Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 04 de septiembre, 2016

Ex director del INE: “Es sorprendente que la ministra Rincón descalifique una fuente oficial de información sin tener sustento estadístico”

Autor:

Uziel Gomez

Juan Eduardo Coeymans defiende la encuesta de desempleo del INE ante las críticas de la ministra del Trabajo, quien dijo que no mostraba los “datos reales”, ante la mayor alza en cinco años.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El sostenido aumento del desempleo y la precarización del mercado laboral son dos fenómenos que se han dado con fuerza durante los últimos dos años, pero que la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, se resiste a reconocer.

“Hay que mirar no sólo los datos del INE, sino que los datos reales y los datos reales nos muestran que se sigue creando empleo en nuestro país y si uno lo compara con los datos del INE, la diferencia en la creación de empleo es alta.  Estamos hablando de 5 veces más que lo que nos muestra la encuesta y uno puede apreciarlo en los gráficos que tenemos”, dijo la abogada y ex senadora DC.

La encuesta de desempleo del INE del trimestre mayo-julio arrojó un desempleo del 7,1%, el más alto en cinco años. Durante el último año sólo se han creado 11 mil empleos asalariados y 123 mil por cuenta propia, y desde que asumió el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet los nuevos cesantes suman 96 mil debido, principalmente, a que el crecimiento económico no ha superado el 2%.

Al paso de la ministra Rincón sale el ex director del INE entre 2013 y 2014, el doctor en economía de la Universidad de Oxford, Juan Eduardo Coeymans, quien conversa con “El Líbero” sobre la polémica.

¿Qué opina de la declaración de la ministra Rincón de que hay que «mirar no sólo los datos del INE, sino que mirar los datos reales y los datos reales nos muestran que se sigue creando empleo en nuestro país«?

-Es sorprendente que la ministra Rincón descalifique una fuente oficial de información sin tener un sustento estadístico riguroso. Estoy de acuerdo en que hay que considerar adicionalmente otras fuentes de información.  Pero difiero en que se diga que los datos administrativos citados por ella serían los reales, pudiéndose deducir que los del INE serían menos “reales”. Las cifras del INE corresponden a una muestra que representa a toda la población. El hecho que provengan de una muestra no las descalifica: “si la olla está bien revuelta, no hay que tomarse todo el caldo de la olla para saber si el caldo está salado”.  En principio, la diferencia entre ambas fuentes de datos es que los del INE son más representativos de la “realidad” que los datos administrativos a los que se refiere la ministra, ya que estos últimos tienen sesgo de selección. Así, por ejemplo, el aumento de cotizantes a las AFP no necesariamente refleja en un mes determinado un aumento del empleo total del país, ya que muchos trabajadores no cotizan. Por otro lado, los datos mensuales de solicitudes de subsidios de cesantía del propio Ministerio del Trabajo, que sí pueden ser útiles para el análisis de la evolución de la coyuntura cuando se obtienen con mayor prontitud que los del INE, en Chile no muestran una baja en doce meses estadísticamente significativa en los últimos meses que avale los dichos de la ministra.

Ex director del INE: «Los datos del INE son más representativos de la “realidad” que los datos administrativos a los que se refiere la ministra, ya que estos últimos tienen sesgo de selección»

¿Es confiable la información de desempleo del INE? Anteriormente ha habido críticas por las alzas inusuales de personas sin deseos de trabajar.

-Tengo confianza en que los funcionarios actuales del INE no manipulan las cifras. Pero eso no significa que estén exentos de cometer errores.  Especialmente notoria fue esa alza inusual en las personas “sin deseos de trabajar” y que, además, más de un 80% de esa alza se concentrara en la Región Metropolitana. Un test estadístico revela que ese salto no corresponde a un error muestral. Tiendo a pensar que fue un error en la toma de la encuesta, que fue corregido después, como mostraron las cifras de los meses posteriores.

-¿Cómo se complementa esta encuesta con los informes de cotizaciones en las AFP y los seguros de cesantía  a los que elude la ministra?

-Siempre es bueno tener más que menos información. Pueden ser útiles si se publican antes que los del INE, pero una vez publicados estos últimos confío más en éstos. Hay que tener presente que los datos administrativos de cotizaciones pueden variar porque aumentó el porcentaje de gente que cotiza y/o porque aumentó el empleo total. Por otro lado, esos datos no cubren el empleo de trabajadores que no cotizan. No conozco estudios que demuestren que esos datos sean un mejor indicador de la evolución del empleo total que “lo que se puede obtener” con la encuesta del INE.

¿Por qué es importante la encuesta de desempleo del INE para conocer la real situación del mercado  laboral?

-Porque junto con la encuesta de la Universidad de Chile son las más usadas por los expertos, independiente que en algunos casos hayan tenido problemas.

-¿Qué cambios deben hacerse a la encuesta del INE para medir de mejor manera la situación laboral del país?

-Ideal sería dotar de más recursos al INE para ampliar significativamente el tamaño de la muestra de la encuesta, la que si bien tiene errores muestrales bajos a nivel país, no ocurre lo mismo a nivel de ciudades de bajo tamaño, como por ejemplo en Los Ángeles. Por otro lado, dado que el desempleo publicado por el INE considera como empleado a personas que trabajaron sólo una hora, debieran publicarse mediciones alternativas de desempleo, como se hace en otros países, para así medir mejor la verdadera temperatura del mercado laboral.  Por ejemplo, mucho más relevante que la tasa de desempleo es el dato de crecimiento del empleo y la composición de los inactivos, así como el de las horas de trabajo. La encuesta del INE recoge la información, pero no la “empaqueta” para entregar mediciones alternativas de desempleo que sean entendibles por el público general y, especialmente, por los políticos.

¿Cuál es la situación real del empleo en el país?

-Claramente ha empeorado respecto a la situación que se vivió durante la administración anterior. Esto se debe, especialmente, al deterioro del crecimiento y, no hay que descartar, a la incertidumbre sobre la reforma laboral. El deterioro del empleo real del país queda reflejado, aunque parcialmente, en las tasas de crecimiento del empleo del INE en doce meses. El promedio anual de la tasa de crecimiento en doce meses del empleo  entre marzo 2010 y febrero 2014 fue 3,5%, mientras que el mismo promedio durante 2014 fue de 1,6%, en el 2015 un 1,4% y en lo que llevamos del 2016 ha sido un 1,4%. Este deterioro del mercado laboral se ha traducido en un menor poder de negociación salarial de los trabajadores, y un menor crecimiento de las remuneraciones reales. Durante la administración anterior, cuando la economía creció con fuerza, el promedio anual de los salarios reales aumentaron en más de 3,2%, mientras que en 2014 y 2015 lo hicieron, ambos años, en 1,8% y este año 2016 debieran crecer alrededor de 1,0% si sigue la tendencia de los primeros seis meses de este año.

Ex director del INE: «El promedio anual de la tasa de crecimiento en doce meses del empleo  entre marzo 2010 y febrero 2014 fue 3,5%, mientras que el mismo promedio durante 2014 fue de 1,6%, en el 2015 un 1,4% y en lo que llevamos del 2016 ha sido un 1,4%»

-¿Qué cambios metodológicos se hicieron en la encuesta del INE en 2010?

-Para el análisis del desempleo, es conveniente recordar los cambios metodológicos en la encuesta del INE introducidos en 2009 y con efectos a partir de 2010, ya que ahora se considera empleado a la persona que obtuvo ingresos por una hora en la semana de referencia. Así, es importante mirar la composición del empleo y no sólo los totales. Al respecto se observa un aumento importante de la participación de los trabajadores  informales (vendedores ambulantes, por ejemplo), los que reciben salarios que son la mitad de los que reciben los trabajadores formales. Este hecho explica que a pesar del frenazo en el crecimiento, la cifra de desempleo del INE ha subido menos de lo esperado, ya que una parte importante de los cesantes de las actividades formales pasan a integrar la fuerza de trabajo que se ofrece en el mercado del trabajo de las empresas informales, presionando sus salarios a la baja. El débil comportamiento del mercado del trabajo comprueba que un mal diseño de políticas y peor ejecución afectan negativamente el crecimiento, el empleo y los salarios reales, lo que tiene importantes repercusiones no sólo económicas, sino también sociales y políticas.

Ex director del INE: «El débil comportamiento del mercado del trabajo comprueba que un mal diseño de políticas y peor ejecución afectan negativamente el crecimiento, el empleo y los salarios reales, lo que tiene importantes repercusiones no sólo económicas, sino también sociales y políticas»

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: