Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 05 de septiembre, 2016

Ex ministro Alejandro Ferreiro: “La democracia es representación y, con esta desconfianza, es muy difícil representar”

Autor:

Renato Gaggero

El director de PROhumana plantea su mirada sobre distintos temas de la agenda del país, como el rol de las empresas, la crisis de confianza del país, las propuestas del gobierno para perfeccionar el sistema de pensiones y la encuesta CEP.
Autor:

Renato Gaggero

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Alejandro Ferreiro, director de PROhumana, ex ministro de Economía del primer gobierno de Michelle Bachelet y ex superintendente de Pensiones entre 2000 y 2003, conversó con “El Líbero” en el marco de la entrega del Ranking de Sustentabilidad Empresarial de su fundación. En la entrevista plantea su mirada sobre distintos temas de la agenda del país, como el rol de las empresas, la crisis de confianza del país, las propuestas del gobierno para perfeccionar el sistema de pensiones y la encuesta CEP.

– Con qué sensación se queda después de la entrega del Ranking de Sustentabilidad Empresarial 2016

– Con la sensación de que se sigue avanzando en reconocer la importancia de la sustentabilidad. No es posible hacer negocios en Chile y en el mundo de hoy sin preocuparse activamente, no periféricamente, no como una estrategia publicitaria de lavado de imagen, sino como algo esencial y genuino, por las comunidades, el ambiente, los trabajadores, los consumidores, los proveedores. No hay negocio posible en el mediano plazo sin tomarse en serio la sustentabilidad y el desarrollo humano. Entonces esta es una tendencia cultural que avanza y estos premios en lo que ayudan es a fortalecer los avances concretos de ciertas empresas, destacar lo que se puede hacer y premiar para que la sociedad entera sepa que es mejor estar en este tipo de premios que estar soportando el costo reputacional de no hacer las cosas bien.

 

– ¿Qué piensa de estos premios? Dado el contexto en que vive la sociedad chilena, donde existe una crisis de confianza…

– Mucha gente mira con escepticismo incluso cuando las empresas hablan de responsabilidad social, algunos piensan desde la desconfianza que esto es publicidad, lavado de imagen, de que en el fondo esto no se toma en serio. Este premio busca distinguir entre lo que es apariencia de lo que es genuino o real y premiar a los que hacen bien las cosas de verdad, cuando la responsabilidad social está en el ADN de las cosas y no en la periferia y no en una cuestión simplemente para la foto. El camino es largo, no es fácil, hay que vencer la suspicacia, la desconfianza de la sociedad, ver a la empresa como en muchas otras actividades, pero la única manera de lograrlo es reconciliar el bien común con la actividad de la empresa.

– ¿Qué le parece el anuncio del ex Presidente Ricardo Lagos y su intención de ir a primarias?

– Me parece bien que el Presidente Lagos busque la nominación, me parece inescapable, imprescindible, que se haga a través de primarias si así lo resuelve la coalición. No es posible, o es muy difícil al menos, que se puedan dar apoyos unánimes sin primarias. Incluso, eso no está bien visto en la opinión pública que exige participación y que exige incluso que los con mayor trayectoria se sometan al escrutinio popular en primarias, así lo hizo la Presidenta Bachelet la vez pasada, no debería ser la excepción con Ricardo Lagos.

– Es probable que no tenga todo el apoyo de los partidos de la Nueva Mayoría…

– Ha habido algunas expresiones de los sectores más de izquierda que no se sienten representados por Lagos, pero tampoco se sintieron representados por Lagos el año 2000. Cuando él fue electo en esa ocasión, creo que hubo tres candidatos de la izquierda, que antes llamábamos extra parlamentarios, que por tanto no sería nada nuevo si esta vez algunos sectores de izquierda se descolgaran de esa candidatura.

– Hoy es un tema de debate el futuro de las AFP ¿qué piensa sobre eso?

– Pienso que el llamado de la Presidenta a un acuerdo nacional es oportuno, pienso que debemos todos converger hacia acuerdos, eso significa más que apegarse en las posiciones iniciales o en las preferencias técnicas ideológicas, debiéramos ser capaces de buscar puentes hacia soluciones que, aún cuando no resulten técnicamente perfectas, para quien las analice puedan ser viables, sostenibles en el tiempo, y que respondan a dos necesidades: a la necesidad que la gente manifiesta sobre mejoras en sus pensiones hoy día, pero también a la necesidad de ser fiscalmente responsables. En esto, no podemos caer en la política del pan para hoy y hambre para mañana. El tema de las pensiones es muy delicado, a la gente le importa mucho, a veces lo entiende poco, pero le importa mucho, y las decisiones, las buenas y las malas, que se adopten hoy, van a tener repercusiones positivas o negativas en muchos años, no sólo con respecto a la calidad de las pensiones, también en el desarrollo económico del país.

– Y en específico la propuesta de la Presidenta de aumentar en un 5% las cotizaciones con cargo al empleador. ¿Dónde debería ir ese dinero?

– Yo creo que hay que ver, me cuesta hacer un juicio sin conocer más precisamente la propuesta, yo lo que he escuchado es que este 5% que sería gradual en el tiempo iría por una parte a mejorar las pensiones de los que hoy día se están jubilando, incluso algunos han dicho de los que ya se jubilaron, y en esa perspectiva se parecería a un sistema de reparto en que los cotizantes activos financian a los pasivos. Pero también se ha dicho que otra parte iría a mejorar la situación de los que contribuyen a eso, a través de algunas cuentas que registrarían a su favor esos aportes. No está claro si esas cuentas serían distintas de las que hoy día administran las AFP. Yo creo que cuando uno tiene cuentas administradas por la AFP y el costo marginal es cero, uno debería aprovechar lo que ya existe y lo puede hacer de una manera solidaria también, efectivamente uno pudiera recaudar este 5% y redirigirlo hacia las cuentas individuales de una manera que reconozcan criterios de redistribución. Por ejemplo, uno podría recaudar el 5% de todos, pero por así decirlo, asignarle a las mujeres o devolverles a las cuentas de las mujeres una cantidad superior que la que va a los hombres, a las personas que tienen menores ingresos un porcentaje superior que a las personas que tienen mayores ingresos. En fin, yo creo que uno puede buscar redistribución y progresividad en la imputación de ese aporte a las cuentas, pero sin renunciar al beneficio de lo que ya existe, que es que ya hay cuentas que están a nombre de ciertas personas que son razonablemente bien administradas y que inyectarle recursos adicionales no le va significar costo adicional alguno a los cotizantes.

– La ministra Rincón dijo que el 5% iría completo al Pilar Colectivo Solidario…

– No está claro si va a ser un pilar de ahorro colectivo pero con cuentas individuales, en que las personas vean imputar a su favor los aportes, o si esto va a ir a una suerte de fondo innominado que no le pertenece a nadie o que le pertenece a todos. Eso me parece que está por definirse, cada uno tiene una preferencia yo tengo la mía pero entiendo que estamos en situaciones de mucha sensibilidad, de mucha intensidad en el debate público, en donde es especialmente importante tratar de llegar a acuerdos razonables y por tanto más que subrayar mis preferencias yo subrayo la necesidad de esos acuerdos.

– Qué piensa de la encuesta CEP, de la baja aprobación de la Presidenta, de la Nueva Mayoría y de la política chilena.

– Hay una gran desconfianza respecto de lo ajeno y dentro de lo ajeno está la política y las instituciones y por eso vemos las cifras que vemos, cifras que no tienen particular relación con el desempeño objetivo de las instituciones, este es un país que ha funcionado bien en los últimos 25 años, 30 años, probablemente han sido los mejores años de la historia de Chile respecto de lo cual existe una estadística. Entonces, si uno asociara a los políticos con su desempeño relevante en los últimos años tendría que ponerle buena nota. Sin embargo, la gente es particularmente dura con los políticos y con la política. Ahora, esto no es sostenible en una democracia, ese es el problema. No se puede mantener estos niveles de desaprobación colectiva de gobernantes, de parlamentarios, de instituciones, de partidos políticos, no puede ser que nuestro sistema de partidos sea el más desprestigiado de América. Creo que hay que entender mejor esta crisis de confianza, hay que intentar corregirla, creo que se han hecho cosas objetivamente positivas en el último tiempo, particularmente llevando adelante la agenda de probidad y transparencia. Vamos a tener elecciones municipales más austeras ojalá con un grado razonable de participación ciudadana, pero es preocupante y no tengo a la vista una solución para esta brecha que es casi abismante entre la ciudadanía y sus representantes. La democracia es finalmente representación y con esa desconfianza es muy difícil representar.

– Por último, qué piensa sobre las últimas cifras de desempleo, subió a 7,1% en el trimestre móvil mayo-julio 2016

– Tenemos dos miradas de la cifra de desempleo. La primera es la composición y la segunda el nivel absoluto. La composición ha venido mostrando desde ya hace un tiempo un cierto deterioro de la calidad del empleo, tenemos más empleo de cuenta propia, menos empleo asalariado formal con protección social y por tanto eso va mostrando un deterioro del mercado laboral consistente con la caída de las expectativas y la caída de la inversión. Ahora el empleo a nivel absoluto no había evidenciado caídas, al nivel de lo que algunos habrían imaginado, dado el clima de confianza en la actividad económica y relativamente bajo nivel de la actividad. Yo creo que tenemos que mirar esto con cuidado porque la mejor política social es el pleno empleo, las mejores transferencias, fortalecimiento de la calidad de las personas tiene que ver con salarios que ojalá perciban todos y ojalá de buena calidad, entonces es difícil plantearse desarrollo social, es difícil plantearse justicia o equidad social con niveles de desempleo que vayan creciendo, creo que eso fuerza a que todos, gobierno y sus partidarios, volvamos a poner la mirada en el crecimiento porque es el pilar fundamental de las políticas sociales.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: