Publicado el 28 abril, 2021

Felipe Harboe ante decisión del TC: “Es evidente que es un fallo político”

Autor:

Francisca Escalona

Para el exsenador del PPD, la negativa del juzgado de acoger a trámite el requerimiento presidencial podría tener en su origen la disputa que existe entre los ministros Iván Aróstica y María Luisa Brahm. “Por los argumentos que dio el propio Aróstica, es evidente que es un fallo político producto de una rencilla interna, lo cual es más patético todavía desde el punto de vista de la institucionalidad”, afirma.

Autor:

Francisca Escalona

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Tras la decisión del Tribunal Constitucional de rechazar el requerimiento del Gobierno para frenar el tercer retiro de los Fondos Previsionales, surgieron cuestionamientos respecto al futuro e institucionalidad de esta instancia.

Esto, sobre todo porque previo a la decisión, el ministro Iván Aróstica dio un punto de prensa donde afirmó: “Hay una problema de fondo que es no solamente el covid, sino que las prohibiciones que se han establecido han sido cada vez más drásticas y hay que tener en consideración que hay personas que tienen muchas cosas que afrontar económicamente. Pareciera que la ayuda del Estado no está llegando en la proporción necesaria”.

Las declaraciones hicieron que el exsenador y candidato a la Convención Constitucional por Ñuble, Felipe Harboe, se pronunciara a través de su cuenta de Twitter al escribir: “Algunos celebran que un ministro del TC argumente que algo sometido a su jurisdicción es ‘malo para el pueblo’. Es decir se levanta como un censor de lo bueno o malo para el país y a la política parece no importarle”.

En conversación con El Líbero, el abogado y político del Partido Por la Democracia (PPD), profundiza sobre lo ocurrido detrás del pronunciamiento del tribunal y lo califica como “peligroso”, ya que, según la Constitución vigente, el mandato del TC es velar por el principio de supremacía constitucional. “¿En qué minuto alguien le preguntó a ese señor o lo eligió para determinar qué es lo que es bueno o malo para el pueblo?”, se pregunta. Además, advierte que este tipo de decisiones abren la puerta para que la próxima Convención Constitucional revise el funcionamiento de un eventual tribunal de este tipo, en caso de que se decida mantenerlo.


-¿Qué lectura hace del fallo del TC que no acoge el requerimiento del gobierno para frenar el tercer retiro? 

-Aquí evidentemente hay una disputa interna que ha generado un daño irreparable a la institucionalidad del Tribunal Constitucional. Creo que la disputa entre Iván Aróstica Vásquez y la ministra Brahm ha llegado a niveles completamente descontrolados. Llama profundamente la atención que un ministro del Tribunal Constitucional se permita hacer una conferencia de prensa en la cual señala que el proyecto no es bueno para el pueblo. ¿En qué minuto alguien le preguntó a ese señor o lo eligió para determinar qué es lo que es bueno o malo para el pueblo? Si lo que tiene el mandato del TC, según la Constitución -bastante vapuleada pero que es la Constitución vigente-, es velar por el principio de supremacía constitucional, previo requerimiento y con un conjunto de condiciones. Hoy día muchos aplauden ese fallo, pero no se dan cuenta que el mismo Iván Aróstica fue el que, probablemente argumentando lo mismo, decidió dejar al Servicio Nacional del Consumidor sin potestades sancionadoras y mañana podría darse un fallo de algo que sea malo para el país a pesar de que haya una ley. Es muy peligroso lo que ha ocurrido. 

Evidentemente se abre una temporada en la cual algunos van a intentar horadar lo que queda de la Constitución”.

-¿Cuáles son los argumentos detrás de esta decisión? 

-La verdad es que es muy raro, salvo que hubiese un problema de incumplimiento de los requisitos formales, va a ser muy frágil la resolución del Tribunal Constitucional. Pero insisto, esto no tiene que ver con lo que a mi me gusta o no del fallo, tiene que ver con el daño a la institucionalidad, esa es mi preocupación. Esto es lo mismo que cuando Sebastián Piñera levantó el teléfono y bajo el proyecto de Punta Choros, había muchos que celebraban y en ese momento yo dije ‘cuidado, el Presidente levanta el teléfono para bajar un proyecto no puede ser celebración para algunos, pero no les extrañe que mañana pueda levantar el teléfono para subir un proyecto’, porque el daño a la institucionalidad es muy grande.

-¿Está de acuerdo con la apreciación de que es un fallo político, más que jurídico?

-Por los argumentos que dio el propio Aróstica, es evidente que es un fallo político producto de una rencilla interna, lo cual es más patético todavía desde el punto de vista de la institucionalidad. 

-¿Influenció el hecho de que haya una reforma aprobada previamente?

-Es muy difícil especular sobre los fundamentos del tribunal. Considerando los argumentos que dispuso en la conferencia de prensa el ministro Aróstica, dado que hubo esta conferencia con un conjunto de argumentos retóricos de parte del ministro, es muy difícil saber cuáles fueron los fundamentos de verdad jurídicos que tuvo en vista el tribunal para fallar. Los argumentos retóricos del ministro Aróstica son evidentemente políticos y emocionales y no son jurídicos. El error está en la conferencia de prensa. 

 Creo que no hay que comprarse este intento de lavado de imagen del ministro Aróstica con el tema del 10% porque él tiene un historial que lo va a seguir acompañando hacia el futuro”.

-¿Podrían haber sido esas declaraciones causales de inhabilitación del ministro Iván Aróstica?

-Lo que pasa es que aquí también hay responsabilidad del Gobierno, hace un tiempo atrás cuando yo era senador, presidente de la Comisión de Constitución, planteé al Ministro de Justicia la necesidad de una reforma al Tribunal Constitucional, que dentro de sus aspectos considerara la posibilidad de establecer algún proceso de remoción frente a situaciones que sean aberrantes o denegación de justicia, tal como lo existe para los jueces de la Corte Suprema o, incluso, para el Presidente de la República a través de una acusación constitucional. El Gobierno se comprometió a mandar esa reforma que nunca mandó y hoy día lo que ocurre es que los ministros del Tribunal Constitucional son inamovibles y eso me parece que, en democracia, no se condice con un régimen donde debe existir la responsabilidad en la función pública. Llama la atención que se pueda remover al Presidente, a los ministros de la Corte Suprema, que se pueda remover senadores, diputados, fiscales, jueces y no se pueda a miembros del TC.

“Se ha abierto la puerta para que la Convención Constitucional revise al próximo eventual Tribunal Constitucional”

-¿Cuáles son las consecuencias a futuro de este precedente?

-Evidentemente, aquí lo que ha ocurrido es que se le ha abierto la puerta a que la Convención Constitucional revise en profundidad, no solo la pertinencia, sino particularmente la integración, los requisitos de las postulaciones para el próximo eventual Tribunal Constitucional que pueda existir en una nueva Constitución. En segundo lugar, estamos en una situación donde ya no solo hay un empate político, sino que hay una disputa interna que está influyendo y eso, evidentemente va a afectar y va a poner inestabilidad a cualquier tipo de discusión que se haga entonces se va a abrir la posibilidad, la temporada de presentar más proyectos inconstitucionales porque dado el nivel de despelote interno que hay en el Tribunal Constitucional, cualquier cosa puede ocurrir.

-¿Tendrá más fuerza la oposición para poder aprobar cualquier cosa? 

-No, yo creo que no tiene que ver con oposición y con Gobierno, es mucho peor porque tiene que ver con disputas internas. Entonces, si hoy día la oposición celebra por este fallo en materia del 10%, cuidado, no hay que engañarse, Aróstica es un tipo muy de derecha que fue uno de los artífices de la intervención del Tribunal Constitucional en el proyecto de interrupción del embarazo, el aborto, o también del de las facultades del Sernac, entre otros, o bien de la paralización de varios juicios de derechos humanos. Entonces, creo que no hay que comprarse este intento de lavado de imagen del ministro Aróstica con el tema del 10% porque él tiene un historial que lo va a seguir acompañando hacia el futuro porque probablemente esto no es un tema de derecha e izquierda, sino más bien un tema de un país institucional.

Se va a abrir la temporada de presentar más proyectos inconstitucionales porque dado el nivel de despelote interno que hay en el Tribunal Constitucional, cualquier cosa puede ocurrir.

-¿Habrá una fuerza de voluntad y responsabilidad de los parlamentarios con el actual sistema o una retroexcavadora importante?

-A partir de esto, evidentemente se abre una temporada en la cual algunos van a intentar horadar lo que queda de la Constitución. Eso es muy delicado porque a mi no me gusta esta Constitución, me jugué por un acuerdo constitucional para reformarla, soy candidato a constituyente, voté en el plebiscito, fui autor de varios cabildos en el pasado, pero eso no me habilita para poder incumplir la Constitución que está vigente. Los procesos de transiciones constitucionales se hacen sobre la base de institucionalidad, no sobre la base de los hechos y creo que es muy importante ser cuidadosos porque tenemos hoy día una situación política extremadamente delicada, con un Presidente de la República cuya estabilidad está en cuestión y con una oposición o unas oposiciones que no necesariamente se transforman en alternativa, porque si bien pueden darle un golpe a la popularidad del actual Gobierno, las propias encuestas señalan que no son percibidas como una coalición que tengan gobernabilidad.

“Estamos viviendo populismo, caudillismo y travestismo político”

-¿Va a permitir esto mayor populismo?

-El populismo es un problema, pero el problema que estamos viviendo hoy día ya no es solo populismo: es populismo, caudillismo y travestismo político. Me llama profundamente la atención que haya gente que enarbola las banderas de izquierda y que pretenda que los trabajadores paguen con sus propios ahorros las consecuencias de una crisis, eso en ninguna parte de izquierda del mundo razonable está instalado, es al revés, entonces llama profundamente la atención que eso esté ocurriendo. Aquí hay un conjunto de confusiones que tiene que ver con la popularidad, pero también con la incapacidad del Gobierno a resolver el tema de fondo. Hace más de un año se le dijo al Gobierno que pensara que si el objetivo era que las personas no fueran a trabajar para evitar los contagios había que darle una alternativa y eso implicaba hablar en aquella oportunidad de una renta universal. Así lo planteó el mundo de la centro izquierda, lo planteamos con el senador Lagos-Weber, con la senadora Rincón, con el senador Pizarro y dijimos renta universal. En aquellos minutos nos dijeron: ‘no, si la crisis va a ser corta’; y hoy día se ha gastado tres veces más de lo que habría costado esa renta universal y tenemos hoy día el peak de contagios, entonces evidentemente el Gobierno no ha actuado bien. 

-¿Podrá esta instancia darle mayor posibilidad a la renta universal?

-Yo creo que el Presidente debiera dar un golpe de timón, de lo que le queda de timón, con una renta universal de una vez por todas para permitir que la gente que no puede trabajar, léase del mundo de la gastronomía, de la hotelería, de las peluquerías, la economía local de las regiones que es la más afectada, esa gente para que se quede en su casa requiere de una renta. Con un bono de $200 mil tampoco lo va a lograr, entonces seguimos tirando plata a la calle sin lograr el objetivo. Debiera hacer eso y también, creo yo, un movimiento político. Es evidente que más allá de las simpatías personales que uno pueda tener en el comité político, no está a la altura de enfrentar una crisis tan profunda como esta.

  1. Eugenio Lagos Baquedano dice:

    El gobierno va a la deriva, no tiene ideas, no tiene decisión, no tiene conducción y todos estamos pagando las consecuencias.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO