Publicado el 31 de julio, 2020

Evelyn Matthei: “No me cabe ninguna duda de que se va a recomponer el ambiente en Chile Vamos”

Autor:

Pilar Molina

La alcaldesa y ex ministra comenta el cambio en el comité político y la crisis oficialista. “Entran personas con un tonelaje y una historia importante, va a ser una conversación más entre pares”. Sobre el nuevo titular de Interior, señala: “Yo conozco a Víctor Pérez. Si algo no le parece lo va decir y punto”. Además, afirma: “Estoy muy agradecida de que Mario Desbordes haya aceptado (el cargo de ministro), aceptó por grandeza”.

Autor:

Pilar Molina

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La alcaldesa de Providencia Evelyn Matthei conversó en el programa “Mirada Líbero en Agricultura“- con la periodista Pilar Molina, sobre el cambio de gabinete y la crisis oficialista -producida luego de la aprobación del proyecto para retirar los fondos previsionales durante la pandemia del coronavirus- y lo que se viene en esta nueva etapa d portas del plebiscito de octubre.

-¿Qué le pareció lo que ocurrió el jueves con el retiro de las pensiones? considerando que 4 millones de personas retiraron.

-Yo creo que lo va a retirar el 90% o 95% de la gente, lo del jueves fue solamente un comienzo.

-¿Fue una buena política pública?

-En todos los países del mundo es obligatorio cotizar para la vejez porque está claro en economía que la gente en general no piensa que va a llegar a viejo, y por lo tanto, nadie ahorra. Todo el mundo prefiere tener dinero ahora que una promesa de dinero en 10, 20, 30 o 40 años plazo. Por lo tanto, teniendo la posibilidad de retirar, creo que van a retirar prácticamente todos, o casi todos. Ahora, si fue buena o mala política pública, bueno, vamos a ver… claramente no es el ideal, porque nosotros ya tenemos pensiones muy bajas y esto pone un problema adicional. En todo caso, a mí se me tergiversó muchísimo lo que dije, porque la preocupación principal que yo tenía es que bajara mucho el valor de los fondos si es que liquidaban y vendían muchas acciones y muchos bonos aquí en Chile. Y eso no está ocurriendo, están vendiendo más bien bonos y acciones que hay en el extranjero. Por suerte había ese dinero en el extranjero, porque de otra manera se hubiera venido abajo el valor de los fondos de pensiones, y eso hubiera provocado un problema de rabia y de molestia enorme.

-¿Pero usted cree que eso ya está descartado, que baje la cuota de los fondos y que la gente termine recibiendo menos de lo que cree que va a retirar?

-Si es que baja, va a ser relativamente poco, porque efectivamente lo que nosotros vendamos en el extranjero, en la bolsa de Nueva York, o en la de Tokio, etc, en realidad no afecta el precio allá, porque es relativamente poco. Distinto hubiese sido si hubieran empezado a vender las acciones chilenas, que ahí efectivamente se hubiera derrumbado el precio. Lo único que puede pasar es que baje un poco el precio del dólar, eso puede suceder, pero no creo que tenga un efecto tan devastador, creo que va a ser un efecto relativamente pequeño o muy pequeño más bien en el valor de los fondos. Así que ese peligro, que yo veía como un peligro gravísimo y que fue por lo cual yo hice las declaraciones que hice, que después algunas personas leen lo que quieren leer no más, la empezaron a tergiversar, pero eso es lo que yo quise señalar.

Las AFP han hecho muy poco por explicar cuál es el rol que ellos juegan y muy poco por tener una relación más cercana con los afiliados”.

-¿Y este libro de medidas populistas? Aquí los políticos aparecen repartiendo y aparecen muy generosos, incluso sin cobrar impuestos, todas las personas que están en el tramo más alto del 40% o 45% van a poder retirar… ¿Todo ese enfoque populista ya se olvidó frente a la necesidad de algunos?

-Aquí se juntan varias cosas. Uno es que efectivamente en mucha gente hay bastante desesperación, porque hay algunos que no lo necesitan, pero a lo mejor sus hijos, su cuñado, su hermano sí lo necesita. En segundo lugar, existe este tema de que siempre la gente va a preferir el dinero ahora y en la mano que en el fondo de pensiones que lo va a ver en 20, 30 o 40 años más. Y tercero, es que aquí hay un problema súper grave con las AFP, cosa que yo hablé con ellos cuando fui ministra, porque las AFP efectivamente han hecho muy poco por explicar cuál es el rol que ellos juegan y muy poco por tener una relación más cercana con los afiliados. Acá hay también un problema de molestia hacia las AFP que es súper grave, yo se los advertí hace seis o siete años atrás. Entonces se juntó la rabia, la necesidad y la desconfianza

-Y un Estado que no hace la reforma tampoco, porque la reforma al sistema previsional es algo que está en carpeta hace bastante tiempo…

-La reforma al sistema previsional sí, es algo que de verdad se necesita, se necesita conversar con bastante tiempo. Pero también, yo por ejemplo en su minuto me acuerdo haberles dicho que las mutualidades, por ejemplo la Asociación Chilena de Seguridad, la Cámara de la Construcción, el Hospital del Trabajador, todo eso, son instituciones sin fines de lucro, y han ganado un prestigio, existen desde los años 60, más de 50 o 60 años, y les dije “cuidado”, porque realmente aquí hay un tema de acercamiento que ellos tienen que hacer con los afiliados. Yo me acuerdo que hace algún tiempo atrás dije en un programa de televisión que cuando una persona ya se va a jubilar y tiene 100 millones de pesos en su cuenta, generalmente más o menos en el promedio, de esos 100 millones de pesos unos 33% más o menos los ha aportado él o ella a través de cotizaciones, y 67% son intereses y reajustes. Mucha gente cree que los intereses y reajustes se los gana la AFP, porque retiran utilidades, pero muy poca gente de verdad sabe que bastante más de la mitad de la plata que tienen de ahorro es porque han ganado en reajuste, en la rentabilidad. Creo que ahí de verdad ha faltado un trabajo de conexión con los chilenos que ha sido súper grave.

La pensión de aquellos que no cotizan también se debiera pagar con impuestos, porque son mucho más equitativos que las cotizaciones”.

-Quizás con esto la gente va a entender mejor el sistema, porque se da cuenta que la plata está. Pero ahora hay un proyecto para nacionalizar el 90% de los fondos, ¿usted cree que eso aumenta las probabilidades de que la izquierda apoye con una parte de la derecha, a través de una reforma?

-Es súper importante que la gente de verdad sienta que esos ahorros son de ellos, personales… Porque acá pueden venir dos peligros, y creo que la gente lo va a resistir. Uno es que te empiecen a poner cotizaciones tuyas en cuentas que son generales, y que después van a ser otras personas las que se beneficien de los ahorros que ha hecho el propio trabajador. Porque recordemos que cuando uno habla que es un aporte del trabajador o del empleador, finalmente igual es plata que tiene que poner alguien, es plata que sale del bolsillo del empleador por tener a un trabajador, y es plata que no entra al bolsillo del trabajador. Esa plata finalmente alguien lo pone y a alguien no lo llega. Entonces es súper importante que la gente entienda que ese es un dinero que nunca más va a ver, que es un dinero que probablemente se lo van a llevar nuevamente los parlamentarios, los que tienen más poder político, y es un dinero que no le va a poder heredar a sus hijos.

-Bueno, es es el proyecto que está la oposición exigiéndole al gobierno, que los 6 puntos vayan a un sistema de reparto…

-En eso es súper importante escuchar a la ciudadanía porque lo que he visto es que la gente siente que esos son sus ahorros, valoran que lo puedan heredar sus hijos o sus nietos si es que ellos se mueren, y entienden que esa es plata de ellos.

-¿El gobierno debiera ceder los 6 puntos con tal de llegar a un acuerdo para que salga esta reforma y se pueda subir la tasa de cotización, que todo el mundo sabe que con un 10% es insuficiente?

-En primer lugar, la salud de los que no pagan cotización se paga con impuestos, no con cotizaciones de los demás. Tengo la impresión de que en general la pensión de aquellos que no cotizan también se debiera pagar con impuestos, porque son mucho más equitativos que las cotizaciones.

-Eso ocurre hoy con el Pilar Solidario, al final se financia con impuestos y no lo financian los otros trabajadores que imponen…

-Claro, y yo creo que así debiera seguir siendo, porque en realidad la estructura impositiva, pagan una tasa mayor los que más tienen.

-¿O sea el gobierno no debiera ceder los 6 puntos que le está exigiendo la oposición?

-Yo no soy quién para decir si el gobierno tiene que ceder o no ceder, porque hay que estar en las negociaciones. Cuando uno está haciendo una negociación uno nunca puede sacar todo lo que quiere, las negociaciones son justamente “yo cedo en esto, tú cedes en lo otro”. Es súper difícil decir, desde afuera, “no hay que ceder en esto o en lo otro”. Hay veces que también el poder llegar a acuerdo, tener un país más sano en que las cosas se puedan conversar, eso también tiene valor, así que no soy quién para decir qué si y qué no. Lo que sí creo es que se debiera escuchar mucho a la gente, aquí por ejemplo debieran haber buenas encuestas, porque mi impresión es que la gente lo que quiere es que el dinero que le sacan de sus sueldos, o la cotización que pone el empleador por su propio trabajo, en realidad sea para ellos. Puedo equivocarme, pero es súper importante medirlo. Recordemos que el Congreso tiene en este momento una popularidad como del 6% u 8%, y por lo tanto tiene la obligación de escuchar qué es lo que quiere la ciudadanía, no es cosa de llegar e imponer.

Víctor Pérez es una persona que si algo no le parece lo va decir y punto, y va a atreverse a decírselo en la cara”.

-Usted fue requerida, pero apostó a su reelección como alcaldesa el próximo año y no entrar al gabinete. ¿Usted sigue siendo escéptica respecto al cambio de gabinete? Porque había señalado que todo cambia para que nada cambie si el Presidente o el jefe del segundo piso, Cristián Larroulet, siguen siendo los mismos y no dan espacio a los ministros. ¿Cree que puede haber un cambio realmente con el ingreso de estos nuevos ministros?

-El solo hecho que Víctor Pérez esté desde un principio, desde la primera elección él ha sido diputado o senador. El mismo hecho de que tenga una edad similar, que tenga una trayectoria importante, lo mismo todos los otros que entraron, significa obviamente que hay un cambio en la conversación. Conozco a Víctor Pérez, es una persona que si algo no le parece lo va decir y punto, y va a atreverse a decírselo en la cara… Yo adoro a Blumel, y quiero partir diciendo que realmente le tengo un cariño enorme, hizo todo lo que pudo, etc. En este momento entran personas con un tonelaje y una historia importante, creo que en el fondo va a ser una conversación más entre pares que una conversación de una persona con una trayectoria enorme como el Presidente, o como Larroulet, versus personas que en el fondo, venían llegando recién a puestos importantes. Así que creo que el tono efectivamente va a cambiar, la conversación.

En este minuto lo que se requiere de cada uno de los ministros es obviamente garantía de un proceso (plebiscito) absolutamente impecable”.

-La oposición ha criticado mucho a este gabinete como un “gabinete del rechazo”, por el hecho de que entrara Andrés Allamand, y también Víctor Pérez y Jaime Bellolio, que antes estaba por el apruebo pero cambió de opinión. ¿Usted cree que es razonable que la oposición exija que el gobierno sea neutral y mayoritariamente por el apruebo?

-El tema es que cuando uno es parlamentario uno obviamente se debe a la gente que votó por uno, en realidad a toda la gente que votó. Si yo represento, por ejemplo, a San Antonio tengo que representar sus intereses completamente. Uno también tiene lazos con el partido, pero uno puede tener diferencias con el partido, yo por ejemplo voté a favor del divorcio, y todo el resto del partido al que yo pertenecía votó en contra en su minuto… Uno puede tener discrepancias, pero al final como parlamentario uno dice bastante lo que uno piensa. Cuando uno, en cambio, entra a un ministerio ya no tiene esa libertad. Entonces una persona que puede habérsela jugado por el rechazo como parlamentario, cuando entra al gobierno tiene otro rol y otras responsabilidades. Tengo la impresión que claro, cada ministro y el Presidente pueden tener sus propias visiones, pero lo que más se les exige a ellos es que den total y absoluta garantía de un plebiscito totalmente limpio y que se respeten las voluntades expresadas por la gente. Y que además, en el plebiscito existan las mayores condiciones para que la mayor cantidad de gente pueda ir a votar. Y eso es bastante incompatible con ser el jefe de campaña de una posición u otra en el plebiscito. Acá en este minuto lo que se requiere de cada uno de los ministros es obviamente garantía de un proceso absolutamente impecable.

Por mucho que hayan tenido una posición cuando eran parlamentarios, no veo a ningún ministro jugándosela por una posición u otra”.

-¿Pero ellos podrían igual dar sus opiniones personales y convicciones? Porque la oposición por supuesto que defiende el apruebo en forma cerrada. De hecho, Andrés Allamand, que lideraba el rechazo, hoy pasa a quedarse callado, entonces el rechazo se queda sin su líder. ¿Eso puede crearle problemas a quienes quieren reformar la Constitución y no iniciar un proceso constituyente?

Todas las personas que aceptaron ser ministros sabían que probablemente no podían seguir siendo jefes de una posición u otra. Y si no querían de alguna manera declinar ese puesto no podían estar en el ministerio. Yo por ejemplo cuando estuve en el ministerio del Trabajo no se me hubiera ocurrido liderar una u otra opción si hubiese habido un plebiscito, porque al final lo que uno tiene que representar son los intereses de Chile completo, y por lo tanto, no corresponde, y creo que además así va a hacer. No veo a ningún ministro, por mucho que hayan tenido una posición antes cuando eran parlamentarios, no veo a ninguno de ellos jugándosela por una posición u otra, como tampoco el Presidente hasta ahora lo ha hecho.

-¿Y Chile Vamos cree usted que se alcanza a recomponer antes de la sucesión de siete elecciones que vienen a continuación?

-Absolutamente, no me cabe ninguna duda. Generalmente estos desórdenes se producen por malas decisiones, porque alguien dijo algo que al otro no le gustó, el otro salió y dijo lo primero que se le ocurrió, y van escalando, y muchas veces además con alusiones personales. El hecho de tener que estar todos en un mismo gabinete, conversar todos entre ellos… no me cabe ninguna duda que se va a recomponer el ambiente en Chile Vamos. Mucha gente no entiende porqué Mario Desbordes aceptó, pero creo que aceptó por cariño a Chile, porque en el fondo entendió que este gabinete era también una manera de comportarse con alturas respecto al futuro de nuestro país, y de cambiar el tono, de que haya mucho más respeto, que se escuchen mucho más, no solamente entre la gente de Chile Vamos, sino que también con la gente democrática de la oposición… Entonces yo realmente estoy personalmente muy agradecida de que Mario Desbordes haya aceptado, porque aceptó por grandeza, y eso hay que agradecerlo.

Mario Desbordes entendió que, al final más que una facción u otra, lo que importa es Chile. Y ese comportamiento es de mucha madurez”. 

-¿Por qué aceptó?, ¿porque tenía mucho que perder?. Porque él se estaba convirtiendo en una carta presidencial en la medida en que estaba tendiendo puentes hacia la izquierda, y ahora tiene que callarse y alinearse con el Presidente, lo que no había hecho desde la Cámara…

-No, no creo que no se haya alineado con el Presidente. Tuvo una o dos diferencias que pueden haber sido mayores, pero nunca lo vi como no alineado. Pero claramente él era el líder de una de las facciones de RN, tenía muchísimas posibilidades de salir nuevamente electo presidente… todo eso ahora ya no corre. Y por lo tanto, efectivamente muchos dicen ¿pero por qué?. Bueno, entendió que, al final, más que una facción u otra, lo que importa es Chile. Y ese comportamiento de mucha madurez de parte de Mario Desbordes yo por lo menos lo agradezco y lo celebro.

-¿Y de Allamand también? Porque se había convertido en la cabeza del rechazo…

-También pues. Cada una de las personas que se fueron al gabinete entienden que más allá de sus posturas personales, que mas allá de si están liderando una facción, y cuáles son sus ambiciones futuras, entienden que hay un Chile que está complicado hoy día y que tenían mucho que aportar. Naturalmente cada uno de ellos tiene aportes que hacer, pero al final el aporte del conjunto, eso es lo que vale. Acá son varias personas la que entraron y la suma de ellos en el gabinete es muchísimo más importante y más grande que la suma del aporte de cada uno por separado. El hecho de que hayan entrado todos ellos de forma conjunta y hayan tenido esta actitud de grandeza y de preocupación por los intereses de Chile, mas allá que de sus propios intereses personales es realmente fantástico.

-¿El gobierno debiera poner la pata en el acelerador para reactivar la economía?

-El gobierno tiene que empezar a mostrar cómo piensa enfrentar esta etapa en que la economía empieza a reactivarse, y hay que hacerlo con mucho cuidado. Es súper importante no adelantarse, de repente por adelantarse 1, 2 o 3 semanas podemos perder mucho en términos de salud. Y en ese sentido, nuestro país ha sido paciente, ha cuidado la salud, nos han bajado mucho los contagios, etc., el tema es cuándo ya empecemos a volver un poco a algo de actividad. Nosotros, por ejemplo, en el municipio de Providencia estamos viendo cómo vamos a cerrar calles, calles en las que no van a pasar autos, calles en que básicamente vamos a permitir que nuestros restaurantes, nuestros cafés instalen sus mesas en las calles, como boulevares, de tal manera que haya espacio entre los comensales. Estamos viendo cómo a muchos de nuestros pequeños emprendedores les vamos a cerrar veredas completas, y van a poder instalarse a vender sus propios bienes, o también mostrar sus servicios en las calles. Estamos viendo cómo logramos que con los espacios públicos les demos facilidades para salgan adelante nuestras personas, necesitamos activar la economía, cuando ya obviamente el virus nos de un poco de respiro, y gracias a Dios nos está dando ya un poco de respiro. Que va a haber algunos rebrotes, sí, y que tenemos que estar muy alertas para caparlos al tiro y aislar a las personas, también es así, está ocurriendo en Alemania y lo ha podido hacer.

Entrevista editada para formato escrito. Para escucharla completa, pincha acá 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete