La violencia en los liceos ha sido una constante durante este año. Carabineros ha informado que más de 100 alumnos han sido detenidos por eventos registrados principalmente en los alrededores de liceos emblemáticos. En Mirada Líbero quisimos abordar este tema desde otra perspectiva: la de los estudiantes que quieren terminar con la violencia.

Conversamos con dos representantes de la agrupación Acción Estudiantil, que reúne a estudiantes secundarios y universitarios, Fernanda Merino e Ignacio Valdivia, quienes abordaron las causas de la violencia y las medidas que se debieran tomar para abordarla.

En este sentido, Merino señaló que “Acción Estudiantil nace porque vimos cómo los alcaldes no han hecho nada al respecto, y queremos hacerle frente haciendo una red de estudiantes donde podamos defenderlos, darles apoyo, no solo en temas legales sino que más allá, cómo enfrentar la situación”.

“Los alcaldes no han hecho nada. Se hizo una comisión en la Municipalidad de Santiago junto a otras comunas, y todavía no hay una respuesta concreta. Y el Estado tampoco se ha hecho cargo, le está quedando un poco grande el problema. Por eso, mandamos una solicitud de audiencia a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para poder ir a hablar sobre el tema, defender a las víctimas y hablar de cómo el Estado no se ha hecho cargo y cómo los derechos han sido vulnerados”, agregó.

Así, manifestó que “nuestro principal enfoque es que las autoridades se hagan cargo, que las víctimas sean acogidas y que no haya más víctimas”.

«El adoctrinamiento es real»

Ignacio Valdivia, por su parte, quien fuera estudiante del Liceo Lastarria y sufriera amenazas por parte de otros estudiantes, indicó que “no es algo que vivo yo solamente, las personas prefieren quedarse calladas porque hablar significa crear un caos. Los profesores tienen miedo, no pueden comentar muchas cosas, están asustados, pero ojo que también hay profesores que adoctrinan. El adoctrinamiento es real, uno tiene miedo de decir determinadas cosas, porque un profesor de historia te puede bajar la nota por una opinión política”.

Asimismo, añadió que “hay una organización clara, hemos visto muchas veces en el Instituto Nacional cómo llegan autos y está todo equipado listo para accionar, las capuchas, la bencina y todos los elementos que necesitan para accionar. Claramente, hay una organización externa. Se ha sabido de ex alumnos que están involucrados y se ven figuras de izquierda siempre rondando cerca cuando hay tomas. El más emblemático es el ex candidato presidencial Eduardo Artés, siempre se presenta en las tomas a dar charlas y guiar manifestaciones”.

Ante esto, Merino, quien hoy es fonoaudióloga, aseguró que “falta un poco de mano dura, las leyes son buenas pero se tienen que cumplir, y si no se cumplen no sirven para nada”.

Respecto a qué esperan ambos de las autoridades y la política para solucionar el problema de la violencia en recintos educacionales, Merino señaló que “esperamos que se pueda hacer una ley que en verdad esté en contra de la violencia, que defienda los derechos de los alumnos a poder estudiar. Llamo a la alcaldesa de Santiago a que en verdad haga algo, y no solo una comisión para hablar de violencia y aún no tenemos nada. Espero que se puedan poner los pantalones y las autoridades en Chile defiendan la educación de los alumnos”.

Finalmente, Valdivia apeló al compromiso de los partidos políticos: “La violencia se tiene que condenar siempre y más si están vulnerando a jóvenes que en un pasado iban con esperanza a estos liceos emblemáticos. El alumno que se levantaba temprano en Puente Alto y se iba en micro una hora y media iba con la fe de que el liceo le iba a dar estabilidad, ser el primer profesional de su familia. Hoy en día, ese joven va asustado y se tiene que subordinar a este control de alumnos que ahora lo quieren controlar todo. Pido compromiso de todas las partes que se necesitan”.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta