Archivo Constituyente es presentado por: Archivo Constituyente
Publicado el 14 abril, 2021

Francisco Orrego: La espada traicionera de los falsos mosqueteros

Habiendo tenido la oportunidad de demostrar un espíritu de colaboración para enfrentar la crisis, haciendo un llamado a la unidad del país y poniéndose a disposición del gobierno, optaron por el camino fácil y mezquino de la crítica infundada.

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“¡Uno para todos, y todos para uno!”, es el lema nacional de Suiza. Esta frase, que fue parte de la campaña de ayuda que lanzaron las autoridades helvéticas tras las fuertes lluvias del año 1868, en los Alpes, tuvo como propósito evocar un sentido de unidad nacional para enfrentar la catástrofe natural. Pero, resulta más conocida mundialmente como símbolo del juramento de los mosqueteros al Rey de Francia. Aunque inicialmente en la novela de Alexandre Dumas los mosqueteros eran tres (Athos, Porthos y Aramis), luego se sumaría un cuarto: D’Artagnan. El famoso lema de los mosqueteros nos evoca los ideales de amistad, honor y lealtad, que Dumas deja patente en su inolvidable novela.

Mientras nuestro país se ve azotado por una grave crisis sanitaria y económica, un grupo de precandidatos presidenciales de la oposición ha suscrito una carta abierta, donde no sólo se aventuran a criticar destemplada y temerariamente al gobierno por el manejo de la crisis, sino que, además, se dan el lujo de proponer una serie de medidas que sólo relevan un aprovechamiento político de la situación. Pero ello, no debe sorprendernos. Muy lejos de la actitud e ideales de los verdaderos mosqueteros, los cinco “falsos mosqueteros” sólo buscan acertarle un golpe político y comunicacional al gobierno, en el momento más complejo de la crisis: cuando los contagios diarios superan todos los pronósticos, adelantando la proximidad de una crisis hospitalaria.

Si hay algo que ha distinguido a la oposición durante toda la pandemia, ha sido el obstruccionismo, especialmente en el Congreso. A la ausencia de una auténtica “amistad” cívica, la oposición se ha dedicado a torpedear todas las iniciativas del Ejecutivo y a causarle un daño a su credibilidad y capacidad de abordar la crisis. La expresión del ex diputado y presidente de la Democracia Cristiana de “salir a golpear con todo al gobierno”, dejó al descubierto la pequeñez y miseria de algunos políticos locales. En una arenga más propia de un jefe de pandilla, el presidente de la DC se tuvo que retractar. A ello, se suman las injustas peticiones de renuncia al ministro Paris, cuyo oportunismo resulta condenable. Todo ello, muy lejos del espíritu de amistad y honor de los mosqueteros.

Estos falsos mosqueteros demostraron, asimismo, que no conocen el concepto de lealtad. Habiendo tenido la oportunidad de demostrar un espíritu de colaboración para enfrentar la crisis, haciendo un llamado a la unidad del país y poniéndose a disposición del gobierno, optaron por el camino fácil y mezquino de la crítica infundada. La lealtad es un sentimiento de respeto y fidelidad hacia alguien. Como virtud o principio básico consiste en nunca darle la espalda a determinada persona o grupo social. Con su actitud, los falsos mosqueteros le fallan al presidente de la República y, por su intermedio, a todos los chilenos. De ahí, que la lealtad hacia un país y sus gobernantes se asocie con el patriotismo, pero los cinco falsos mosqueteros criollos fallaron en el intento. El patriotismo los abandonó.

Hoy el país exige a sus autoridades y líderes políticos que antepongan los intereses del país y de todos los chilenos, por sobre sus intereses partidistas, y asuman el manejo de la crisis sanitaria como una causa nacional. No es el momento de rencillas, chantajes ni aprovechamientos de trincheras. Es el momento para que surjan verdaderos liderazgos que asuman como propios los ideales de los reales mosqueteros: amistad, honor y lealtad. ¿Quién dijo yo?

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO