Publicado el 6 marzo, 2021

Ex comandante en Jefe de la Armada sobre La Araucanía: “Si existiera la voluntad, el problema de orden público se solucionaría”

Autor:

Pilar Molina

El presidente de la asociación de generales y almirantes en retiro Rodolfo Codina conversa sobre la situación que afecta a la macrozona sur del país, y sostiene que “esto no se soluciona involucrando directamente a las Fuerzas Armadas y con un Estado de Sitio”. También manifesta que “cuando actúan las FF.AA., tiene que haber voluntad política y aceptación de la sociedad, eso es fundamental”. 

 

Autor:

Pilar Molina

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La violencia y el terrorismo en la macrozona sur ha ido en aumento, con un sargento de Carabineros que recibió un impacto de bala esta semana, en medio de un procedimiento de desalojo en el fundo Miraflores, al sur de Lautaro, el mismo que fue quemado la semana pasada.

Sobre este tema de seguridad conversó la periodista Pilar Molina en el programa Mirada Líbero en Agricultura,  con el ex comandante en jefe de la Armada y actual presidente de la Asociación de generales y almirantes en retiro, Rodolfo Codina.

-La polémica se ha trasladado a los uniformados en retiro, porque hay una división entre ellos sobre si procede o no involucrar a las Fuerzas Armadas para restablecer el orden público en el sur, que este año ha llegado a su peak. ¿Usted cree que las Fuerzas Armadas están dispuestas a salir a terreno para ponerle fin a la falta del Estado de Derecho?

-Las Fuerzas Armadas son subordinadas al Presidente, no sé el detalle interno actual, pero sé que ha habido esta polémica en algunos uniformados en retiro sobre si involucrar a las Fuerzas Armadas, pero mi opinión, y la de muchos, es que no es la solución. Decir que esto se soluciona involucrando directamente a partir de mañana a las Fuerzas Armadas y con un Estado de Sitio, no. El problema es otro, de larga data, hay responsabilidades de largo tiempo y lo que hay que hacer es involucrar a elementos policiales o de inteligencia que puedan tomar acciones contra los cabecillas, desarticular todo lo que es la fuente de financiamiento que tienen, como es el robo de madera, el narcotráfico, las drogas, y para eso no sé si no ha habido la voluntad o la inteligencia para actuar… Acá hay responsabilidades de los tres poderes del Estado.

-¿Usted descarta que las Fuerzas Armadas puedan intervenir hoy, más allá de los patrullajes mixtos que están haciendo junto a la policía?

-Ahí puede el intervenir el Estado, no con las Fuerzas Armadas, el Estado con todos los elementos que tiene, y las policías. Por ejemplo, me llama la atención el caso de Temucuicui, donde fueron 800 policías, donde fueron atacados, uno de ellos murió, y se descubrieron apenas un par de casas con marihuana, y después no se retomó el tema, no se hizo nada…. ¿donde está la voluntad de solucionar el problema por parte del nivel político? porque si hubiera ido allá y me rechazan con armas de fuego, que no me cabe la menor duda que son armas hasta con miras telescópicas, porque el disparo fue certero a la cabeza de ese policía, como fue también al agricultor que mataron hace un tiempo atrás… y después no se hace nada, nos quedamos tranquilos, y en esa comunidad el Estado no interviene.

-¿Y qué debiera hacer el Estado? ¿Cuál poder es el que está faltando hoy más?

-Aquí está el Poder Judicial, el Estado dice que todo se soluciona presentando querellas, pero las querellas quedan archivadas, no se llega a ninguna solución en muchas de ellas… ese es un “mejoral” nada más. El Estado debe se más directo, debe buscar la fórmula, en democracia, de actuar contra esa gente que está vulnerando el Estado de Derecho.

-Pero la gente en el sur quiere que se restituya el orden público, y todo lo que se les ofrecen son medidas de largo plazo. La gente lo que quiere es dormir tranquila, que no le sigan “cobrando peajes” por sus cosechas. Según el senador Felipe Kast las usurpaciones y las extorsiones de “o pagas, o te incendio la cosecha”, se encuentran fuera de control en La Araucanía, ¿a quién se le pasa la cuenta?

-De partida al Poder Ejecutivo, que nombró a un coordinador y yo no sé qué ha hecho ese coordinador, ¿que ha coordinado? Hay responsabilidad también del Poder Legislativo, por ejemplo, el proyecto de ley de inteligencia está detenido, y quizás hasta cuando.

Desde el Ejecutivo están más bien administrando entre comillas este problema, extendiendo el tiempo, más que tratando de solucionarlo en forma directa”, sostiene Codina

-¿Pero cree que esa ley cambiaría el panorama?

-Podría mejorarlo, y con lo que hay ahora igual se puede actuar. Me imagino que en inteligencia deben saber muchas cosas, que a lo mejor el novel Ejecutivo no le da la pasada, digamos. Porque aquí, a veces uno mira desde lejos esto, yo veo que están desde el Ejecutivo más bien administrando entre comillas este problema, extendiendo el tiempo del periodo presidencial, más que tratando de solucionarlo en forma directa.

-Pero va escalando el problema y muchos de los que defienden que debiera haber mas intervención por parte de las Fuerzas Armadas señalan que finalmente frente al terrorismo en Perú, o frente a las FARC en Colombia, o Chiapas en México, terminan recurriendo a las Fuerzas Armadas, pero tarde, cuando la situación es compleja. Y uno ve que en  en la macrozona sur el conflicto se va complejizando…

-Sí, por supuesto, hay que actuar, pero si a partir de mañana se pone a las Fuerzas Armadas ¿quién las manda? ¿el Presidente, el ministro de Defensa o de Interior van a sumir la responsabilidad? ¿Van a firmar un protocolo asumiendo las responsabilidades, o las van a mandar con las manos amarradas y con reglas del uso de la fuerza totalmente restrictivas, para que después terminen todos presos?

-¿Y hoy no hay garantías en eso?

-Yo creo que no… Y lo más importante es que cuando actúan las Fuerzas Armadas tiene que haber voluntad política de emplearlas, y tienen que tener aceptación de la sociedad, eso es fundamental. Y hay ejemplos históricos, en la guerra de Vietnam, el país más poderoso del mundo, que es Estados Unidos, empleó al Ejército por muchos años ahí y fracasó. No tenían ningún apoyo de la sociedad. En Afganistán lo mismo, Sendero Luminoso en Perú, igual… en Colombia uno dice claro, tuvieron éxito, pero después de 60 años de guerra… Si se produce un enfrentamiento entre estos insurgentes y se matan dos soldados y mueren tres guerrilleros, ¿cual va a ser la respuesta siguiente? Va a ser, y sin ninguna dirección clara, más muertos, entonces vamos a terminar como Colombia. Tampoco es la solución. Hay que ir por el camino de las soluciones de la gente pacífica, hay que proteger a la gente que está sufriendo allá, pero para eso con las policías y con todos los elementos que tiene el Estado para eso.

-¿Acá hay un problema de falta de apoyo de parte del Ejecutivo?

-Debe dar direcciones claras. Y hay una crisis de orden público no solo en La Araucanía, también en el país. Uno se pregunta cómo es posible que en Plaza Italia todos los viernes haya desórdenes, y esa pobre gente que vive ahí, los que tienen sus restaurantes en las cercanías también son afectados y no se pone orden. Hay, de frentón, una crisis de orden público.

Además de la falta de voluntad política ha habido también toda una campaña comunicacional de los medios contra las policías, especialmente contra carabineros”.

-¿Y como se contrarresta eso,y la falta de legitimidad de las policías? Eso es algo que se esgrime todo el tiempo para justificar lo que está ocurriendo en materia de orden público.

-Aquí hay responsabilidad de muchos, porque además de la falta de voluntad política ha habido también toda una campaña comunicacional de los medios contra las policías, especialmente contra carabineros. Carabineros podrá tener algunos defectos de algunos integrantes de 60 mil hombres y mujeres que lo integran, pero eso no significa que Carabineros no sirva, y cuando uno ve un problema urbano todos dicen bueno, me faltan carabineros… lamentablemente esta crisis de orden público, como dice el rector Carlos Peña, atenta directamente a la democracia.

-¿Usted habla de violencia rural o de terrorismo en la macrozona sur?

-Terrorismo. Esto es terrorismo. Ahí hay grupos, hay problemas, hay gente que reclama tierras, en fin, pero de esto se han aprovechado los terroristas, que además están con instrucciones de extranjeros, no me cabe la menor duda, porque los modelos que siguen son más o menos parecidos a lo que pasó en Colombia, Perú y otros países. Y aprovechan esto y se mantienen con el robo de madera, con narcotráfico, y de ahí tienen su fuente de financiamiento. Un país europeo, Francia, España, Italia, va directo al problema, cortan las fuentes de financiamiento, ya las habrían cortado… Y aquí debieran haberlas cortado, atacando directamente el robo de madera y el narcotráfico.

Esta crisis de orden público, como dice el rector Carlos Peña, atenta directamente a la democracia”.

-¿Y eso significa problemas con las policías, problemas con la Fiscalía, etc?

-Quien dirige a las policías es el poder político, si las Fuerzas Armadas no se mandan solas, tienen un jefe, y el jefe supremo es el Presidente. Aquí no es cosa de traspasarles el problema a las Fuerzas Aarmadas.

-¿O sea, el trabajo no lo están haciendo las policías porque no tienen el apoyo de sus superiores políticos?

-Más que el apoyo, a lo mejor no tienen la dirección clara. Y no es que se manden solos, es que de repente no tienen ninguna instrucción, a veces hay gente del nivel político que no se atreve a firmar un documento, para que después no los depongan o critiquen.

-¿Han sido exitosos quienes han querido anular la acción de las policías, arrinconando al gobierno con las acusaciones de violaciones a los derechos humanos?

-Exacto, hay un pánico a ser acusados de violación a derechos humanos.

-Si hoy existiera la voluntad, con las herramientas que están sobre la mesa, ¿se podría restaurar el orden público?

-Claro, si existiera la voluntad este problema de orden público se solucionaría, que no me cabe la menor duda que en otros países existe esa voluntad, por parte del Primer Ministro británico, por la Canciller alemana, por el Presidente de Francia, o el de España, existe la voluntad de poner orden, independiente del color político que sean.

-Ayer se aprobó en la Cámara por 62 votos un proyecto de resolución donde le piden al Ejecutivo dictar un estado de excepción constitucional que permita que las Fuerzas Armadas, de Orden y seguridad hagan frente al poder de fuego y la sofisticación que muestran los grupos violentistas, que siembran el temor en el sur. ¿Cree que eso puede significar un cambio en la actitud de gobierno?

-Podrían sentirse más apoyadas, y yo no me niego al uso de las Fuerzas Armadas en apoyo a la labor policial. Por ejemplo, el uso de los aviones de la Fuerza Aérea, así como se buscó a este niñito que murió, con un avión, perfectamente ese avión se puede usar para descubrir donde están estos terroristas, qué caminos se los van a tomar o tienen tomados, dónde están robando madera, etc. Todos esos medios, la interceptación de comunicaciones, hay de todo para usar, pero ir al enfrentamiento directo no es la solución, esa es la diferencia que yo hago.

-¿Usted cree que hay un problema de inteligencia hoy? Porque se señala que están bastante identificados quiénes son los líderes que están detrás

-A lo mejor faltan algunos medios, pero creo que hay inteligencia suficiente para tomar las decisiones y hay falta de actitud. El otro día vi un video de Aucán Huilcamán que fue al regimiento Tucapel a entregarle una carta dirigida al Comandante en Jefe del Ejército, para que no obedeciera el Ejército al Presidente. Eso es sedición, eso es abierta sedición, y no pasa nada. No hay del gobierno ninguna actitud hacia este hombre que está haciendo un acto de sedición, mandándole una carta, que además queda por escrito.

-¿Cuál es el riesgo de la autotutela? ¿Una guerra civil o que surjan organizaciones paramilitares, como ocurrió en Colombia, para defender a las víctimas ante el fracaso del Estado para defender a los ciudadanos frente a los actos de violencia y terrorismo?

-Bueno, ese es un peligro que va a estar latente, porque si el Estado no reacciona con sus diferentes poderes para solucionar este problema, partiendo por el Poder Ejecutivo, se corre ese riesgo. En Colombia pasó eso, después de muchos años, cuando asume el Presidente Uribe, ya había una guerra, estaban las fuerzas paramilitares, ya había una guerra desatada. Yo estuve en Colombia varias veces, y en una oportunidad en ese tiempo como marino en una visita a la Marina colombiana, y me comentaban que la gente no podía ir a lugares tomados por esta guerrilla… se corre ese riesgo. Tomemos las acciones ya, para ir solucionando y para desarticular este grupo, que no me cabe la menor duda que es muy pequeño, que se aprovecha del problema en La Araucanía, del problema de las tierras. Si uno hace una encuesta entre los habitantes de esa zona, la mayoría quiera la paz, el 90%.

-El problema es que las comunidades mapuches que eran pacíficas se están tomando los predios, porque si no se lo toman ellos se lo toman los afuerinos. De hecho, vimos el video de un comunidad que dice que se está tomando el campo Miraflores…

-Además de ser una cuestión contagiosa, a veces lo hacen por temor, porque también los amenazan a esas comunidades, de que si no actúan a favor de ellos les van a destruir sus casas o sus campos.

-Hay hijos de loncos muertos, que han colaborado con soluciones políticas… Y hay una cuesta de la UDD que muestra que entre un 70% a un 75% considera que los fiscales no están cumpliendo con su deber, y un 60% respalda que los ciudadanos se armen por su cuenta para defenderse. ¿Usted está de acuerdo con que las personas tengan derecho a defenderse si el Estado no está cumpliendo con el deber de protección?

-No puedo estar de acuerdo, porque ahí estaríamos llegando a una guerra, no puedo desearle una guerra interna a mi país. Pero lo que dicen y lo que siente la gente en cuanto a los fiscales estoy de acuerdo. Hubo un caso en Talcahuano el año pasado de un tipo que le echó el auto encima a un infante de marina, que estaban controlando el toque de queda, y los imputados eran los infantes de marina… ¿qué pasa con ese fiscal? ¿O estaba a favor de estos guerrilleros y de esta gente que no cumple el toque de queda?

-¿Cree usted que puede haber un compromiso ideológico, aparte de desidia, por parte de la Fiscalia?

-Puede ser, porque me acuerdo que en esa zona había un fiscal que se vestía de rojo, se ponía una casaca roja con un simbolismo.

-Esta semana recién se confirmó la prisión preventiva de Erick Montoya, imputado como autor del homicidio del sargento del GOPE Hugo Albornoz en abril de 2012 en un operativo… permaneció prófugo 7 años, y recién en febrero fue detenido. ¿Eso es parte de que la Fiscalía no está operando?

-Exacto, eso es.

-Y con jueces amenazados, ¿como pueden hacer justicia?

-Ahí también el sistema judicial tendrá que ver algún método, cambiarlos de zona, que actúen desde otro lugar, cambiarles la parte geográfica, porque indudablemente van a ser amenazados, así fue en Colombia y en muchas otras partes. Hay que buscar la forma de protegerlos, porque tampoco por la amenaza voy a actuar contra mis principios, tengo que actuar conforme a mis principios me amenacen o no me amenacen, me maten o no me maten finalmente.

-¿Con el rumbo que estamos tomando tenemos más posibilidades de parecernos a las FARC, o hay más probabilidades de que esto termine en un enfrentamiento civil en la zona?

-Ninguna de las dos cosas, tipo FARC eso sí, pero el lugar es muy distinto a Colombia… acá no hay selva, ir a cualquier parte de nuestro país es súper fácil, a lo mejor en todas partes no hay caminos hechos, pero son zonas totalmente controlables, con un Estado como el nuestro, no digamos tremendamente poderoso… en Colombia el problema era que la selva es muy complicada, y además la superficie de Colombia es lejos más que nosotros, es un país gigante, con unas Fuerzas Armadas que después llegaron a ser tremendamente grandes. Colombia llegó a tener casi 200 mil miembros en el Ejército activos…. Va a ser algo así, si no lo paramos, tendiendo a copiar lo que fue las FARC, pero de muy fácil control si está la voluntad de controlarlo. Chile es fácil controlarlo, somos un país angosto, de cordillera a mar, no tenemos selva, tenemos una bonita vegetación, pero no es una selva inexpugnable, y eso es fácil controlarlo si hay una voluntad de controlarlo. Pero son días vías paralelas. Controlar el problema de la violencia y solucionar el problema al cual estos violentistas hacen alusión, para convencer a un montón de gente y ellos beneficiarse con la delincuencia, el robo de madera, en fin. Cuando estaba el ministro Alfredo Moreno él llevaba un plan, pasó lo de Catrillanca y paró todo, y se acabó, ¿entonces dónde está apuntado el gobierno?, ¿para donde va? lo que estaba haciendo el ministro Moreno era bueno, y tambien no ha habido la colaboración del Parlamento, le han negado al gobierno muchas cosas.

-La oposición dice que el gobierno ha fracasado en la macrozona sur y que el problema de seguridad es del gobierno, que tiene las herramientas. ¿Tiene sentido seguir conversando y seguir haciendo comisiones, con diagnósticos y propuestas, cuando ya se sabe cuáles son las cuestiones en las que hay que avanzar?

-No, a mi gusto eso no tiene sentido, eso es tratar de administrar entre comillas un problema, y no tener ninguna intención de solucionarlo. Administrar para que pase el tiempo, y llegue luego el término del gobierno, y se acabó, y que el problema lo tome el otro Presidente, que se va a encontrar con un grave problema.

-Le han propuesto desde la oposición que intervengan para encontrar una solución organismos como la ONU, ¿usted estaría de acuerdo con mediadores internacionales en este asunto?

-No, porque al meter gente del extranjero quiere decir que hemos fracasado todos, que como chilenos hemos sido incapaces de solucionar el problema y estamos trayendo a gente de otros lugares, que no nos conocen a lo mejor y que no tienen clara la película completa, a que vengan a solucionarnos el problema… habla mal de todos, del Parlamento, del Ejecutivo, de los jueces, de todos.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO