los chilenos el aumento en la agresividad que existe en el país. Si no lo ha notado, es un primer síntoma de que padece de la enfermedad. La agresividad se manifiesta en todos los ámbitos de nuestro diario quehacer: desde las redes sociales hasta en las calles. Los niveles de belicosidad nos están transformando en seres en extremo impacientes, rabiosos y contestadores. Sólo nos falta ladrar, aunque algunos ya están cerca de eso. Una causa directa e inmediata de este fenómeno es la severa crisis política, económica y sanitaria que vivimos, que ha afectado la psiquis de muchos compatriotas. Las cuarentenas, cuyo efecto en el control de la pandemia se discute, está teniendo efectos colaterales sobre nuestro ánimo y comportamiento.

La agresividad, bajo distintas expresiones, también se ha tomado el debate público en nuestro país, habiendo algunos políticos que se han convertido en verdaderos cultores de esta nueva disciplina deportiva. Ello no sólo ha empobrecido el debate y el libre intercambio de ideas, en un ambiente de respeto y tolerancia, sino que además ha contribuido a generar un ambiente de abierta polarización, que, a veces, pareciera conducirnos a un abismo sin retorno. Los argentinos le llaman la “brecha”. ¿Cómo disminuimos esa brecha? Bueno, es aquí donde encontré una oportunidad para crear un nuevo ministerio: el Ministerio de la Agresividad. ¡Cómo no se me había ocurrido antes!

Así como en la novela “1984”, de George Orwell, existía un Ministerio de la Verdad y otros, ha llegado el momento de incorporar el Ministerio de la Agresividad a nuestra institucionalidad. Para quienes no lo hayan leído, el Ministerio de la Verdad se llama exactamente lo contrario de lo que hace, porque en realidad es el responsable de cualquier falsificación necesaria de los acontecimientos históricos. En el caso del Ministerio de la Agresividad su rol consistiría, precisamente, en disminuir el ambiente de beligerancia que nos atormenta como chilenos. Tendría, entre sus funciones, conducir el debate y deliberación durante el trabajo constituyente, para lo cual dispondría de una oficina en el Palacio Pereira. Menuda tarea.

Es cierto que la creación de ministerios generalmente se convierte en una carrera por quién se queda con el botín. No en vano, sirven para pagar favores políticos, contratar a operadores o familiares. Pero para eso también hay solución: el Ministerio de los Pitutos. Parece que ya me estoy contagiando con el virus del populismo y la demagogia, que afecta transversalmente a nuestra clase política, pero no me inquieta porque para ello también tengo una salida: un Ministerio del Populismo. Parece, pues, que me contagié; mejor dejo la columna hasta aquí no más.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO