Publicado el 10 de enero, 2020

Mikel Uriarte: «No se saca nada con fortalecer Fonasa, si no se tiene un sistema de salud privado eficiente»

Autor:

Sebastián Edwards

El ex director de Fonasa valora el proyecto presentado por el gobierno, que busca disminuir los tiempos de atención, crear un plan universal de Salud y establecer una baja en el precio de los medicamentos. Pero advierte que se debe acelerar la Ley de Isapres. «Es muy necesario que se complemente la salud pública y privada, no existe otra forma de solucionar el tema», plantea. Y asegura que con la reforma anunciada por el Ejecutivo «una mayor cantidad de gente, que es del mundo privado, se va a ir a Fonasa».

Autor:

Sebastián Edwards

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Va en la línea correcta puesto que el tema de fondo es que se cumplan los plazos de los plazos de atención a los enfermos. Es muy necesario que se complemente la salud pública y privada, no existe otra forma de solucionar el tema». Con estas palabras, el ex director de Fonasa, Mikel Uriarte, destaca el proyecto presentado el fin de semana pasado por el Presidente Sebastián Piñera, con el que se busca disminuir y mejorar los tiempos de atención, crear un plan universal de salud y establecer una baja en el precio de los medicamentos.

Sobre la crítica que realizó la oposición minutos después del anuncio -porque «busca entregar nuevos clientes a la salud privada»- Uriarte afirma que «si se quiere atender y cumplir con los plazos para las personas, no queda otra que buscar un buen complemento público-privado». Y agrega que «hay componentes políticos, pero la verdad es que se necesitan los dos sistemas».

-El proyecto contempla crear una red de prestadores. Según el Presidente Piñera, se licitará para que «todo el mundo ofrezca los mejores servicios en las mejores condiciones a los usuarios de Fonasa, partiendo por la red pública». ¿Considera que es una buena propuesta?

Va en la línea correcta puesto que el tema de fondo es que se cumplan los plazos de la atención a los enfermos. Es muy necesario que se complemente de verdad la salud pública y privada, no existe otra forma de solucionar el tema. Especialmente que ahora a lo mejor se va a aprobar la jornada de 40 horas, lo cual va a disminuir más la atención en los hospitales públicos. Entonces, si se quiere atender y cumplir con los plazos para las personas, no queda otra que buscar un buen complemento público-privado. Siempre va a haber espacios, pero va en una línea de fortalecer el rol de Fonasa con un rol más activo y con autonomía y de alguna manera tomar el rol de asegurador, porque no solo se preocupa de ese tema sino que también hay un seguro de medicamentos, hay un seguro de enfermedades catastróficas. Y eso lo que hace es darle tranquilidad a las personas.

-El ministro de Salud, Jaime Mañalich, planteó que con esta reforma Fonasa se transforma en un seguro público de verdad. ¿comparte ese diagnóstico?

-Va en la línea de un seguro público en términos de dar tranquilidad. El ministro da a entender con palabras una imagen de tranquilidad, pero en la práctica este es un seguro en el que se cobra lo mismo a todas las personas de Fonasa, o sea un 7%, y en general esos seguros tienen discriminaciones por tipos de riesgos, que así se logró unificar una prima, pero lo que es importante es que en la mayoría de los gobiernos han tratado de pasar a llevar el rol de Fonasa, el rol autónomo de Fonasa, y aquí lo que se hace es fortalecer el rol de Fonasa. Entiendo que además va a tener un consejo que va en la línea de lo que debiera ser… más cercano al Banco Central, que Fonasa sea un asegurador público de excelencia y que se vaya transmitiendo su grado técnico independiente de los gobiernos de turno.

Debiera haber salido la aprobación de la Ley de Isapres junto con la aprobación de la Ley de Fonasa, porque no se saca nada con fortalecer Fonasa, si no se tiene un sistema de salud privado eficiente».

-Si bien la red de salud privada aportaría a aquellos que se atienden en Fonasa, hay parlamentarios de oposición que afirman que esto podría debilitar al sector público ¿Qué resguardos se deben tomar para que eso no suceda? 

-Es que eso no es tan claro, es una falacia. Lo mismo se decía en Piñera 1, donde nos correspondió terminar con las listas del Auge, las acumuladas, las que venían de antes. Y empezaron con el mismo tema de que esto va a fortalecer a los privados. La opción de si los servicios públicos no pueden atender a una persona y se puede derivar a un privado, eso es en una primera etapa, pero al final del día, cuando se solucionó el 100% de los casos que venían de arrastre, cerca del 90% se solucionó por la red pública, porque la red pública tomó un rol activo y vio que esto era en serio, porque si de alguna manera los recursos del Auge se iban a ir al privado, no se iban a ir a red pública, los estaban perdiendo. Y hay muchos servicios públicos que son muy eficientes y finalmente todo terminó con un 90% solucionado en la red pública. Hay componentes políticos, pero la verdad, en el fondo del corazón, es que se necesitan los dos sistemas.

-¿Entonces, no hay que tomar resguardos?

-Nunca podemos decir que está todo 100% resuelto, lo que hay que hacer es hacer bien las cosas. Si los privados van a participar, hay que licitar, hay que tener paquetes, aquí habrá un rol muy activo de las clínicas, en el sentido que van a tener que competir con paquetes con peso, y esa es una oportunidad para todos. Pero también el sector público tiene un rol muy relevante porque quiere mantener atendiendo a su gente.

-Cuando usted  fue director de Fonasa se planteó que era importante priorizar la red pública de hospitales. ¿Se ve disminuido el rol de los hospitales con esta iniciativa?

-Creo que es una gran oportunidad. Hay mucha gente que lo gustaría dedicarse 100% al servicio público. Hemos visto que los hospitales en las tardes tienen posibilidades de trabajar más con sus propios medios, con su gente. Entonces, esta es una oportunidad. ¿Por qué? Porque si va a pagar en función de que los casos se resuelvan en un determinado plazo, no lo tengo tan claro que esto se va a ir a los privados. Una red pública bien coordinada, en donde el rol del subsecretario de Redes Asistenciales es muy importante para ir derivando de un servicio público o de un hospital a otro, los directores de servicio van a poder optimizar para ir solucionando los temas. Pero esto requiere una participación mucho más activa, más coordinada y evidentemente que Fonasa, desde el punto de vista de ser el asegurador -en ese sentido se entiende la entidad que protege al enfermo- va a servir como un guía para buscar lo mejor para las personas. Fonasa tiene un gran rol de acuerdo a la ley. Lo importante es que se cumpla en la práctica. Y qué es lo que pasa: que las presiones políticas de parte de los hospitales, que como se ha visto se han endeudado profundamente, hacen que algunos recursos -por la presión de los políticos- vaya a hospitales que están sobre endeudados, y eso hace que se vaya perdiendo la prioridad que es la persona. Si Fonasa tiene las atribuciones suficientes, al final del día, las personas van a poder ver mejor solucionado sus problemas.

Sería un error que se esté legislando y se estén dando soluciones bajo una presión del momento. Aquí hay que tratar de priorizar el bien común, el bien de largo plazo».

-¿El proyecto aumenta la brecha entre el sector público y privado o más bien, como ha dicho el gobierno, fortalecerá la «conversación» entre ambos sistemas?

-Evidentemente que un proyecto como este, que se ha estudiado por muchos años, lo que ayuda es a disminuir las brechas. Y además soluciona, no solo los tiempos de espera, toca el tema de los medicamentos, de los seguros catastróficos, de las protecciones que muchas personas requieren y yo lamento que, quizás lo malo en todo este proyecto, es que no se haya legislado en paralelo con respecto a las Isapres porque debiera haber salido la aprobación de la Ley de Isapres junto con la aprobación de la ley de Fonasa, porque no se saca nada con fortalecer Fonasa, si no se tiene un sistema de salud privado eficiente. Basta que exista un solo sistema para que se eche a perder. Esa es mi preocupación principal, porque en el fondo lo que estamos haciendo es fortalecer la red pública, ayudar a las personas, con nuevos seguros, con nuevos medicamentos, y si después esto hace que en paralelo no se modernicen las Isapres, no va a existir una sana competencia que siempre es bueno para que las personas vayan viendo dónde quieren estar.

-Queda poco para que se cumplan tres meses desde que comenzó la crisis. ¿El proyecto que propuso el gobierno se hace cargo de las demandas ciudadanas en esta área?

-El tema de salud es el tema más relevante para las personas, especialmente para la tercera edad, más allá de que estemos en la educación, porque lo ven a lo lejos, ya lo vivieron, y esto se está trabajando hace mucho tiempo, por lo tanto, sería un error que se esté legislando y se estén dando soluciones bajo una presión del momento. Aquí hay que tratar de priorizar el bien común, el bien de largo plazo. Y evidentemente que es muy difícil legislar cuando existe una presión que no se sabe en qué sentido va. Las personas tienen necesidades de salud, pero cuando hay que aterrizar esto se requiere un estudio más serio, y creo que el proyecto va en esta línea. Lo que yo evitaría es ofrecer soluciones populistas en un momento como el que estamos viviendo y que esperamos que cambie y vayamos para mejor.

-Minutos después de que el gobierno anunció el proyecto, un grupo de parlamentarios de oposición, menos la DC, presentaron una declaración en la que criticaron la reforma y dijeron que «busca integrar nuevos clientes a la salud privada» ¿Qué le parecen esos dichos?

-Este proyecto lo que hace es que muchas personas que están hoy día en la red privada, que ven y no entienden lo que pasa con las Isapres, si ven el mundo público de Fonasa, se van a mover hacia Fonasa. Yo veo un movimiento hacia Fonasa. Porque Fonasa tiene una muy buena atención en lo que se refiere a exámenes médicos, a exámenes de laboratorios, muestras, pero no tiene muy buena cobertura o mucha eficiencia en lo que se refiere a los temas de hospitalización. Si se empieza a mejorar el tema de hospitalización, en términos de tiempos y en términos de calidad, se va a producir una mayor cantidad de gente que es del mundo privado que se va a ir a Fonasa. Existe mucha gente que está en con la duda porque está molesta con los planes que existen en las Isapres, no se entiende la gran cantidad de planes, y no ha habido una legislación ni un movimiento claro para solucionar estos problemas. Mucha gente va estar dispuesta a moverse a Fonasa, porque además la gente que está en un nivel de ingresos un poco mejor, va a poder atenderse en la libre elección y sin una modernización de la Ley de Isapres esto favorece un movimiento a Fonasa. El gobierno está mejorando Fonasa, ofreciéndoles seguros catastróficos, seguros de medicamentos y si no existe en paralelo una reforma a la Ley de Isapres, claramente se ve favorecida la gente que esté en Fonasa.

Si se empieza a mejorar el tema de hospitalización, en términos de tiempos y en términos de calidad, se va a producir una mayor cantidad de gente que es del mundo privado que se va a ir a Fonasa».

Y si además se hace una buena gestión de hospitales y se obliga a que si no se cumple, en los plazos previstos, las soluciones a los enfermos, se va a traspasar el asegurado de Fonasa al mundo privado en términos de atención, esto va a llevar indudablemente a una mejoría de atención en los servicios públicos como yo lo viví cuando terminamos con las listas acumuladas del Auge, que finalmente terminaron siendo solucionadas por la red pública. .

-¿A su juicio qué es necesario agregar o derechamente eliminar del proyecto propuesto por el gobierno? ¿Está la sensación de que algo faltó?

Trataría de tener un consejo independiente que vaya más allá de los gobiernos de turno, de manera que dé fuerza al rol de Fonasa. Y echo de menos también que no se haya legislado en paralelo con una modernización de la Ley de Isapres, lo cual hubiera sido necesario para que exista un buen complemento público-privado y siempre es malo cuando solamente existe una posición del Estado y no existe una privada. Hay que destacar el tema general, que hay mucha gente que ha estado procesando. Siempre se puede mejorar, pero lo esencial creo que está.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: